From the category archives:

Artrtitis – artrosis – osteoporosis

Tratan alergias e infecciones con distintos tipos de inmunoterapias 

La osteoporosis y su tratamiento

Entre las causas que provocan la osteoporosis encontramos la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres y de la testosterona en los hombres.

De “epidemia silenciosa” y como el segundo problema de salud más preocupante, es calificada por la Organización Mundial de la  Salud (OMS) la osteoporosis, enfermedad  que se caracteriza por el debilitamiento y pérdida de la masa ósea produciendo fracturas a lo largo del tiempo.

La osteoporosis, que no es exclusiva de las mujeres sino que también afecta a los varones, es una enfermedad asintomática, que de acuerdo a los especialistas si se puede prevenir y no es un proceso natural del envejecimiento, sin embargo muchas personas no acceden a un tratamiento.

Entre las causas que provocan la osteoporosis encontramos la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres y de la testosterona en los hombres, el sedentarismo, la falta de calcio y vitamina D, el consumo de alcohol y el tabaquismo

Se estima que en el mundo 20 de cada 100 mujeres con osteoporosis se fracturan la cadera y 4 de ellas mueren en el primer año. El riesgo de sufrir fracturas por osteoporosis es del 40 % en mujeres del 13 % en hombres.

En el Perú, la osteoporosis –que constituye un problema de salud pública- se ha incrementado progresivamente en los últimos diez años de acuerdo a datos oficiales del Ministerio de salud (MINSA).

Entre el 20% y 30% de las mujeres peruanas tiene osteoporosis al llegar la menopausia. El 55 por ciento de las mujeres postmenopáusicas tiene osteopenia con riesgo de sufrir fracturas si no recibe tratamiento.

Hace algunos meses una investigación publicada en la Revista Médica Británica señalaba que la ingesta de suplementos de calcio podría aumentar las posibilidades de de sufrir ataques cardiacos. Los científicos que realizaron el estudio, recomiendan una revisión del uso de suplementos cálcicos para prevenir la osteoporosis.

El diagnóstico y tratamiento de la osteoporosis es muy importante. Sin embargo, la mayoría de medicamentos que se prescriben para esta enfermedad no están libres de eventos adversos que pueden limitar la adherencia al tratamiento.

El éxito de un tratamiento se basa en la posibilidad de emplear a largo plazo  medicamentos que controlen esta enfermedad sin embargo los efectos que producen como el estreñimiento o la intolerancia gástrica generan el abandono al tratamiento de parte de los pacientes.

 

{ Comments on this entry are closed }

Comer pescado dos veces por semana mejora los síntomas de la artritisComer pescado dos veces por semana mejora los síntomas de la artritis

Las personas que padecen artritis reumatoide podrían mejorar algunos síntomas de su enfermedad, como la inflamación y el dolor de las articulaciones, comiendo pescado al menos dos veces a la semana.

webconsultas.com

Mejorar los síntomas de la artritis reumatoide podría ser posible con solo tomar pescado dos veces a la semana, según revela un nuevo estudio que pretendía aportar una manera natural de tratar a los pacientes con esta enfermedad crónica de origen inmune, que se caracteriza por la inflamación de ciertas articulaciones, lo que provoca un gran dolor a los afectados.

Investigaciones realizadas con anterioridad ya aseguraban que los suplementos de aceite de pescado resultaban beneficiosos para los pacientes con artritis reumatoide, pues son una buena fuente de ácidos grasos omega 3, un potente antiinflamatorio natural. Sin embargo, este ha sido uno de los primeros estudios en los que se valoran las implicaciones del consumo real de algunos tipos de pescado entero, y sus resultados han mostrado evidencias de mejoras en la inflamación y sensibilidad de las articulaciones afectadas por la enfermedad. Un avance positivo que resultó ser gradual, ya que cuanto más se incrementaba la cantidad de peces ingeridos a la semana, más disminuía la actividad de la artritis.

En este trabajo, que ha sido publicado en Arthritis Care & Research, solo se han tenido en cuenta los productos del mar que se prepararon crudos, al vapor, a la parrilla, o al horno, especialmente los que contienen grandes cantidades de omega 3, como el atún, el salmón y las sardinas. Se estableció este criterio al considerar que el pescado frito pierde durante su preparación gran cantidad de este ácido graso beneficioso, principal agente antiinflamatorio que favorece la desinflamación de las articulaciones de los pacientes con artritis.

Para llegar a esta conclusión, se analizaron los hábitos alimenticios de 176 personas con esta enfermedad durante un año, y se hizo un seguimiento exhaustivo de sus síntomas mediante cuestionarios. Los investigadores han declarado que, aunque las pruebas solo se hayan realizado en pacientes con artritis, el pescado es un alimento muy beneficioso para el organismo de cualquier persona, y por ello instan a elevar su consumo en los hogares.

{ Comments on this entry are closed }

Osteoporosis se puede evitar desde las edades tempranas

Después de los 40 años las personas comienzan a perder el calcio en sus huesos y después de los 50 se empieza a generar la osteoporosis, pero según los especialistas de la salud, esta enfermedad se puede prevenir desde edades tempranas.

Las mujeres son más propensas a sufrir esta dolencia especialmente si sufren de amenorrea —ausencia de menstruación— o después de la menopausia debido a la disminución de producción de estrógenos, pero con un aporte extra de calcio durante y después de la menopausia se pueden contrarrestar las consecuencias.

Además es muy importante que las personas mantengan una dieta sana durante toda su vida y eviten el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y el sedentarismo, que son los factores de riesgo que se pueden modificar.

Se debe tener en cuenta que la edad y los antes mencionados no son los únicos contribuyentes a desarrollar la osteoporosis, que también se puede presentar por factores hereditarios, estructura ósea pequeña y fracturas previas.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 8 hombres corren el riesgo de fracturarse por causa de la osteoporosis. “Es silenciosa, pues se caracteriza por no producir ningún tipo de dolor o síntoma, hasta que se encuentra en etapas avanzadas y se genera una fractura, indicaron.

Las lesiones más frecuentes son de vertebra, cadera, muñeca y de húmero, las cuales, en su mayoría requieren de cirugía y aumentan el riesgo de muerte.

 

{ Comments on this entry are closed }

Artritis de rodilla es más común después de cirugía por lesión del ligamento cruzado

La artritis por sobreuso y desgaste después de una cirugía reconstructiva por un desgarro de ligamento de la rodilla es tres veces más común en la articulación lesionada que en la rodilla sana.

En Estados Unidos se registran unas 200.000 lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) y la mitad se repara con cirugía, según informó la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos. Se reemplaza el ligamento desgarrado con un injerto.

La osteoartritis aparece cuando se desgasta el cartílago protector de los extremos de los huesos de manera irreversible.

Hasta ahora, no se había podido estimar cuánto aumentaba ese riesgo después de la cirugía. “El intervalo entre la lesión del LCA y la aparición de la osteoartritis suele ser de más de cinco años”, dijo el coautor, doctor Bjorn Barenius, del Instituto Karolinska, en Estocolmo.

“Siempre se dice que los signos de la osteoartritis pueden aparecer entre 10 y 15 años después de la lesión”, agregó. Pero recordó que muchos factores, como padecer nuevas lesiones o engordar, pueden acelerar su aparición.

Un grupo de radiólogos revisó las radiografías de ambas rodillas de pacientes que habían sido operados por una lesión del LCA hacía 14 años. El 57 por ciento de las rodillas reconstruidas tenía signos de artritis, comparado con el 18 por ciento de las rodillas sanas, según publica el equipo en The American Journal of Sports Medicine.

El intervalo entre la lesión de la rodilla y la cirugía no pareció alterar la posibilidad de desarrollar artritis.

Dado que los autores no utilizaron un grupo de control (participantes con lesiones del LCA sin operar), Barenius explicó que es imposible decir si la cirugía o la lesión aumentaron el riesgo de desarrollar artritis.

Además, señaló que la cirugía ayudaría a que la rodilla no ceda durante la práctica deportiva, pero sin restablecer su mecánica original.

Cuando el LCA está comprometido, la articulación pierde estabilidad y los huesos aumentan la presión sobre el cartílago, que comienza a desgastarse más rápido, según resumió Yasin Dhaher, especialista en lesiones ortopédicas de la Northwestern University, en Illinois.

“Pero (…) rara vez se tiene una lesión de LCA aislada”, ya que “suele ser compleja e incluye el desgarro del menisco”, agregó Dhaher, que no participó del estudio.

“Para la mayoría de los deportes y de los atletas, la inestabilidad que produce la lesión del LCA afectará más su rendimiento deportivo que la posibilidad futura de desarrollar osteoartritis”, dijo.

Para tratar de prevenir o retrasar la aparición de la artritis, Barenius sugirió mantener un peso saludable. Dhaher dijo que la rehabilitación y el ejercicio también son útiles. Sin cirugía, aseguró que la mayoría de las rodillas lesionadas desarrollan artritis.

FUENTE: The American Journal of Sports Medicine, online 18 de marzo del 2014

 

{ Comments on this entry are closed }

Tabaquismo pasivo aumenta riesgo de artritis reumatoidetabaquismo

En los fumadores que tuvieron exposición pasiva infantil al humo del tabaco, el cociente de riesgo fue de 1,73 en comparación con los no fumadores no expuestos durante la infancia.

telesurtv.net

Investigadores de los Hospitales Universitarios del Sur de París, Francia, confirmaron la vinculación de la artritis reumatoide y el consumo de tabaco y apuntaron a que el tabaquismo pasivo durante la infancia hace que el riesgo sea mayor, según los resultados presentados en el Congreso Europeo Anual de Reumatología (Eular, por su sigla en inglés) que se celebra en Madrid (España).

“Nuestro estudio destaca la importancia de evitar que los niños estén expuestos a cualquier ambiente con tabaco, especialmente en aquellos con antecedentes familiares de artritis reumatoide”, explicó Raphaele Seror, autor principal de la investigación.

En un análisis separado que buscaba una posible asociación entre el desarrollo de la enfermedad y un historial de función intestinal alterada, la diarrea crónica previa se asoció con más del doble de riesgo de adquirir artritis reumatoide (cociente de riesgo de 2,32), mientras que el estreñimiento crónico o el alternar entre diarrea y estreñimiento no afectó al riesgo (cocientes de riesgo de 1,16 y 1,07, respectivamente).

“Una asociación entre un historial de diarrea crónica y el riesgo de desarrollar artritis sostiene la hipótesis de disbiosis (un desequilibrio bacteriano en el intestino) como factor de riesgo para la aparición de una enfermedad inflamatoria mediada por el sistema inmunológico”, indicó Seror.

Estos datos encajan con el esquema preclínico de esta enfermedad reumática, en el que se produce un evento externo en una etapa temprana que provoca la aparición de la llamada autoinmunidad, para ser seguido años después por artritis reumatoide clínica.

{ Comments on this entry are closed }

La lactancia reduce el riesgo de artritis en la madre

Muchas mujeres en todo el mundo apuestan por la lactancia materna natural frente a biberones. Y es que dar el pecho aporta muchos beneficios no solo para el bebé sino también para la madre. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista científica Rheumatology ha demostrado que las mujeres que amamantan a sus hijos tienen menos riesgo de padecer artritis reumatoide en el futuro.

Para llegar a esta conclusión los investigadores encuestaron a unas 7.000 mujeres de más de 50 años de edad procedentes del sur de China de las cuales, aproximadamente una de cada diez sufrían artritis. De este modo recopilaron desde el historial sanitario y el estilo de vida y el número de embarazos aparte, claro está, de la cantidad de tiempo que habían dado el pecho a cada uno de sus bebés. Los resultados mostraron que las mujeres que habían dado de mamar tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de sufrir artritis reumatoide que aquellas que no lo habían hecho.

Según las hipótesis de los expertos, la enfermedad puede verse afectada por factores hormonales. En concreto, durante el embarazo y la lactancia se incrementan los niveles de progesterona, una hormona con efectos antiinflamatorio y que podría proteger de algunas enfermedades. Otra de las hipótesis que manejan los investigadores es que en las mujeres que dan el pecho se reducen los niveles de Contaminantes Orgánicos Persistentes, también conocidos como COP’s, que son sustancias químicas tóxicas que se acumulan en el organismo y afectan a nuestro sistema inmunitario.

 

{ Comments on this entry are closed }

 Un estudio resalta la carga de la artritis sobre la calidad de vida

La gente que sufre de esta dolorosa afección es menos activa y tiene más ‘días menos saludables’ cada mes

Un estudio reciente ayuda a confirmar lo que muchos estadounidenses que tienen artritis podrían ya saber, que la enfermedad puede disminuir sustancialmente la calidad de vida.

Los investigadores analizaron los datos de un millón de adultos que participaron en la encuesta del Sistema de Vigilancia de los Factores de Riesgo Conductuales en 2003, 2005 y 2007. El 27 por ciento de los encuestados que tenía artritis refirió salud mala o aceptable, frente al 12 por ciento de los que no tenían artritis.

Comparados con otros adultos, los que tienen artritis presentan un promedio superior de días con menos salud física al mes (siete frente a tres), días con menos salud mental al mes (cinco frente a tres), total de días con menos salud (diez frente a cinco) y días de actividad limitada (cuatro frente a uno), según el informe que aparece en línea el 28 de abril en la revista Arthritis Care and Research.

El estudio también halló que las personas que tienen limitaciones en las actividades relacionadas con la diabetes presentaban menos calidad de vida en cuanto a la salud que los que no tenían dichas limitaciones.

Los valores de las cinco medidas de calidad de vida relacionada con la salud fueron tres veces peores en los adultos que tenían artritis, frente a los que no la tenían. Las cinco medidas eran demográfica (edad, sexo, etnia/raza), factores sociales (situación laboral, niveles educativos y de ingreso), factores de atención de la salud (acceso y barreras en el costo para obtener atención), conductas relacionadas con la salud (tabaquismo, uso del alcohol, niveles de actividad física) y afecciones de salud (diabetes, peso, hipertensión).

Los ingresos familiares reducidos, la incapacidad para trabajar, no poder pagar por la atención y tener diabetes se relacionaron de manera intensa con mala calidad de vida relacionada con la salud, según anotaron Sylvia Furner y sus colegas de la facultad de salud pública de la Universidad de Illinois en Chicago.

Además, los adultos que tenían artritis que eran físicamente activos tenían menos probabilidades de referir salud aceptable o mala, según señalaron los autores del estudio.

“Teniendo en cuenta la alta prevalencia proyectada de la artritis en los EE. UU., las intervenciones deberían enfrentar la salud física y la mental”, concluyó Furner. “Incrementar la actividad física, reducir [trastornos coexistentes] y aumentar el acceso a la atención de la salud podrían mejorar la calidad de los adultos que tienen artritis”, explicó en un comunicado de prensa de la revista.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., los médicos le han diagnosticado artritis a cerca de 50 millones de adultos estadounidenses, cifra que podría aumentar a 67 millones para 2030.

 

{ Comments on this entry are closed }

La artritis reumatoidea no discrimina por edad

La enfermedad inflamatoria conocida como artritis reumatoidea puede ser diagnosticada tanto en adultos, como en niños.

La artritis reumatoidea es una enfermedad inflamatoria causada por un daño en la regulación de nuestro sistema de defensa interno (enfermedad autoinmune). Esto causa que se   produzcan  anticuerpos contra las articulaciones y otras partes del cuerpo.

Estos anticuerpos comienzan una cascada de eventos internos en los tejidos de  nuestro cuerpo, que producen  inflamación e incluso daño permanente en las áreas afectadas. Las articulaciones son las áreas más comúnmente atacadas y las que podemos  ver con más facilidad.

La artritis en niños

En niños existe una forma de artritis inflamatoria parecida a la artritis reumatoidea, conocida como Artritis Idiopática Juvenil Sistémica (SJIA, por sus siglas en inglés). La misma es también una enfermedad crónica y progresiva. A diferencia de  la población adulta, esta afecta de igual manera a niños y niñas, y se puede presentar  tan temprano como en el primer año de vida.

En los niños y adolescentes, la presentación puede ser diferente y esto puede causar un retraso en que se haga el diagnóstico temprano. Los niños pueden desarrollar fiebre, agrandamiento de los nódulos  linfáticos  y erupciones intermitentes  como un síntoma inicial.  Las articulaciones también se ven afectadas por enrojecimiento, hinchazón, dolor y rigidez.

Es importante comprender que estas formas de artritis inflamatoria necesitan atención temprana para evitar, si es posible, el daño permanente a las articulaciones y la pérdida de función física, lo que sería el curso natural de la condición si no es tratada. Estudios comprueban que con el cuidado de un reumatólogo, pacientes tienen mayor probabilidad de preservar función física y hasta lograr la abolición de sus síntomas (remisión).

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas