Indice

by salud on 23/06/2015

in Salud

.

Indice de Articulos Medicos

Enlaces

.

{ Comments on this entry are closed }

Tabaquismo pasivo aumenta riesgo de artritis reumatoidetabaquismo

En los fumadores que tuvieron exposición pasiva infantil al humo del tabaco, el cociente de riesgo fue de 1,73 en comparación con los no fumadores no expuestos durante la infancia.

telesurtv.net

Investigadores de los Hospitales Universitarios del Sur de París, Francia, confirmaron la vinculación de la artritis reumatoide y el consumo de tabaco y apuntaron a que el tabaquismo pasivo durante la infancia hace que el riesgo sea mayor, según los resultados presentados en el Congreso Europeo Anual de Reumatología (Eular, por su sigla en inglés) que se celebra en Madrid (España).

“Nuestro estudio destaca la importancia de evitar que los niños estén expuestos a cualquier ambiente con tabaco, especialmente en aquellos con antecedentes familiares de artritis reumatoide”, explicó Raphaele Seror, autor principal de la investigación.

En un análisis separado que buscaba una posible asociación entre el desarrollo de la enfermedad y un historial de función intestinal alterada, la diarrea crónica previa se asoció con más del doble de riesgo de adquirir artritis reumatoide (cociente de riesgo de 2,32), mientras que el estreñimiento crónico o el alternar entre diarrea y estreñimiento no afectó al riesgo (cocientes de riesgo de 1,16 y 1,07, respectivamente).

“Una asociación entre un historial de diarrea crónica y el riesgo de desarrollar artritis sostiene la hipótesis de disbiosis (un desequilibrio bacteriano en el intestino) como factor de riesgo para la aparición de una enfermedad inflamatoria mediada por el sistema inmunológico”, indicó Seror.

Estos datos encajan con el esquema preclínico de esta enfermedad reumática, en el que se produce un evento externo en una etapa temprana que provoca la aparición de la llamada autoinmunidad, para ser seguido años después por artritis reumatoide clínica.

{ Comments on this entry are closed }

Salud: Alimentos que puedes consumir si tienes Gastritis

Consume frutas, menestras, agua y cereales para poner fin a los malestares.

trome.pe.-Milagros Laura

¿Te duele el estómago? ¿Padeces de irritación, sensación de acidez, náuseas, hinchazón abdominal y falta de apetito? ¡Quizás tengas gastritis! Si ya te diagnosticaron este mal, entonces eres parte de millones de peruanos que la padece.

Según explica la nutricionista de Oster, Adriana Carulla, esta enfermedad inflama el revestimiento del estómago y puede ser causada por el sobrecrecimiento bacteriano (Helicobacter Pylori) o por desencadenantes emocionales como el estrés. Sin embargo, aliviar los malestares asociados depende de una dieta saludable y un buen estilo de vida.

La especialista recomienda consumir frutas como el plátano, pera, manzanas y frutos secos. En tanto, la avena, el arroz integral, el garbanzo, las lentejas y| el pan ayudan y aportan las dosis de fibra que se necesitan para la digestión.

Los líquidos son importantes para limpiar el tracto gastrointestinal y suavizar la fibra. Se recomienda beber entre seis y ocho vasos de 8 onzas de líquido por día.

Por último, es importante definir los horarios de las comidas, cumplir con las horas establecidas y los aperitivos de media mañana y media tarde porque esto ayuda a que el jugo gástrico actúe en los alimentos y no contra tu superficie estomacal.

+DATOS
Tener malos hábitos alimenticios, tomar medicinas sin prescripción médica, además de la ansiedad o depresión exacerban los síntomas.

{ Comments on this entry are closed }

Lograr el apego al tratamiento del paciente depresivo, el reto

Para los especialistas el diagnóstico de la depresión debe ser el más preciso posible para implementar el tratamiento más adecuado, con el fin de lograr la remisión completa de la enfermedad. Sin embargo, el mayor reto al que se enfrentan los médicos se relaciona con lograr el “apego” del paciente a la terapia, ya que su abandono provocará recaídas agravadas que complicarán su enfermedad.

Cuando “el paciente percibe una mejoría notable durante el tratamiento, se conforma y lo abandona, pero si no está totalmente recuperado sufrirá un regreso de los episodios depresivos, con mayor intensidad. Se habla de recuperación cuando el paciente tiene más de 6 meses de no presentar sintomatología”, explicó el Dr. Francisco López Muñoz, directivo del doctorado de Medicina, de la Universidad Camilo José Cela en Madrid.

A pesar de ser un padecimiento psiquiátrico curable, en muchos casos el tratamiento podría durar años para lograr su remisión completa. La misión es que el paciente no abandone la terapia con el fin de disminuir los síntomas y evitar las recaídas.

Si se cumple el tratamiento completo con los medicamentos prescritos, según el diagnóstico, el tiempo de recuperación ocurre, incluso, en un intervalo de cuatro a seis semanas…”De ahí la importancia de la remisión, porque si un paciente no está totalmente recuperado tiende a tener más episodios crónicos, con mayor frecuencia”, advirtió el galeno.

Añadió, además, que el abandono provocará alteraciones en el desenvolvimiento cotidiano de la persona, que suelen agravar otras condiciones de salud y aumentar el índice de mortalidad en pacientes con padecimientos crónicos como los cardiovasculares, diabetes, VIH, entre otros. Asimismo, se puede incrementar el riesgo de suicidio si no se atiende el problema correctamente.

La depresión es el segundo grupo donde mayor tasa de suicidio existe, sólo superado por el Trastorno Bipolar, donde hay cuadros maniacos y depresivos. La tasa de suicidio por depresión es del 15%, según lo apunta el psiquiatra de la Universidad Camilo  José Cela.

Además del medicamento, otro aspecto que ha contribuido a apoyar el tratamiento médico y combatir la depresión es la capacidad de las personas de aceptar su condición en la actualidad.

En el pasado ir al psiquiatra era sinónimo de locura, aunque había mayor tolerancia a los que iban un psicólogo. Por lo que la depresión y su tratamiento con especialistas ya no es tan “mal vista”. “Se toma como algo más normal y quizás esto se deba a que hoy día contamos con terapias farmacológicas más inofensivas para tratarla”, comentó el Dr. Ricardo Secín.

Abundó, sin embargo, que cuando el paciente no responde a los tratamientos, algo se ha hecho mal, existe un diagnóstico equivocado, por lo que “antes de pensar en hacer algo diferente o nuevo, es necesario recapitular sobre lo que está sucediendo con nuestro paciente”.

Por otro lado, la automedicación es muy elevada, ya que el paciente prefiere la recomendación del amigo o del vecino, a tener que ir con un psiquiatra. Además de que hay fármacos nuevos que no requieren receta.

En el padecimiento depresivo, hasta ahora se han identificado importantes factores de riesgo, entre los que destacan, ser mujer, separación sentimental, viudez, desempleo, bajo nivel socioeconómico y baja escolaridad.

Las cifras disponibles señalan que el padecimiento afecta a más de 340 millones de personas en el mundo, correspondiendo a México aproximadamente 8.9 millones. Tiene mayor incidencia en adultos jóvenes, entre los 20 y 35 años y es un mal que afecta más mujeres que a hombres, en una relación de 2 a 1. Las previsiones indican que para el 2030  esta enfermedad será la primera causa de discapacidad en nuestro país.

AstraZéneca es uno de los laboratorios en México que ofrece posibilidades médicas para una mejor calidad de vida a pacientes con trastornos de depresión.

Las alternativas terapéuticas consideran síntomas como sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío; pensamientos pesimistas, disminución del apetito, sentimientos de culpa, inutilidad y/o impotencia, irritabilidad, inquietud, pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutaba, fatiga o falta de energía, dificultad para concentrarse o recordar, pensamientos suicidas o intentos de suicidio, dolores y malestares persistentes, insomnio, despertar muy temprano o dormir mucho.

{ Comments on this entry are closed }

 El biberón después del año fomenta la obesidad infantil

El mejor regalo para el primer cumpleaños de su bebé podría ser un ‘pase’ para prevenir la obesidad infantil. ¿Cómo? Tan sencillo como retirarle el biberón. Un equipo de investigadores estadounidenses afirma que mantener esta práctica más allá de los 12 meses aumenta el riesgo de desarrollar obesidad infantil hasta en un 30%.

Según un artículo publicado en ‘The Journal of Pediatrics’, el 17,6% de los bebés estudiados (un total de 6.750) era obeso a los cinco años y medio y el 22,3% de ellos tomaba biberones de leche hasta los dos años. Algunos (18,9%) mantenían este hábito antes de irse a la cama y el resto utilizaba el biberón de forma regular también durante el día.

“No es que la leche sea perjudicial. Lo que falla es el contexto. En algunos casos, se utiliza el biberón en sustitución del chupete (como tranquilizador) y como inductor del sueño y, al final, lo que consigue es un aporte excesivo de calorías que favorece la obesidad”, argumenta Luis Moreno, coordinador del grupo de investigación sobre nutrición infantil de la Universidad de Zaragoza. Como señalan los autores del estudio, “una niña de 24 meses que se va a la cama con un biberón de leche de casi un cuarto de litro recibe aproximadamente el 12% de sus necesidades calóricas diarias”.

Los resultados lo dejan claro. La prevalencia de obesidad entre los pequeños que mantenían dicha costumbre a los 24 meses era del 23%, frente al 16% de los bebés a los que ya se les había retirado el biberón. En definitiva, concluyen los expertos de la Universidad de Temple y de Ohio (ambas en EEUU), “observamos que el primer grupo era un 30% más propenso a ser obeso a los cinco años que los demás”.

La leche materna protege de la obesidad

Lo ideal, recomienda el doctor Moreno, es “promover durante los primeros seis meses la lactancia materna como principal alimento (se adapta a las necesidades del bebé y protege de la obesidad) y a partir de este momento, empezar a utilizar la cuchara de tal forma que al año ya se vaya retirando el biberón”. Para ir deshabituando poco a poco al pequeño, la Asociación Americana de Pediatría lanza algunas recomendaciones para seguir a partir de los nueve meses: “Que las comidas entre horas no se realicen nunca con biberón, para tomar agua mejor usar vasos o tazas y no dejar que el niño se vaya a la cama con el biberón”.

Como explican los autores del artículo, la prevención de la obesidad debería comenzar antes de que los niños empiecen la escuela. El problema, añaden, es que “apenas hay investigaciones que demuestren qué intervenciones son efectivas durante los primeros años”. La limitación del uso del biberón es la primera.

“Hasta ahora, el biberón se había relacionado con déficit de hierro y más probabilidades de caries, pero no con la obesidad”, recuerdan los científicos. Tras la fase de la lactancia materna, sabe reseñar que “la leche no tiene hierro y por sí sola no suple las necesidades que el pequeño tiene. También necesita cantidades importantes de otros alimentos”, explica Luis Moreno. “Es importante que a partir del cuarto o sexto mes, aproximadamente, se introduzcan los cereales; a los seis, las frutas y las verduras; y a los ocho la carne y el pescado. Al principio, triturado y cuando el niño tenga dientes, a partir de los 10 meses, puede empezar a masticar”.

 

{ Comments on this entry are closed }

brocoli diabetes

El brócoli podría ayudar a combatir la diabetes tipo 2

Según una investigación, un extracto concentrado de brotes de brócoli reduciría los niveles de azúcar en sangre en estos pacientes.

muyinteresante.es

La diabetes tipo 2, la típica en los adultos, está cada vez más extendida (afecta ya a más de 300 millones de individuos en todo el mundo), y, aunque los cambios en el estilo de vida de la persona afectada –la alimentación y la actividad física– son fundamentales para tratarla, es frecuente también el uso de medicamentos para controlar los niveles de glucosa en sangre. Sin embargo, estos fármacos antidiabéticos no siempre funcionan igual de bien en todos los pacientes, ya que en algunos casos tienen efectos secundarios indeseados, por lo que son necesarios estudios que abran posibilidades alternativas de tratamiento para combatir la enfermedad.

Una de ellas podría encontrarse en la huerta tradicional, ya que, según una nueva investigación, publicada en la revista Science Translational Medicine, el brócoli podría ayudarnos a frenar esta enfermedad. La clave estaría en el sulforafano, un compuesto natural que se encuentra en los brotes de esta planta y de otros vegetales como las coles de Bruselas, que inhibiría la producción de glucosa en células cultivadas y mejoraría la tolerancia a la glucosa en roedores con dietas altas en grasa o fructosa alta.

El estudio, llevado a cabo por un equipo dirigido por Annika Axelsson, del Centro de Diabetes de la Universidad de Lund, en Malmö (Suecia), analizó el patrón de expresión génica asociado con la diabetes tipo 2 y estudiaron miles de compuestos para fármacos que potencialmente podrían ayudar a combatir la enfermedad. De todos ellos, según sus hallazgos, el más prometedor y principal candidato sería el sulforafano.

En el último paso de su estudio, los investigadores dieron este compuesto –en forma de extracto concentrado de brotes de brócoli; la dosis era aproximadamente cien veces la cantidad hallada de forma natural en esta planta– o un placebo a un total de 97 pacientes con diabetes tipo 2, durante el transcurso de tres meses.

El resultado fue esperanzador, ya que, en los pacientes con obesidad, redujo la glucemia en ayunas en un 10% en comparación con aquellas personas que habían tomado un placebo, y esa reducción significativa es cantidad suficiente para disminuir el riesgo de un diabético de desarrollar otros problemas de salud. Asimismo, el compuesto no ocasionó efectos secundarios. Los investigadores planean estudiar también los beneficios de este extracto concentrado en prediabéticos.

{ Comments on this entry are closed }

La lactancia reduce el riesgo de artritis en la madre

Muchas mujeres en todo el mundo apuestan por la lactancia materna natural frente a biberones. Y es que dar el pecho aporta muchos beneficios no solo para el bebé sino también para la madre. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista científica Rheumatology ha demostrado que las mujeres que amamantan a sus hijos tienen menos riesgo de padecer artritis reumatoide en el futuro.

Para llegar a esta conclusión los investigadores encuestaron a unas 7.000 mujeres de más de 50 años de edad procedentes del sur de China de las cuales, aproximadamente una de cada diez sufrían artritis. De este modo recopilaron desde el historial sanitario y el estilo de vida y el número de embarazos aparte, claro está, de la cantidad de tiempo que habían dado el pecho a cada uno de sus bebés. Los resultados mostraron que las mujeres que habían dado de mamar tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de sufrir artritis reumatoide que aquellas que no lo habían hecho.

Según las hipótesis de los expertos, la enfermedad puede verse afectada por factores hormonales. En concreto, durante el embarazo y la lactancia se incrementan los niveles de progesterona, una hormona con efectos antiinflamatorio y que podría proteger de algunas enfermedades. Otra de las hipótesis que manejan los investigadores es que en las mujeres que dan el pecho se reducen los niveles de Contaminantes Orgánicos Persistentes, también conocidos como COP’s, que son sustancias químicas tóxicas que se acumulan en el organismo y afectan a nuestro sistema inmunitario.

 

{ Comments on this entry are closed }

 Alergias y exceso de limpieza, dos que van de la mano

Que cada vez haya más cantidad de personas que padecen algún tipo de alergia podría deberse al exceso de limpieza con el que se vive actualmente.

“Hay una relación inversa entre en nivel de higiene y la incidencia de las alergias y de las enfermedades autoinmunes. Cuanto más estéril sea el ambiente donde vive un niño, mayor es el riesgo de que él o ella desarrolle alergias o un problema inmune más tarde en la vida”, asegura el alergólogo Guy de Delespesse, de la Universidad de Montreal (Canadá).

El surgimiento de las alergias está determinado por los genes heredados y por los factores ambientales. El sistema inmune, es decir las defensas, de las personas que sufren de este mal reaccionan exageradamente ante sustancias extrañas (alergenos) que no suelen afectar a otras personas. Los alergenos más comunes son el polen, el polvo y el moho, además de ciertos alimentos y medicamentos, y las picaduras de variados insectos.

Delespesse halló que en 1980 el 10% de la población occidental sufría de alergias, pero esta cifra trepó al 30% en los últimos 12 meses. Y la tasa de mortalidad a causa del asma se incrementó en un 28% entre 1980 y 2010. Delespesse considera que la escasa exposición a las bacterias podría estar detrás de estos aumentos.

Bacterias saludables

De acuerdo con el canadiense, la higiene actual reduce la exposición a las bacterias dañinas, pero también limita el encuentro con los microorganismos que el cuerpo humano necesita. Como consecuencia, disminuyen la cantidad y variedad de las bacterias que viven en el intestino humano y que cumplen funciones beneficiosas para la salud.

“Los microorganismos en el sistema digestivo son esenciales para la digestión y también sirven para educar al sistema inmune -explica Delespesse-. Le enseñan como reaccionar a las sustancias extrañas, y esto es clave en el desarrollo del sistema inmune de los niños.”

Según el especialista, la prevalencia de las alergias permanece estable en las regiones donde las condiciones sanitarias no cambiaron.

 

{ Comments on this entry are closed }

Mujer, mayor de 50, cuidadora: peor salud

telecinco.es

Las mujeres son más longevas, pero también tienen una vejez con peor salud que los hombres. Y así lo perciben y manifiestan. La desigualdad de género en la salud de la vida adulta se agudiza porque, a partir de los 50 las mujeres no solo tienen más enfermedades incapacitantes y dolorosas como la artrosis o la artritis. Sino que, al cumplir con el rol tradicional de cuidadoras de familiares mayores, de nietos, añaden carga emocional, que supone en no pocos casos, depresión.

Son algunas de las conclusiones de un informe de la Fundación Mapfre y de la Universidad a distancia (UNED), “Salud en la vida adulta y su relación con el envejecimiento saludable”. También que los españoles con 50 o más años, son los europeos que sienten que tienen peor salud, en la misma línea que el resto de países mediterráneos. Según los expertos, esto es así, al margen de que España tenga un equilibrio dinámico entre años de vida y la discapacidad y la esperanza de vida. No se perciben igual las limitaciones físicas en un país o en otro, según existan o no infraestructuras urbanas y sociales para la discapacidad. En España, señala una de las autoras del informe, hay más consciencia de las limitaciones y menos problema en contarlas, que en países nórdicos, por ejemplo

La autopercepción de peor salud aumenta cuando se trata de personas de edad avanzada y cuando son cuidadoras de un familiar o de los nietos. Las mujeres de forma mayoritaria, porque asumen el tradicional rol social de atender a los demás. A los problemas físicos, en cualquier persona, se unen en las que son cuidadores, hábitos como reducir las horas de sueño o el tabaquismo, en mujeres, y la ingesta de alcohol en los hombres. Pero además hay impacto emocional. “La sobrecarga de responsabilidad sobre el cuidado, la falta de ayudas sociales, les hace sentir ansiedad y depresión”, dice Rosa Gómez Redondo, catedrática de la UNED.

La insuficiente aplicación de la ley de dependencia, dicen las autoras del informe, la falta de una red de apoyo social público y privado, inciden en la carga de los cuidadores. Una población que, aseguran, carece de relevo. Por la baja natalidad, que merma las generaciones venideras. Contar con redes de apoyo mejoraría la salud física y mental de hombres y mujeres por encima de los 50.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas