Indice

by salud on 23/06/2015

in Salud

.

Indice de Articulos Medicos

Enlaces

.

{ Comments on this entry are closed }

Beneficios de la hidroterapia: Fuente de salud y belleza en el agua

nosotras.com.-Ata Pouramini

El 70% de nuestro planeta está cubierto de agua y el 60% de nuestro organismo compuesto de agua. Esta substancia líquida incolora e inodora forma parte de nuestro interior y rodea nuestro exterior. De ahí que se le conceda una importancia merecida en nuestra salud y en nuestro bienestar general.De ella nace la hidroterapia, creencia del valor que el agua tiene como medida terapéutica.

Antiguamente se creía en sus propiedades sanadoras se pensaba que el agua curaba. Hoy, con la evolución de la Medicina, por supuesto, y con las técnicas modernas del llamado Wellness se confía en su uso complementario para tratar algunas dolencias.Pero no sólo se considera que el agua ayuda a mejorar afecciones del sistema circulatorio o de los huesos, entre otros, sino que se está seguro de sus propiedades embellecedoras y, por supuesto, relajantes.

Hay que diferenciar, en primer lugar, de dos abordajes diferentes si hablamos de hidroterapia. El primero es el tradicional, en el que el individuo se sumerge en aguas naturales con propiedades minero-medicinales. Con el segundo me refiero al novedoso spa urbano que combina piscinas, sauna, chorros a presión e hidromasaje, por ejemplo. En este caso el agua no es natural, sino tratada con agentes químicos para su desinfección.

Algunos balnearios antiguos, que conservan el encanto de siempre, se han modernizado con las instalaciones que acabo de mencionar, con lo que podemos hablar de una terapia mixta. Esta fórmula es quizá la más apropiada, puesto que aúna los beneficios químicos de las aguas termales con las ventajas de la presión y el cambio de temperatura del spa.

¿De qué beneficios hablamos? De introducirnos en agua natural, sin químicos, rica en silicio, yodo, azufre, magnesio, zinc, hierro y cobre. A través de los poros de nuestra piel, que se enriquece en todas sus capas, los minerales se filtran en nuestro organismo, con todas sus propiedades. También los oligoelementos

Hidratación, relax, antioxidación son propiedades que también se pueden obtener con la talasoterapia, que consiste en aplicarse no sólo agua, sino también algas, barro y otros productos relacionados con el entorno marino.En el otro lado, en el spa se combina las terapias relajantes con las vigorizantes, lo que es muy beneficioso para la circulación sanguínea -para problemas de varices, por ejemplo-, para contracturas musculares, problemas nerviosos y también del sistema inmunitario.

La hidroterapia, no obstante, no está indicada para mujeres embarazadas, ni para personas con problemas de tensión arterial y episodios coronarios.Para el resto, siempre preguntando a nuestro doctor de cabecera, toda mi recomendación.

{ Comments on this entry are closed }

Una dieta saludable podría reducir el riesgo de alzhéimer

Investigadores afirman que comer ensaladas, frutos secos, tomates y aves redujo las probabilidades

Llevar una dieta rica en verduras, pescado, frutas, frutos secos y aves, y baja en carne roja y mantequilla, podría reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer, según encuentra una investigación reciente.

Los investigadores encuestaron a más de 2,100 residentes de la ciudad de Nueva York a partir de los 65 años sobre sus hábitos alimentarios. Durante el transcurso de unos cuatro años, 253 desarrollaron enfermedad de Alzheimer.

Aquellos cuyas dietas incluían la mayor cantidad de aliño para ensalada, frutos secos, pescado, tomates, aves, verduras crucíferas (como coliflor y brócoli), verduras de hojas verdes, y la menor cantidad de carne roja, lácteos ricos en grasa, carne de vísceras y mantequilla observaron una reducción del 38 por ciento en el riesgo de desarrollar alzhéimer, en comparación con las personas cuyas dietas incluían menos frutas, verduras y aves, y más carne roja y lácteos ricos en grasa.

“Seguir este patrón dietético parece proteger de la enfermedad de Alzheimer”, señaló el autor principal del estudio, el Dr. Nikolaos Scarmeas, profesor asociado de neurología del Centro Médico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York. Pero añadió que “este estudio es observacional, no un ensayo clínico”, lo que quiere decir que los investigadores no pueden decir con certeza que comer de cierta forma ayude a evitar la enfermedad.

El estudio fue publicado en línea en la edición del 12 de abril de Archives of Neurology, y aparecerá en la edición impresa de junio de la revista.

Aunque es similar a la muy conocida dieta mediterránea, la dieta que pareció ser beneficiosa en este estudio no es idéntica, ya que los investigadores no deseaban restringirse a considerar una sola tradición culinaria. La dieta mediterránea incluía nueve grupos de alimentos, mientras que este estudio incluyó treinta, señaló Scarmeas.

Los alimentos en esos treinta grupos son aquellos que tienen impacto sobre una lista de siete ácidos grasos y nutrientes, que investigaciones previas han asociado con el riesgo de enfermedad de Alzheimer. La combinación de nutrientes incluía ácidos grasos saturados, ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos omega 3, ácidos grasos omega 6, vitamina E, vitamina B12 y folato.

“Encontramos que había una combinación de alimentos que afectaban los niveles de estas grasas y vitaminas, y al hacerlo, también afectaban el riesgo de contraer enfermedad de Alzheimer”, explicó Scarmeas.

Los investigadores controlaron los factores demográficos como la edad, la educación y la etnia; factores genéticos; el tabaquismo, el índice de masa corporal, y otras afecciones médicas.

El Dr. Samuel Gandy, neurólogo y biólogo celular de la Escuela de Medicina Mount Sinai de la ciudad de Nueva York, aseguró que los hallazgos concuerdan con otros estudios epidemiológicos que han encontrado que las personas que se adhieren a una dieta que es buena para el corazón también tienen un menor riesgo de alzhéimer.

“Todo lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, como el colesterol alto, la obesidad, la hipertensión y la diabetes sin controlar, también aumenta el riesgo de alzhéimer”, advirtió Gandy.

Los motivos de esta conexión no se comprenden del todo. Una posibilidad es que los factores que tienen un impacto sobre los vasos sanguíneos del organismo también lo tengan sobre los del cerebro.

Los médicos creían que habían dos causas distintas de demencia: la demencia vascular, debido a enfermedad de los vasos sanguíneos, y el alzhéimer, un proceso neurodegenerativo. “Ahora sabemos que la mayoría de personas que sufre demencia tiene un poco de ambas”, apuntó Gandy.

Pero aunque consumir una dieta “sana para el corazón” es probablemente una buena idea que en realidad no puede resultar dañina, no está claro cuánto brócoli, por ejemplo, tiene que comer una persona para ver los beneficios, añadió Gandy.

En cuanto a los otros hábitos de estilo de vida que pueden reducir el riesgo de alzhéimer, el ejercicio es la única intervención cuyo beneficio se ha demostrado en ensayos clínicos aleatorios, dijo Gandy.

Un segundo estudio que aparece en la edición de abril de la misma revista encontró que los pacientes de enfermedad de Alzheimer pierden masa magra a medida que la enfermedad avanza. La masa magra incluye el peso de los huesos, los músculos y los órganos.

Las personas que padecen de alzhéimer con frecuencia pierden peso sin intención. Muchas veces, la pérdida de peso comienza antes de una pérdida notable de la memoria, según la información de respaldo del artículo.

Investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Kansas en Kansas City evaluaron la composición corporal de 70 personas a partir de los 60 años que sufrían de enfermedad de Alzhéimer en primera etapa, y de 70 personas que no sufrían la enfermedad. También se escanearon los cerebros de los participantes con IRM y pruebas neuropsicológicas.

Los que sufrían de alzhéimer tenía menos masa magra, además de reducciones en el volumen cerebral y en la materia blanca.

“Nuestros datos concuerdan con otros estudios que sugieren que la patología del cerebro podría contribuir al declive en la composición corporal, tal vez al trastornar la regulación del metabolismo de la energía y la ingesta de alimentos del sistema nervioso central”, escribieron los autores del estudio.

{ Comments on this entry are closed }

5 alimentos contra el cáncer

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que, de no mediar intervención alguna, 84 millones de personas habrán muerto de cáncer entre 2005 y 2015. Estos son algunos de los alimentos que, según recientes investigaciones, pueden ayudarnos a poner freno a la enfermedad.

Brócoli

A principios de 2011, científicos descubrieron la base bioquímica de la capacidad del brócoli para combatir el cáncer. La clave está en su elevado contenido en isotiocianatos. El gen p53 , también conocido como el “guardián del genoma”, se ocupa de mantener a las células sanas y evitar que se inicie el crecimiento anormal propio del cáncer. Sin embargo, cuando este gen se vuelve defectuoso su falta de control hace que las células anormales proliferen y den lugar a cáncer de pulmón, mama, colon, vejiga o linfoma. Los isotiocianatos presentes en el brócoli, así como en el repollo y la coliflor, son capaces de eliminar la proteína del gen p53 defectuoso y dejar libres las proteínas sanas para suprimir el desarrollo de tumores.

Ketchup

El tomate fresco y sus derivados, entre ellos el kétchup, podrían convertirse en buenos aliados para la prevención de distintos tipos de cáncer después de que una revisión de 28 ensayos clínicos de los últimos diez años, realizada por un grupo de científicos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, haya relacionado el licopeno que contienen con un efecto protector que reduce la incidencia de distintos tipos de cánceres, especialmente del cáncer de próstata. El licopeno, sostienen los investigadores, ha demostrado su capacidad para inhibir la proliferación celular, al tiempo que posee un efecto anti-carcinogénico y anti-aterogénico, al intervenir en la comunicación intercelular y modular los mecanismos inmunológicos.

Vino

De acuerdo con un estudio del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, los hombres que beben alrededor de cuatro copas de vino tinto a la semana reducen en un 50% el riesgo de contraer cáncer de próstata. Este efecto se debe a que la bebida contiene un antioxidante llamado resveratrol, que entre otras cosas reduce los niveles de hormonas masculinas, como la testosterona, que estimulan el crecimiento de este tipo de tumores.

Nueces

En 2009, científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Marshall en Estados Unidos demostraron que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama. Según explicaron a sus colegas durante el encuentro anual de la Asociación Estadounidense de Investigación del Cáncer, estos frutos secos contienen muchos ingredientes que, individualmente, han demostrado desacelerar el crecimiento del cáncer, incluidos los ácidos grasos omega-3, los antioxidantes y los fitosteroles. Otro estudio más reciente, realizado por científicos de la Universidad de California-Davis (EE UU), ha demostrado que las nueces también reducen el tamaño y la tasa de crecimiento del cáncer de próstata en experimentos en animales.

Ciruelas y melocotones

Un artículo publicado hace unos meses en la revista Journal of Agriculture and Food Chemistry por investigadores de Texas ( EE UU) revelaba que usando extractos de ciruela y melocotón se puede destruir a las células del cáncer de mama, incluso a las más agresivas, sin dañar a las células sanas. Los científcios aseguran que estas propiedades podrían aprovecharse para desarrollar nuevos tratamientos de quimioterapia sin efectos secundarios.

 

{ Comments on this entry are closed }

Consumo de antioxidantes durante embarazo ayudaría a prevenir obesidad en hijos

Estudio comparó el efecto de una dieta alta en grasas y otra con antioxidantes durante el embarazo.

Una de cada tres mujeres embarazadas en Chile tiene obesidad, según las cifras del Ministerio de Salud. Una condición que no sólo afecta a la madre, sino también al hijo que está por nacer. Si la madre tiene una dieta alta en grasas y carbohidratos durante la gestación, su hijo tendrá un mayor riesgo de desarrollar estrés oxidativo, una situación que aumenta su predisposición a desarrollar obesidad y diabetes.

La buena noticia es que una dieta saludable durante el embarazo también tiene efectos directos en el niño en gestación. Un estudio del Hospital de Niños en Filadelfia, en Estados Unidos, mostró que un alto consumo de antioxidantes antes y durante la gestación previene la obesidad y la resistencia a la glucosa en los descendientes.

La investigación fue realizada en ratones hembras de laboratorio, a las cuales se les dio una alimentación similar a la dieta occidental de los humanos y a la mitad de ellas se le agregó antioxidantes en su alimentación. Los científicos mantuvieron este régimen hasta que las ratas tuvieron crías, a las cuales examinaron.

De esta manera, descubrieron que en las ratas alimentadas con la dieta occidental, la inflamación y el estrés oxidativo se incrementaron en la primera etapa de gestación, durante el desarrollo de los fetos y una vez que las crías nacieron. Mediciones a las dos semanas y a los dos meses de edad demostraron que estos roedores tenían alteraciones en los genes que promueven la acumulación de tejido adiposo de lípidos.

La adición de suplementos antioxidantes en la dieta occidental, suministrada a una mitad de las ratas, logró reducir en sus crías el estrés oxidativo, los niveles de adiposidad y mejoró su tolerancia a la glucosa. “Este resultado sugiere que si logramos prevenir la obesidad, el estrés oxidativo y la inflamación en animales embarazados, podremos prevenir la obesidad en su descendencia”, comentó Rebecca Simmons, neonatóloga del Hospital de Niños de Filadelfia y autora del estudio.

El estrés oxidativo es una condición en la cual aumenta la producción de moléculas, como los radicales libres, que producen daño en el organismo y éste no es capaz de controlarlas. La obesidad durante el embarazo no sólo aumenta el estrés oxidativo en la descendencia, el cual causa inflamación, sino que también altera el metabolismo durante la gestación.

Las mujeres embarazadas con sobrepeso u obesidad tienen niveles de azúcar más altos en su sangre, los cuales transfieren a sus hijos durante la gestación, lo que produce en los niños una producción de insulina mayor a la normal. El exceso de esta sustancia hace que los niños ganen mayor cantidad de grasa que de músculo. Un estudio realizado en 2009 por el Inta de la U. de Chile reveló que a los dos años de edad, un 30% de los niños y niñas de Chile ya tiene sobrepeso u obesidad.

Los resultados aún no han sido confirmados en humanos, pero el presente estudio sugiere que el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, como frutas rojas, aceite de oliva, nueces y té durante el embarazo puede prevenir el estrés oxidativo y, por lo tanto, evitar la obesidad en el hijo en gestación.

 

{ Comments on this entry are closed }

Cómo reconocer rápidamente las señales de un accidente cerebrovascular, según los expertos

El reconocimiento y el tratamiento tempranos son la mejor oportunidad para una recuperación completa

Un entumecimiento o un debilitamiento repentinos en la cara, los brazos o las piernas de un lado del cuerpo, sentirse confuso y tener problemas en el habla son algunas de las señales de que alguien está sufriendo un accidente cerebrovascular (ACV). Cuanto antes se detecte y se empiece el tratamiento de un ACV, mayor es la probabilidad de recuperación, afirman los expertos.

“Cuanto alguien sufre un ACV podría padecer algunos cambios físicos, leves o muy llamativos”, afirmó el Dr. Randolph Marshall, jefe de la división de ACV del Hospital Presbiteriano de Nueva York y el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en un comunicado de prensa del hospital. “La manera más efectiva de prevenir el daño permanente asociado con un ACV es reconocer las señales de un ataque y buscar atención médica inmediatamente”.

El mareo, los problemas al andar, la pérdida de la visión de uno o ambos ojos y un fuerte dolor de cabeza repentino sin ninguna razón aparente son otras señales de que alguien está padeciendo un ACV. No obstante, el tratamiento temprano puede evitar o posiblemente revertir el daño causado por el ACV. Los expertos aconsejaron que se recuerden una serie de cuestiones que pueden ayudar a reconocer antes un ACV y reducir el daño a largo plazo.

  • La cara: ¿La cara parece desigual?
  • El brazo: ¿Nota que un brazo está colgando?
  • El habla: Compruebe si tiene dificultades para hablar u otras señales de problemas con el habla.
  • El tiempo: Llame al 911 y busque atención médica inmediatamente.

Uno de los tratamientos más habituales para el ACV es el activador del plasminógeno tisular, el tratamiento “anticoagulante” también conocido como APT. El medicamento se inyecta en una arteria o vena para disolver un coágulo y restaurar el flujo sanguíneo al cerebro.

La revascularización es otro tratamiento del ACV en el que se introducen microcatéteres en la arteria a fin de eliminar las obstrucciones. En todos los casos, la atención médica inmediata puede ayudar a reducir los daños causados por un ACV, según el comunicado de prensa.

Aprender a evitar los ACV con algunos cambios en el estilo de vida también puede salvar vidas, indicaron los expertos. “Las estadísticas de los ACV dan que pensar. Es la cuarta causa principal de muerte en Estados Unidos y la causa principal de discapacidad en las personas adultas”, afirmó en el comunicado de prensa el Dr. Babak Navi, director del Centro de Accidentes Cardiovasculares en el Hospital Presbiteriano de Nueva York y el Centro Médico Weill Cornell.

“De promedio, alguien fallece de ACV cada cuatro minutos”, añadió. “La buena noticia es que aproximadamente el 80 por ciento de los ACV pueden prevenirse”.

Los siguientes cambios en el estilo de vida pueden reducir de forma significativa el riesgo de sufrir un ACV:

  • Consuma menos sal. Reducir el consumo de sal puede hacer que la presión sanguínea disminuya, y que se reduzca así el riesgo de ACV. En lugar de sal, sazone la comida con varias especias.
  • Siga una dieta sana. Reduzca el nivel de colesterol LDL (o “malo”) para mejorar la salud cardiaca y reducir el riesgo de ACV. El nivel de colesterol debería ser de 200 miligramos por decilitro (mg/dL) o menor.
  • Deje de fumar. Los fumadores tienen el doble de riesgo de sufrir un ACV. Fumar daña los vasos sanguíneos, aumenta la presión arterial y acelera la formación de coágulos en las arterias.
  • Haga ejercicio. Las personas con sobrepeso u obesidad tienen un riesgo mayor de tener el colesterol alto, hipertensión, diabetes y un ACV. Perder peso puede reducir el riesgo de ACV y aliviar la tensión del sistema circulatorio.

Incluso con estos cambios en el estilo de vida, los expertos indicaron que las personas a partir de 55 años de edad tienen un riesgo mayor de sufrir un ACV. También tienen un riesgo mayor las personas negras, hispanas y las que cuentan con antecedentes familiares de ACV o “mini-ACV” (también llamado ataque isquémico transitorio).

Aunque los ACV son más habituales en los hombres, las mujeres que sufren ACV tienen más probabilidades de morir por ello, según el comunicado de prensa.

 

{ Comments on this entry are closed }

El perro, un animal de confianza para niños autistas

No todos los perros son adecuados para trabajar con niños autistas, son recomendados las razas más dóciles y tranquilas.

telesurtv.net

Tener un perro como mascosta sirve como terapia para la crianza de los niños autistas, estos animales pueden ayudar a los niños con esta condición en sus relaciones de comunicación social, señala el portal web Experto Animal.

Al igual que sucede con la equinoterapia, los niños descubren en el perro un animal de confianza con el que tienen relaciones sociales sencillas que les permiten estar cómodos en su interacción social.

¿Por qué esta indicada la terapia con perros para niños autistas?    

Tener a un niño con autismo es una situación que viven muchos padres, es por ello que es fundamental ayudarlos con terapias que le ayuden y mejoren su relación con un mundo que les puede resultar extraño.

Los niños autistas entienden las relaciones sociales de una forma distinta a la que lo hacen otras personas. Con este tipo de terapias se puede notar una mejoría trabajándolas de forma adecuada.

“Los niños autistas tienen dificultad para relacionarse y poca flexibilidad cognitiva lo que hace que no reaccionen de la misma forma ante un acontecimiento. En los animales encuentran una figura más simple y positiva que les ayuda a trabajar la autoestima, la ansiedad social y la autonomía. Estos factores de la sintomatología secundaria se trabajan en la terapia con perros”, señaló la psicóloga, Elizabeth Reviriego.

En contexto

El autismo es un trastorno neurológico complejo. Es parte de un grupo de trastornos conocidos como trastornos del espectro autista (ASD por su sigla en inglés).

Actualmente se diagnostica con algún trastorno autista a 1 de cada 68 personas y a 1 de cada 42 niños varones. Se presenta en cualquier grupo racial, étnico y social, y es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas.

El autismo daña la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con otros.

{ Comments on this entry are closed }

El adelgazamiento se puede contagiar

Un estudio realizado sobre personas sometidas a operación de estómago ha confirmado que, cuando alguien adelgaza y cambia sus hábitos, “contagia” ese adelgazamiento a las personas que le rodean. De esta forma, adelgazar tiene un aliciente adicional, en beneficio de nuestros familiares más próximos.

Diversas investigaciones habían demostrado que la obesidad se transmite a las personas más cercanas a quien la sufre. Ahora, un estudio realizado en la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos), ha comprobado que los familiares de los pacientes sometidos a “by pass” gástrico también adelgazan, además de adoptar estilos de vida más saludables. Dicho estudio ha sido dirigido por John Morton y publicado en “Archives of Surgery”.

Se analizó la evolución de 35 pacientes que se sometieron a la mencionada intervención y otros 35 familiares que convivían con ellos, además de 15 hijos menores de edad. El 60% de los adultos y el 73% de los niños eran obesos. Un año después de la operación, pudo comprobarse que, como media, los familiares habían rebajado su peso en un 3%, lo que constituye una cifra que no es espectacular, pero tampoco despreciable.

De esta investigación podemos extraer conclusiones interesantes, aunque no vayamos a pasar por el quirófano. Y es que es muy probable que, si conseguimos cambiar ciertos hábitos (tomar mucha fibra y pocas grasas y azúcares, hacer comidas frugales y frecuentes, aumentar nuestra actividad física,…), además de adelgazar nosotros mismos, también lo harán las personas que nos rodean que son, normalmente, aquellas a las que más queremos.

{ Comments on this entry are closed }

Lupus, enfermedad que afecta la piel y órganos del cuerpo
El lupus es una enfermedad que puede iniciar por un enrojecimiento de la cara y otras áreas cutáneas, hasta comprometer las articulaciones, los riñones, los pulmones, los vasos sanguíneos, el cerebro e incluso el corazón. Si no se atiende a tiempo, podría provocar la muerte.
diariolaregion.net
En tanto, hay que tener en cuenta que si se presenta cansancio, fotosensibilidad, caída excesiva de cabello, dolor de pecho y articulaciones, es señal de que se debe acudir al médico.
Las reumatólogos, Verónica Liendo y Marilú de Barros, explicaron que el lupus se produce porque el sistema inmunológico -que está diseñado para combatir las substancias ajenas o extrañas al cuerpo- presenta una falla genética y ataca a las células y tejidos sanos del organismo.
Detallaron que el lupus puede ser limitativo -que solo se refleja con sarpullidos-, y sistemático que es cuando comienza a comprometer los órganos.
Asimismo, dijeron que no es hereditario y que en el caso de las mujeres que quieren salir embarazadas es recomendable tener un control previo para evitar que los medicamentos afecten al feto.
Por otro lado, indicaron que la enfermedad es más común en mujeres por el estrógeno que producen, sobre todo en edad reproductiva.
No obstante, aseguran que la enfermedad a pesar de no tener curar, se puede controlar y entrar en remisión.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas