From the category archives:

Dental

Bruxismo: Sus causas, consecuencias y tratamientos

Bruxismo: Sus causas, consecuencias y tratamientos

La fricción de los dientes de forma involuntaria puede revelar problemas de estrés o ansiedad

diarioinformacion.com

El bruxismo es el nombre que recibe el hábito involuntario de rechinar los dientes o apretar fuertemente las mandíbulas y que en muchos casos se desencadena durante el sueño. Hoy es un término casi de moda, por el aumento de casos en las consultas médicas, y tiene casi siempre una explicación: la ansiedad o el estrés del estilo de vida moderno.

Como explica el psicólogo e investigador de la Universidad de Murcia Pablo José Olivares, el bruxismo puede aparecer por dos causas diferentes, una biológica y otra psicológica. El primer caso, estudiado por la medicina, se produce cuando las neuronas encargadas del control motor se ven dañadas, como ocurre por ejemplo en pacientes con Alzheimer. En el segundo supuesto participan variables como el estrés y la ansiedad, por lo que es la psicología la que se encarga de su estudio y tratamiento.

Apretar o rechinar los dientes de esta forma causa un desgaste prematuro de las piezas, en primer lugar de su esmalte, y sobrecarga los tejidos que la soportan. Las consecuencias no se manifiestan de la misma forma en todas las personas que lo sufren, pero pueden aparecer como problemas de hipersensibilidad a los alimentos fríos o calientes, de alineación de los dientes o como fuertes dolores faciales, en la mandíbula o los oídos. Son habitualmente signos subjetivos que alertan sobre la raíz del problema.

Los síntomas pueden afectar incluso a la calidad de vida de los pacientes. En casos más graves de bruxismo, los dientes pueden sufrir daños importantes y es necesario rehabilitar las piezas.

Los médicos aconsejan en primer lugar usar una férula de descarga, especialmente para prevenir los daños en los dientes durante la noche. Se trata de un molde de la propia dentadura elaborada en un material de plástico específico que impide la fricción de las piezas superiores con las inferiores. La férula no deja de ser, en todo caso, un tratamiento paliativo, ya que no ataca la raíz del problema.

En situaciones de estrés o la ansiedad, el bruxismo aparece como un patrón de respuesta muscular a un contexto que el afectado experimenta como hostil, una conducta que puede convertirse en un hábito incluso cuando los factores estresantes desaparecen, según explica Olivares. Es ahí donde el problema puede cobrar una dimensión mayor y ocasionar problemas de salud.

En estos casos, el tratamiento debe enfocarse con un especialista en los problemas psicológicos que lo originan. Aquí juegan un papel clave las técnicas antiestrés y de relajación que puede prescribir un psicólogo. Cuando estos tratamientos se combinan con métodos que permiten a los pacientes visualizar a la vez la fuerza que aplican en los músculos de su mandíbula, los resultados mejoran sensiblemente, como destaca Olivares.

Lo que parece claro es que el estilo de vida moderno, en un contexto de competitividad y estrés, está detrás del incremento de estos casos en las consultas médicas.

{ Comments on this entry are closed }

Elección de cepillo dental

Virtudes de un buen cepillado

Una pregunta habitual en en mi consulta de odontología en Madrid es:

Dr. – ¿Qué opina usted del cepillo eléctrico ?.-

Pues bien, aunque innumerables estudios y foros lo bendicen como útil, práctico y eficaz, mi opinión personal es que no. La mayoría de los pacientes que lo usan habitualmente presentan graves deficiencias de la higiene con cúmulos masivos de placa interdental y gingivitis en diferentes grados (que si se agrava puede desembocar en piorrea ( periodoncia dental ). Esto al menos es lo que yo veo, porque, efectivamente hay ensayos que demuestran lo contrario, pero mis observaciones personales no lo aconsejan salvo algún caso especial.

La cosa tiene sentido, porque el secreto de una buena higiene depende de la penetración de los filamentos del cepillo en los espacios entre los dientes, de modo que un cepillado rotatorio a gran velocidad difícilmente puede penetrar profundamente entre los dientes. Eso si, las superficies accesibles, frontales, de los dientes, las fáciles , las pule muy bien, pero eso no sólo no tiene mérito, sino que puede llegar a producir abrasión.

“Virtudes de un buen cepillado”

1 º No se formará tosca

2 º Tendrá unas encías saludables (rosadas y no sangrientas)

3 º Tendrán flúor sus dientes y tendrá menos sensibilidad al frío y dulces (y por tanto menos caries)

4 º Tendrá un aliento seductor (evitará un mal aliento muy desagradable)

5 º Tendrá unos dientes más duraderos

6 º Tendrá unos dientes más blancos y bonitos

7 º Invertirá menos dinero en el dentista ( implantes dentales , dolor de encías etc ..)

8 º Dará buen ejemplo a sus hijos, nietos y demás familia

9 º Mejorará su autoestima, antes por el suelo

10 º Tendrá menos bacterias en su boca al acecho de múltiples enfermedades locales y generales (a nadie le gusta perder piezas dentales y verse obligado a recurrir a una intervención de implantología dental )

Además también hay que tener en cuenta los pecados capitales del cepillado, mucho más comunes de lo que pensamos y que son:

1. – Cepillado: Pocas veces, o muchas y obsesivas veces

2 .- Cepillo duro

3 .- Cepillos viejos con cerdas dobladas y en mal estado de conservación.

4 º .- Pastas no homologadas, sin flúor (O uso común de bicarbonato u otras sustancias)

5 .- Cepillado rapidísimo

6 .- Cepillado estereotipado (movimientos convulsivos, horizontales, ruidosos y traumáticos para encías y dientes)

7 .- Cepillado desordenado (con olvido sistemático de estos dientes)

8 º .- Cepillado blandito, suave, no penetrante y ineficaz

9 º .- Sangrado accidental que hace que la próxima vez se lleve a cabo un cepillado como el del punto 8

10 .- Cepillado sólo de las coronas de los dientes olvidando el surco de la encía sobre la raíz dental. Se da en personas con los dientes y muelas muy largos para retracciones más o menos importantes.

 

{ Comments on this entry are closed }

Los 9 alimentos que hay que evitar para tener una boca saludable

Según un informe de American Dental Association, ciertos alimentos que se consumen diariamente pueden dañar la salud bucal.

diariopanorama.com

Es de común conocimiento que los alimentos que contienen gran cantidad de azúcar son los principales responsables de la aparición de caries tanto en niños como en adultos. Pero el consumo de ciertos alimentos que parecen inofensivos pueden dañar dientes, encías y hasta ser causantes de enfermedades de mayor riesgo como cáncer de boca.

El odontólogo Jorge D’Amato afirmó a Infobae que “todo consiste en saber cuidar el esmalte dental. Esa capa nos ayuda a proteger a la boca de la llamada placa bacteriana para así mantener protegidos a los dientes. Hay muchas prácticas comunes que se disfrazan de una buena acción para la salud bucal, pero en realidad son perjudiciales”

A continuación la lista de alimentos que se deben evitar según el informe de American Dental Association:

Caramelos duros: Parecen inofensivos pero pueden provocar grandes inconvenientes a la salud bucal. Se piensa que solo los caramelos blandos provocan daños en la dentadura pero de echo, todo caramelo que contenga un alto porcentaje de azúcar puede generar las odiosas caries. Por otro lado, se corre peligro de astillar y hasta lograr la ruptura de alguno de los dientes con solo intentar romperlos.

Masticar hielo: En verano es común tomar bebidas frías con amplias cantidades de hielo, terminar la bebida consumida con un hielo en la boca es un clásico a la hora de hacerle frente al calor. Masticar sustancias sólidas puede dañar el esmalte y hasta provocar una emergencia dental. Disfrutar de un vaso de agua fresca puede resultar menos peligroso para la dentadura.

Los cítricos, aliados no tan bueno: Imposible resistir a un jugo de frutas bien frío en el verano, pero también tiene sus contras. Los alimentos ácidos pueden provocar la erosión del esmalte y como consecuencia, la aparición de caries en corto plazo. Por otro lado, si se sufre de llagas esto solo empeora la irritación.

Cafe, te y mate: Estas infusiones, al consumirlas varias veces en el día, pueden provocar manchas en los dientes. Pasar de tener una dentadura radiante a una boca que, a simple vista, parece poco saludable, es solo cuestión de meses. Si además se agrega azúcar, no solo se obtiene una fea sonrisa sino aun más caries de las cuales preocuparse. Tratar de mantener la ingesta de estos componentes al mínimo como el consumo de abundante agua, son factores fundamentales para una dentadura saludable.

Frutas secas y/o deshidratadas: Muchos son los beneficios que las frutas secas otorgan a nuestro organismo. Comúnmente se los denominan los “caramelos saludables”. Para los dientes poco tiene de verdad esta denominación. Su característica pegajosa tiende a permanecer en los dientes por mucho más tiempo que lo habitual, es fundamental el cepillado continuo a la hora de ingerir estas frutas.

Alimentos crujientes: Las papa fritas son el snack ideal en el verano, pero tampoco resultan una opción acorde para la salud bucal. El alto porcentaje de almidón que contienen, tiende a quedarse atrapado entre los dientes fácilmente. El uso de hilo dental es primordial para eliminar las partículas que pueden derivar en la acumulación de placas.

Gaseosas, fuera de la rutina alimentaria diaria: Como es de común conocimiento, las gaseosas son el peor enemigo de los dientes. Pero ¿Que es lo que verdaderamente ocurre cuando se consumen esas bebidas en grande proporciones?. Las bacterias alojadas en la placa usan el azúcar y producen ácidos que atacan el esmalte. Las gaseosas, incluyendo las lights, ademas de tener alto porcentaje de azúcar, son los principales culpables de la boca seca.

Un enemigo peor que las gaseosas… el alcohol: Un clásico en el verano pero que no deja de dañar la salud con su excesivo consumo. Es el primer responsable de sequedad bucal; con su consumo en el tiempo se puede llegar notar la reducción de el flujo de salivar, lo que provoca caries y demás infecciones orales. Su ingesta diaria también puede aumentar el riesgo de cáncer de boca.

Bebidas deportivas: Luego de un intenso entrenamiento, es muy común recurrir a bebidas deportivas que ayudan a recuperar la deshidratación  perdida. El problema es que muchas de ellas tienen altas proporciones de azúcar, en muchos casos mayores que una gaseosa común. Recomendación: observar detenidamente las etiqueta para corroborar de que sea baja en calorías y de lo contrario tomar agua, esta siempre resulta ser la opción más saludable.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas