From the category archives:

Familia

separacion hijos

El 81% de separados con mediación tiene una relación excelente con sus hijos

El 81 por ciento de las parejas que han acudido en los últimos años a la mediación antes de separarse asegura que tiene una relación excelente con sus hijos y que el temor inicial a perder el contacto con ellos no se ha cumplido porque estos se han adaptado perfectamente a la nueva vida.

El 81 por ciento de las parejas que han acudido en los últimos años a la mediación antes de separarse asegura que tiene una relación excelente con sus hijos y que el temor inicial a perder el contacto con ellos no se ha cumplido porque estos se han adaptado perfectamente a la nueva vida.

Así lo constata un estudio de la Asociación de Atención y Mediación a la Familia (ATYME) que analiza cómo ha influido la mediación en las personas que han optado en los últimos veinte años por este sistema de intervención para dejar la convivencia, y cómo esta alternativa extrajudicial ha cambiado la forma de experimentar uno de los duelos más complejos que vive el ser humano, la ruptura de pareja.

Los personas que utilizaron la mediación para divorciarse hace quince o veinte años, cuando no se conocía apenas este programa y la sociedad no estaba preparada para la separación, eran todas parejas casadas, con más años de convivencia que las que eligen este procedimiento ahora, con más hijos y llevaban también más tiempo pensando en separarse sin atreverse a hacerlo.

Son ya exparejas que tienen más desacuerdos, más conflictos y sobre todo hay muchas que se siguen encontrando mal porque han vivido con “un dramatismo mayor” la ruptura, según explica a Efe la directora de ATYME, Trinidad Bernal.

Y en buena medida lo han sufrido así porque se han sentido estigmatizadas por esta decisión, sobre la que han mantenido muchas dudas.

La tristeza que sufrieron ante la separación se agudizaba con pensamientos negativos, como “no voy a poder vivir sin él o ella”, “no puedo seguir viviendo mi vida, no tiene sentido”, con lo que “les cuesta más salir del hoyo al no resolver las emociones”.

Sin embargo, la parejas actuales tienen unos pensamientos “mucho más motivadores para el cambio, para salir adelante”, ideas que reflejan “distinto talante”: “esto es muy duro pero saldré adelante”.

Pero a pesar de estas diferencias entre estas parejas que han utilizado la mediación en tiempos diferentes, el estudio revela que el cese de la convivencia ha repercutido a nivel personal de manera positiva en todas y ha mejorado su calidad de vida, especialmente en las que se han separado recientemente, un 80% de ellas.

Unas y otras han tenido que sobrellevar, con mayor o menor dramatismo, una serie de inconvenientes, desde tener que renovar el círculo social hasta ajustar las cuentas para llegar a fin de mes, pero la mayor preocupación de todos ellos han sido los niños.

No obstante, el 81% de las parejas que se han separado con mediación recientemente no ha visto cumplidos esos temores y dice tener una “relación excelente” con sus hijos, e incluso el 72% de los que se separaron hace más tiempo también opinan en el mismo sentido, aunque la ruptura haya sido más complicada.

Estos datos reflejan que esas personas han decidido separarse “haciéndolo bien”, según Bernal, que ha comprobado que cada vez son más las que eligen la mediación para llegar a acuerdos con su pareja, que luego trasladan, a través de un abogado, a un juzgado o bien se quedan en el ámbito privado.

Para llegar hasta ahí, para comenzar la mediación, al menos una de las partes tiene que haber decidido separarse. Un mediador trabajará con la pareja para manejar el conflicto y amortiguar las emociones para que puedan llegar a sus propios acuerdos.

“No se busca la verdad -continúa-, ni quién tiene la razón. De lo que se trata es de ver de qué manera pueden llegar a un acuerdo que no les parezca mal o muy mal a ninguno de ellos”.

El 84% de las parejas que aceptan el programa consiguen acuerdos y el 93% de ellas mantienen los acuerdos al menos al cabo de un año.

Una de ellas es Marisol, de 48 años, que decidió separarse hace ocho. Acudió en un primer momento sola a ATYME, pero luego su ya ex marido, con la ayuda de los mediadores, se dio cuenta de que “la cosa iba más en serio de lo que suponía” y que no estaba dispuesta a vivir “toda la vida peleada y encima teniendo dos niños”.

Antes, ella había acudido a una abogada, pero no funcionó: “Me sentí mal, me dije: ‘¡no!, yo tengo que buscar otra cosa, no puedo hacerlo así, venir aquí con toda mi vida, ponerla en un papel, firmar y adiós buenas’. No lo soportaba emocionalmente y no hubiera sido bueno para mi pareja, porque el que la relación no fuera como tu quieres no significa que tengas especial interés en hacer daño a alguien que has querido y con quien has compartido tu vida”.

Marisol ha recomendado a algunos amigos este programa: “Te ayuda a calmarte, a minimizar el dolor, aclararte las ideas, y después a poder abordar las cosas prácticas de la situación, como quién se queda con esto o aquello”.

Los niños, en este caso, forman parte de ese 81% que mantiene una muy buena relación con los dos padres y con las actuales parejas de ambos, pero hasta llegar aquí, aunque te ayuden, como dice ella, “hay que poner voluntad” y “una buena disposición” para que todo salga lo mejor posible.
(Agencia EFE)

 

 

{ Comments on this entry are closed }

tabaco feto

El tabaco es uno de los agentes externos que más dañan al feto

  • Podría desencadenar malformaciones y problemas evolutivos en el bebé.
  • El tabaco causa un desarrollo neuroevolutivo inferior.
  • La medicina fetal estudia qué tipo de agentes causan problemas en el feto.

El tabaco, según la Organización Mundial de la Salud, causa cada año la muerte de tres millones de personas. Su peligro no se dirige solo a quienes lo consumen. Lo sufren los fumadores pasivos y entre ellos el bebé en gestación. El humo del tabaco es uno de los agentes externos que más daños causan en el feto.

Muchas de las malformaciones fetales y de los problemas más frecuentes en el desarrollo evolutivo de los fetos podrían reducirse evitando el humo del tabaco. Y sin embargo, entre el 25 y el 40% de las embarazadas fuman durante la gestación.

Ello provoca en los fetos un desarrollo neuroevolutivo “discretamente inferior” al de los hijos de las gestantes no fumadoras, ha explicado el jefe de Obstetricia del Hospital Clínic de Barcelona, Eduard Gratacós.

Sincronización entre madre y feto

Según este especialista, los problemas mas frecuentes que interfieren en el correcto desarrollo del feto son el retraso en el crecimiento intrauterino, que afecta al 7-8% de la población gestante, y los problemas de prematuridad, que afectan a otro tanto de los embarazos.

Son resultado de adaptaciones inadecuadas al embarazo. Esto ocurre porque para que un embarazo transcurra con normalidad, debe producirse una “perfecta sincronización” entre la madre y el feto; si no, el cuerpo de la madre “lo rechazaría como si fuera un trasplante de otra persona”.

Cuando ese mecanismo de reconocimento falla, la placenta -que suministra alimento y oxigeno al bebé- no se desarrolla bien.

En esos casos, el feto, “que no deja de construirse”, se adapta a la nueva situación y reprograma sus funciones, lo que después puede producir problemas endocrinólogicos, cardiovasculares, o neurológicos, que el niño arrastrará toda su vida y que no se detectarán hasta que el menor tenga entre cuatro y siete años.

Agentes externos: el tabaco

Sin embargo, también hay agentes externos que, como algunos medicamentos, pueden causar complicaciones durante el embarazo: el peor de todos, el tabaco.

Saber qué tipo de agentes, externos o no, causan problemas en el feto es el reto al que cada día se enfrenta la medicina fetal, una especialidad relativamente nueva (treinta años), que ya permite realizar cirugía fetal y que en poco tiempo será capaz incluso de medir las conexiones cerebrales del feto durante la formación del cerebro.

Este investigador del Clinic de Barcelona afirma que en los próximos años esta disciplina médica conseguirá entender por qué algunos individuos tienen más riesgo de sufrir ciertas enfermedades de adultos, lo que permitirá “intervenir desde que son niños”.

 

{ Comments on this entry are closed }

Cómo reconocer una alergia alimentaria en tus hijos

Cómo reconocer una alergia alimentaria en tus hijos

Ronchas, hinchazón de labios, vómitos y diarrea son algunos de sus síntomas. Aprender a reconocerlos junto a los alimentos que los originan forma parte de la solución para evitar la alergia, que debe ser tratada por un médico inmunólogo.

La alergia a los alimentos es una respuesta anormal de las defensas del cuerpo, es decir, de nuestro sistema inmunológico, a lo que en forma natural sería un alimento inofensivo. Se trata de una patología que puede involucrar hasta el 15% de la población chilena, afectando mayormente a niños.

Para entregar más detalles acerca de este tipo de reacciones, la inmunóloga de Clínica Vespucio Dra. Laura Orellana se refiere a sus características y a los principales aspectos sobre los que se debe poner atención.

Al referirse al origen de este tipo de dolencias, la especialista señala que la respuesta del organismo está dirigida contra una proteína presente en el alimento denominada alérgeno. “Para que se produzca esta respuesta anormal o alergia, la persona tiene que haber ingerido el alimento alguna vez previamente, vale decir, que se haya sensibilizado al alimento. Así, ante una posterior exposición se produce la reacción alérgica. Esta, puede ocurrir desde minutos a horas después de haber ingerido el alimento”, explica.

Si bien las reacciones de alergia por alimentos se presentan mayormente en niños, los adultos también pueden padecerlas, por lo que resulta fundamental reconocer sus síntomas y los alimentos que las generan.

En el caso de los niños, la Dra. Orellana comenta que los signos más frecuentes de esta alteración son “la dermatitis atópica, la aparición de ronchas, hinchazón de los labios, de la cara o hinchazón generalizada; dificultad respiratoria, vómitos, diarrea, deposiciones sanguinolentas o mucosas, reflujo gastroesofágico, cólicos intestinales y retraso del crecimiento (cuando se  vuelve crónica)”.

Mientras, en los adultos las señales principales son “la aparición de ronchas, hinchazón de los labios o de la cara, picazón de la mucosa oral o aparición de heridas en la boca (aftas orales), vómitos y diarrea”, detalla.

El huevo, la leche, la soya, el maní, el pescado y el trigo son los alimentos predominantes  que producen alergia en los niños. En tanto en los adultos, “se provoca una mayor cantidad de reacciones alérgicas por aquellos alimentos pertenecientes a la familia de las rosáceas como el durazno, la pera y la manzana; los frutos de la familia látex como el kiwi, la piña, el tomate, la castaña, el melón tuna, la papaya y el plátano; los frutos secos como el maní, las nueces y las almendras; los pescados y mariscos”, puntualiza.

Según argumenta la inmunóloga de Clínica Vespucio, la anafilaxia es la manifestación más severa de una reacción alérgica y puede presentarse con urticaria generalizada (ronchas), edema de ojos, labios y dificultad respiratoria por edema laríngeo, “si no es tratada a tiempo puede producir colapso circulatorio (shock) e incluso la muerte. Por lo tanto es imperativo acudir al servicio de urgencia más cercano en caso de presentar estos síntomas”, afirma.

Resulta fundamental tener en cuenta que si usted o sus hijos manifiestan algunos de estos síntomas no debe automedicarse por medio del uso de antihistamínicos o corticoesteroides, por nombrar algunos. Se debe acudir a un médico inmunólogo, quien lo ayudará a identificar el alimento agresor de la dieta (que produce la alergia) y realizará el diagnóstico y tratamiento adecuado.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Niños con un corazón de adultos

  • El 18,67% de los niños sufre sobrepeso y un 8,94% obesidad
  • Los expertos recuerdan que “es un error generalizado omitir el desayuno”

La obesidad en los niños hace que sumen 30 años a su salud vascular y sufran enfermedades típicas de adultos como enfermedades coronarias, diabetes, hipertensión arterial, infarto cerebral, apnea del sueño u osteoartritis.

Durante esta semana, la Federación Española del Corazón (FEC) está alertando a los ciudadanos de la importancia de controlar la alimentación y el estilo de vida de los más pequeños, puesto que las cifras de obesidad infantil en España empiezan a resultar alarmantes.

Según han indicado los expertos, “el hecho de que la prevalencia de la obesidad se haya triplicado en los últimos 15 años hace que ésta sea considerada ya como la epidemia del siglo XXI”.

Los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) en España, muestran que el 18,67% de los niños sufre sobrepeso y el 8,94%.

El doctor Sánchez Franco, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Carlos III de Madrid y coordinador de Nutrición de la FEC, ha explicado que actualmente “muchos niños españoles son alimentados con dietas desequilibradas y descomunalmente calóricas”.
Más pescado y verduras

Según ha afirmado el especialista, las comidas de los más pequeños deberían “priorizar los vegetales, las frutas y las legumbres y aún así, la dieta de edad joven debería contener más proteína animal que la de los adultos, priorizando el pescado, la carne de ave y los huevos y dejando en segundo lugar la carne roja”.

Igualmente, ha recomendado un mayor consumo de lácteos en edad joven que en edad adulta y ha advertido del “error generalizado de omitir el desayuno, una de las comidas más importantes del día, directamente implicada en la regulación del peso”.

A esto, “hay que sumar la obvia reducción de ejercicio físico de los niños, acostumbrados a vidas sedentarias delante del televisor, el ordenador o los videojuegos”, ha señalado.

{ Comments on this entry are closed }

Ejercicios durante el embarazo mejoran salud cardíaca de los hijos

Actividad física regular logró modelar corazón de los niños in útero, volviéndolo más fuerte y sano. Beneficio se mantuvo después del parto.

Muchas mujeres reducen o prácticamente eliminan la actividad física cuando están embazadas, por temor a que se produzcan problemas durante la gestación. La ciencia, sin embargo, ha demostrado que es un gran error: en 2010, un estudio de la U. de Auckland demostró que los hijos de madres que hicieron ejercicio aeróbico hasta las 36 semanas de gestación tenían menos posibilidades de tener obesidad en el futuro. Y ahora, una nueva investigación, realizada por científicos de la U. de Arkansas, comprobó que hacer ejercicios como caminar, trotar, hacer yoga o levantar pesas livianas, tres veces a la semana, tiene un impacto directo en la salud cardíaca de los fetos. Un beneficio que se prolonga después del nacimiento.

Así lo comprobó la fisióloga de la Facultad de Medicina y Biociencias de la U. de Arkansas, Linda E. May, quien ha estudiado por más de cuatro años la relación entre actividad física en el embarazo y salud cardíaca fetal. En este estudio, dado a conocer recientemente en un congreso en Washinton, analizó a un grupo de 61 mujeres en estado de gestación, de entre 20 y 35 años. Cerca de la mitad de ellas había hecho ejercicio regularmente durante su embarazo, la mayoría de tipo aeróbico, como trotar o caminar, aunque otras practicaban yoga o levantaban pesas livianas. La otra mitad de las madres era normalmente activa, pero no practicaba ningún ejercicio de manera formal.

En las semanas 28, 32 y 36 de gestación, la doctora May sometió a ambos grupos a exámenes no invasivos, para evaluar la salud cardíaca de los fetos. Lo que encontró es que el ejercicio de la madre logra modelar el corazón del feto y transformarlo en un órgano más sano y resistente. Su ritmo cardíaco era más lento, pero con mayor variabilidad (variaciones entre latidos), lo que es reconocido como un indicador de buena respuesta de entrenamiento y considerada una evidencia de que el corazón de una persona es más fuerte y más eficiente.

Los test se replicaron un mes después de nacidos los niños y los beneficios permanecían. “Básicamente, tanto el feto y (luego) el niño logran los mismos beneficios que reporta a su madre el entrenamiento, aunque ha-ya sido sólo ella la que hizo el ejercicio”, explica a La Tercera Linda E. May.

Aunque los expertos no midieron qué tipo de ejercicio era el que lograba mejores resultados, sí establecieron que a mayor actividad física semanal, mayor es el fortalecimiento del corazón del feto.

Tampoco saben qué mecanismo opera en este proceso, aunque creen que algunas hormonas que liberan las personas cuando hacen ejercicios cruzan la placenta, logrando potenciar la salud cardíaca del feto.

Programación prenatal

Para la experta, este hallazgo avala la importancia que tiene la programación prenatal, pues comprueba que el ambiente en el que crece el feto puede influir en la forma en que se desarrollarán sus órganos, algo que puede impactar en la salud del individuo en la adultez. “Nuestros resultados muestran que los comportamientos maternos saludables pueden conducir a un crecimiento beneficioso del feto, que dura después del nacimiento y, probablemente, más allá. Esto sugiere que el embarazo es el primer período de tiempo para influir positivamente en la promoción de la salud y prevención de enfermedades”, explica.

El próximo paso de la investigación, dice la experta de la U. de Arkansas, es volver a examinar a los bebés involucrados en el estudio más adelante, para ver si los efectos cardíacos continuarán en la niñez temprana e incluso, más allá.

 .

{ Comments on this entry are closed }

Los niños deprimidos podrían ser objeto de acoso escolar, sugiere un estudio

Una nueva investigación desafía la idea de que el acoso lleva a problemas de salud mental

Los niños deprimidos están en mayor riesgo de acoso escolar, sugieren los resultados de un estudio reciente.

El hallazgo desafía la creencia común de que el acoso lleva a problemas psicológicos como la depresión, según investigadores de la Universidad Estatal de Arizona.

“Con frecuencia, la suposición es que las relaciones paritarias problemáticas fomentan la depresión. Hallamos que los síntomas de depresión predecían relaciones paritarias negativas”, apuntó en un comunicado de prensa de la universidad Karen Kochel, profesora asistente de investigación de la Facultad de Dinámicas Sociales y Familiares.

“Examinamos el tema desde ambas direcciones, pero no hallamos evidencia que sugiriera que las relaciones paritarias predicen la depresión en esta muestra escolar de adolescentes”, añadió.

Los investigadores analizaron datos recolectados de 486 niños de cuarto a sexto curso, y hallaron que estar deprimido en cuarto curso predecía el acoso en el quinto y la falta de aceptación paritaria en el sexto.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 7 de febrero de la revista Child Development.

“Los maestros, administradores y padres deben estar conscientes de las señales y síntomas de depresión, y de la posibilidad de que la depresión sea un factor de riesgo de relaciones paritarias problemáticas”, señaló Kochel.

Anotó que las relaciones paritarias positivas son esenciales para adaptarse a aspectos de la vida que incluyen el éxito académico y una buena salud mental.

“Si la depresión adolescente predice problemas en las relaciones paritarias, entonces reconocer la depresión es muy importante a esta edad en particular. Esto es especialmente verdad dado que el ajuste social en la adolescencia parece tener implicaciones sobre el funcionamiento durante toda la vida del individuo”, enfatizó Kochel.

Ya que por lo general los niños comienzan a pasar más tiempo con sus compañeros y menos tiempo con sus padres en la adolescencia, la escuela podría ser el mejor lugar para descubrir y abordar las señales de depresión en esos niños, anotaron los investigadores.

 

{ Comments on this entry are closed }

[27-8-15]

Los varones muy prematuros sobreviven menos que las mujeres

Un equipo de Australia descubrió entre más de 2.500 bebés muy prematuros que los varones solían tener una tasa de supervivencia más baja que las mujeres y eran más propensos a desarrollar problemas neurológicos crónicos, como ceguera, sordera o parálisis cerebral.

El 23 por ciento de 1.394 bebés varones nacidos antes de la semana 28 de gestación murió en el hospital, comparado con el 19 por ciento de las niñas, según publica la revista Pediatrics.

A los tres años, el 20 por ciento de los varones extremadamente prematuros y el 12 por ciento de las mujeres habían desarrollado alguna “discapacidad funcional” moderada a grave, como ceguera, sordera, parálisis cerebral y retraso mental.

Estas diferencias de género desaparecieron en los bebés nacidos en la semana 27 ó 28 de gestación. Aunque el equipo aclara que eso “debería interpretarse con cautela”.

Los resultados demuestran que, aunque “se ha avanzado mucho” en ayudar a sobrevivir a los prematuros más pequeños, esos bebés siguen enfrentando riesgos considerables, según indicó la doctora Alison L. Kent, del Hospital de Canberra y de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Australia.

Un embarazo a término dura unas 40 semanas. Los bebés que nacen antes de la semana 37 son prematuros; los que nacen antes de la 34 semana son “muy prematuros”. En Estados Unidos, entre el 3 y el 4 por ciento de los partos son de bebés muy prematuros.

El cromosoma Y, que determina el sexo masculino, también influye en la salud, como explicó Kent. Por ejemplo, se pierden espontáneamente más embarazos de bebés varones que mujeres.

“También hay pruebas de diferencias sexuales en la respuesta cerebral a las lesiones, lo que explicaría las diferencias en los resultados neurológicos”, dijo Kent.

Otra posibilidad, señaló, serían las diferencias en “las respuestas cardiovasculares” de varones y mujeres. Los problemas del sistema cardiovascular, como la disfunción de la presión, son más comunes cuanto más prematuro sea el parto.

Si los varones son menos propensos a superarlos, eso explicaría las diferencias de género registradas en los bebés muy prematuros, pero no en los nacimientos a partir de la semana 27 de gestación.

Para Kent, lo más importante es que las mujeres lleguen al embarazo con el mejor estado de salud posible, con el peso adecuado y sin fumar.

También recomendó realizar los controles prenatales y, si una mujer advierte cambios que podrían predecir un trabajo de parto prematuro, debe informárselo de inmediato a su médico.

“Si podemos tratar a las embarazadas con esteroides (prenatales) 48 horas antes del parto y con sulfato de magnesio cuatro horas antes, podemos reducir la mortalidad y los riesgos neurológicos crónicos”, aseguró Kent.

Los resultados surgen de las historias clínicas de 2.549 bebés internados entre 1998 y el 2004 en 10 unidades de terapia intensiva neonatal (UTIN) de Australia.

La autora consideró que los resultados podrían aplicarse a otros países con servicios de UTIN similares a los de Australia, pero dado que la mayoría de los bebés estudiados eran blancos, se desconoce si los resultados podrían extrapolarse a una población étnicamente más diversa.

 

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Es necesario lavar los juguetes para que los chicos estén sanos

Con la higiene de los elementos de juego es posible evitar diarreas, alergias y enfermedades como gastroenteritis y hepatitis A, según la Sociedad Argentina de Pediatría.

El juego es la actividad esencial de los bebés y de los niños, y deben ejercerlo con libertad, según aseguran los pediatras, ya que es fundamental para su desarrollo.

Pero jugar implica la mayoría de las veces que niños y/o juguetes anden por el piso y, por lo tanto, se ensucien de manera significativa.

De hecho, un juego típico de los bebés de meses es agarrar un objeto y tirarlo al suelo y volver a tirarlo todas las veces que vuelve a sus manos, y sólo interrumpir su entretenimiento de tanto en tanto con el único propósito de llevarse el chiche a la boca.

“Sin embargo, es un mito que de esa manera los chicos se inmunizan y crean anticuerpos”, advirtió la médica Silvia Ferreyra, directora del Hospital Pediátrico del Niño Jesús.

“Por el contrario, esa es una de las formas en la que entran en contacto con toda la población de virus y bacterias que conocemos y también con los que no conocemos, y que pueden enfermarlos”, señaló.

Y es que los juguetes, en especial si son compartidos con otros niños, pueden ser una fuente de infecciones si no son limpiados como corresponde y con la periodicidad adecuada.

Diarreas, gastroenteritis, infecciones respiratorias, hepatitis A, enfermedades dermatológicas y también broncoespasmos, son algunas de las patologías que pueden adquirir los chicos a través de juguetes contaminados con virus, bacterias o ácaros en el caso de los peluches, según explicó la pediatra.

“Es totalmente lógico y esperable que los chicos se ensucien cuando juegan, y lo mismo pasa con los juguetes. Por eso, así como hay que bañar a los chicos todas las noches antes de llevarlos a dormir, también hay que ocuparse de lavar los juguetes con cierta periodicidad”, indicó Ferreyra, al tiempo que precisó que para esto hay que diferenciar entre juguetes de goma o plástico y los peluches y muñecos de tela.

De acuerdo con la directora del Pediátrico, lo ideal es lavar los juguetes de goma una vez a la semana con agua y jabón, en tanto que para los peluches se puede usar el lavarropas, aunque con la precaución de no ponerle suavizante.

“Los peluches juntan muchísimo polvo y ácaros, por lo cual, además de lavarlos una vez a la semana, también es necesario sacudirlos un par de veces a la semana, en un ambiente ventilado donde no estén presentes los niños”, recomendó.

Limpiar y desinfectar

Por el riesgo que pueden implicar para la salud infantil los juguetes sucios, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) elaboró una serie de recomendaciones para limpiarlos de manera adecuada y así eliminar saliva, restos de comida, gérmenes y todo tipo de suciedad.

De acuerdo con la SAP, los juguetes deben primero lavarse y después desinfectarse, y en general es suficiente hacerlo cada 15 días o una vez al mes, pero si son compartidos con otros niños la limpieza debe ser semanal.

Además, cuando los chicos están enfermos o se están recuperando de una infección, los juguetes deben ser limpiados y desinfectados cada día para evitar recaídas.

Los de plástico deben lavarse con agua caliente, jabón blanco y un cepillo de cerdas, y después enjuagarse con agua tibia y dejarlos a secar en un lugar limpio al aire libre.

Si se trata de juguetes de madera o metal, la indicación es lavar la superficie con un paño o rejilla de tela humedecida en agua jabonosa escurrida, para después secarlos con otro paño o rejilla de tela seco y limpio.

Los peluches, juguetes de tela y la ropa de los muñecos se lavan e el lavarropas con agua caliente y el jabón habitual.

Lavandina diluida

Para desinfectarlos, en el caso de los juguetes de plástico la SAP recomienda hacerlo con agua y lavandina diluida, a razón de dos gotas por litro.

Es necesario sumergirlos y dejarlos en remojo durante cinco minutos. Después se los enjuaga con agua tibia y se los deja secar en un lugar limpio al aire libre.

Los juguetes de metal o madera, entretanto, se deben rociar con agua con lavandina diluida (también con dos gotas por litro de agua), y secarlos con un paño limpio.

Otra alternativa para limpiarlos es usar vinagre, según recomienda la Sociedad de Pediatría.

En el caso de los de plástico, se añade un chorro de vinagre (100 ml.) a la mezcla de agua con jabón, lo que lava y desinfecta los objetos en forma simultánea. Luego los juguetes deben enjuagarse con mucho cuidado y dejar secar en un lugar limpio al aire libre.

La SAP advierte, no obstante, que nunca deben usarse lavandina y vinagre en forma simultánea ya que la mezcla genera gases tóxicos.

Tener en cuenta

Zona de juego. En el lugar donde habitualmente juegan los niños, el piso debe ser limpiado y desinfectado en forma diaria, con una solución que contenga una cucharada sopera de lavandina por litro de agua.

Alfombras infantiles. Las alfombras infantiles de goma también deben ser lavadas en forma periódica con una solución que contenga una cucharada de té de lavandina por litro de agua, y si la alfombra es ranurada, debe usarse un cepillo de cerdas.

Recipiente para juguetes. Los recipientes en los que se guardan los juguetes deben ser lavados con agua y lavandina (una cucharada sopera por litro de agua) en la misma oportunidad en que se limpian aquellos.

Mascotas. En la medida de lo posible, es recomendable evitar que las mascotas de la casa tengan contacto con los juguetes de los niños.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas