From the category archives:

Farmacos

Desarrollan un fármaco capaz de devolver la memoria tras una lesión cerebralDesarrollan un fármaco capaz de devolver la memoria tras una lesión cerebral

El compuesto, probado en ratones, es un rayo de esperanza para pacientes que han sufrido daños en el cerebro tras un traumatismo craneal.

muyinteresante.es

Las lesiones cerebrales producidas por traumatismos, como las que se producen al golpear la cabeza en un accidente de tráfico o en deportes de riesgo, pueden ser permanentes y, hasta momento, no existían medicamentos para revertir el deterioro del cerebro y la pérdida de memoria consecuentes de estas lesiones. Sin embargo, un equipo de científicos ha logrado ahora desarrollar un fármaco con resultados prometedores en la rehabilitación de la memoria.

El compuesto, llamado ISRIB, fue previamente usado para mejorar la memoria en ratones, hasta que se observaron resultados positivos en el laboratorio: los roedores que lo tomaron hasta un mes después de una conmoción cerebral mostraron capacidades de memoria similares a los que nunca habían sufrido lesiones.

Los autores del estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, utilizaron pistones mecánicos para golpear ratones anestesiados en partes precisas de sus cerebros expuestos quirúrgicamente. Simularon golpes enfocados equivalentes a los que podrían resultar en humanos de accidentes automovilísticos o al ser golpeados con un objeto pesado. Después de 4 semanas de descanso, el equipo entrenó a los ratones para nadar a través de un laberinto de agua, donde usaron señales para recordar la ubicación de una plataforma de descanso oculta. Los ratones sanos mejoraron con la práctica, pero los heridos no mejoraron. Sin embargo, cuando los ratones lesionados recibieron ISRIB 3 días seguidos, fueron capaces de resolver el laberinto con la misma rapidez que los ratones sanos hasta una semana más tarde.

Según la hipótesis del equipo de investigadores, el ISRIB funciona permitiendo que la síntesis de proteínas normal, esencial para hacer nuevas conexiones neuronales y así formar nuevos recuerdos, se reanude, lo que de otro modo sería atenuado por la respuesta de estrés integrada.

El estudio “ofrece un rayo de esperanza para nuestros pacientes traumáticos de lesión cerebral”, dice Cesar Borlongan, neurocientífico experto en envejecimiento cerebral y uno de los revisores del estudio. Borlongan señala que los hallazgos del estudio son especialmente importantes en la clínica, donde la mayoría de las técnicas de rehabilitación se centran en la mejora de la función motor no cognitiva.

Borlongan advierte de que los estudios en animales a menudo no funcionan cuando se prueban en seres humanos. Sin embargo, este fármaco en concreto atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica, al contrario que muchos otros, que parecen efectivos sobre el papel, pero que son incapaces de penetrar en el cerebro y manifestar su efecto.

En cualquier caso, el estudio es el primero en el que una terapia farmacológica muestra resultados potentes en una lesión cerebral crónica. “ISRIB devuelve ‘mágicamente’ la capacidad cognitiva”, en palabras del autor principal del estudio, Peter Walter. “Incluso si este fármaco no se materializa, puede conducir a un tratamiento efectivo en el futuro”.

{ Comments on this entry are closed }

Los antiácidos aumentan el riesgo de infarto

Las posibilidades de sufrir un ataque al corazón si tomamos antiácidos o inhibidores de la bomba de protones (IBP), son entre un 16% y un 21% mayores que aquellas que no los toman, según el último estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Stanford (EE.UU.).

Los IBP (los más conocidos son omeprazol o lansoprazol) suelen recetarse para tratar una amplia gama de problemas de salud: infección por la bacteria Helicobacter pylori que causa úlceras, la enfermedad de reflujo gastroesofágico o el síndrome de Zollinger-Ellison. Y también pueden adquirirse sin receta médica.

Los científicos analizaron 16 millones de documentos clínicos con cerca de 3 millones de pacientes incluidos, descubriendo una asociación entre la exposición a los IBP y los sucesos de ataques cardiacos que no dio lugar a dudas.

“Nuestro trabajo anterior identificó que los IBP pueden afectar negativamente el endotelio, el revestimiento como de teflón de los vasos sanguíneos. Esta observación nos llevó a la hipótesis de que cualquier persona que tome IBP puede estar en mayor riesgo de ataque al corazón. En consecuencia, en dos grandes poblaciones de pacientes, nos preguntamos qué pasó con las personas que tomaban IBP frente otros medicamentos para el estómago”, explica John Cooke, coautor del estudio.

Así, los resultados mostraron cómo los antiácidos podían provocar enfermedades cardiovasculares a largo plazo de forma general y aumentar también el riesgo de infarto.

“Al observar los datos de las personas a las que se les dio medicamentos IBP principalmente para el reflujo ácido y no tenían antecedentes de enfermedad cardiaca, vimos una asociación con una mayor tasa de ataques al corazón”, aclara Nigam H. Shah, líder del estudio.

{ Comments on this entry are closed }

9 peligrosas combinaciones de alimentos y medicamentos que jamás debes realizar

Hay diferentes tipos de interacciones su magnitud depende de la edad, el sexo, el peso o el historial médico

lagacetadesalamanca.es

Existen ciertos alimentos que, mezclados con ciertos medicamentos, pueden tener consecuencias desastrosas para la salud. Algunas medicinas pueden no tener ningún efecto en nuestra dolencia, pero en el peor de los casos podrían provocar problemas muy graves. Estas son algunas indicaciones que tenemos que tene en cuenta para no hacer mezclas que perjudiquen nuestra salud.

ANALGÉSICOS Y GASEOSAS
Medicamentos como el ibuprofeno, para inflamaciones, dolores musculares y de cabeza, no deben mezclarse con bebidas gaseosas. Esto es porque el ácido carbónico y el ácido de las gaseosas aumentan la absorción y la concentración del medicamento en la sangre de tal forma que podría intoxicar y afectar a los riñones..

ANTIBIÓTICOS Y LÁCTEOS
Aquellos medicamentos que sirven para combatir infecciones, como la ciprofloxacina o la penicilina, nunca deben ser consumidos junto a lácteos, porque su eficiencia se reduce de forma considerable.

CÍTRICOS Y MEDICAMENTOS PARA REDUCIR EL COLESTEROL
Esta mezcla podría causar algo parecido a una sobredosis. La atorvastatina, fluvastatina, lovastatina, simvastatina, rosuvastatina y pravastatina, que están indicados para tratar la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Los alimentos que se deben evitar mezclar con estas medicinas son cítricos, como naranja, limón o pomelo.

ANTICOAGULANTES Y ESPINACAS
Los medicamentos indicados para prevenir la trombosis no deben mezclarse con alimentos ricos en vitamina K como pueden ser las espinacas, col, arándanos, ajo o brócoli. Esto es porque, al ser anticoagulantes, intensifican el efecto de la warfarina y provocan sangrado.

BEBIDAS CON CAFEÍNA Y BROCODILATADORES (SALBUTAMOL)
Medicamentos como la teofilina o el salbutamol para tratar enfermedades respiratorias como el asma, o la bronquitis suelen tener un efecto estimulante en el sistema nervioso. Por ello hay que evitar consumir cafeína, sobre todo porque la teofilina aumenta su toxicidad cuando es mezclada con esta. Además, también hay que tener cuidado con la comida alta en grasas.

ANTIARRÍTMICOS REGALIZ Y ALIMENTOS CON FIBRA
Medicamentos como la digoxina, indicados para curar y prevenir la insuficiencia cardíaca, al consumirlos junto con alimentos altos en ácidoglicirrícico pueden provocar latidos irregulares o incluso un paro cardiaco. Este ácido se encuentra en el regaliz, en dulces y pasteles e incluso en la cerveza. Por otra arte los alimentos que contienen fibra dietética, disminuyen la eficiencia del medicamento.

ALIMENTOS RICOS EN POTASIO Y MEDICAMENTOS PARA LA PRESIÓN ARTERIAL
Medicamentos indicados para tratar enfermedades de los riñones y el corazón, no deben tomarse junto con alimentos ricos en potasio como el plátano, la patata, la soja o las espinacas, ya que estos aumentan la cantidad del potasio en sangre.

HORMONAS TIROIDEAS Y SOJA
La levotiroxina y sus medicamentos análogos, no pueden mezclarse con soja, nueves o fibra, ya que estos bloquean la absorción del medicamento.

ANTIDEPRESIVOS Y CARNE
Los medicamentos del grupo de inhibidores de la MAO deben evitar mezclarse con carnes, pescados, quesos o embutidos secos, ya que al entrar en contacto con la tiramina pueden aumentar críticamente la presión.

{ Comments on this entry are closed }

Laboratorios Ordesa distribuirá en España fármaco para las náuseas embarazo

lavanguardia.com

Laboratorios Ordesa ha llegado a un acuerdo con Inibsa Ginecología para distribuir en España el fármaco Cariban, indicado para el tratamiento de las náuseas y los vómitos del embarazo.

En un comunicado, la compañía catalana, controlada por la familia Ventura, ha explicado que, con este fármaco, complementará su gama de productos relacionados con el bienestar femenino y la maternidad.

Esta línea, denominada DonnaPlus, cuenta con complementos alimenticios, productos sanitarios y cosméticos. EFE

{ Comments on this entry are closed }

Un nuevo medicamento para el Parkinson podría combatir a las dificultades de movimiento

La opicapona, añadida al tratamiento estándar, parece ser segura y tolerarse bien, señalan unos investigadores

healthfinder.gov

Una nueva investigación sugiere que las personas con la enfermedad de Parkinson podrían obtener un mejor y más fiable control motor tomando un fármaco experimental llamado opicapona junto con la levodopa, el medicamento estándar.

Un estudio de cientos de pacientes de Parkinson encontró que el medicamento, la opicapona, mejora la capacidad de la levodopa de controlar las dificultades motoras asociadas con el Parkinson, apuntó el coautor del estudio, el Dr. Patricio Soares-da-Silva.

Esos problemas motores incluyen temblores, rigidez y movimiento lento.

La opicapona (Ongentys) parece ser una mejora respecto a las opciones actuales de tratamiento, dijo Soares-da-Silva, director de investigación y desarrollo del fabricante del fármaco, Bial-Portela & Ca. SA, en Portugal.

El Parkinson, una enfermedad neurodegenerativa progresiva, no tiene cura conocida. Tampoco hay ningún tratamiento que ralentice o detenga de forma efectiva la progresión de la enfermedad, según la Michael J. Fox Foundation. La fundación se estableció para encontrar una cura para el Parkinson.

Pero ciertos medicamentos, como la levodopa, pueden ayudar a controlar los problemas con el movimiento.

Los temblores y otras dificultadles motoras surgen debido a una insuficiencia de dopamina, un mensajero químico o neurotransmisor. La levodopa (Sinemet) es un medicamento para el sistema nervioso central. En el cuerpo, el cerebro lo convierte en dopamina.

La levodopa, una pastilla, sigue siendo el fármaco de primera línea más importante en la gestión del Parkinson, según la National Parkinson Foundation.

Pero la levodopa es difícil de tomar. Como puede provocar náuseas graves, debe tomarse con el medicamento carbidopa. La carbidopa (Lodosyn) previene las náuseas y mejora la potencia de la levodopa.

Además, a medida que el Parkinson avanza, los pacientes que toman levodopa a largo plazo con frecuencia experimentan un efecto de disminución llamado discinesia, que se caracteriza por un movimiento involuntario frecuente.

Se utilizan dos fármacos conocidos como inhibidores de la COMT para combatir ese efecto, pero ambos tienen graves desventajas. Uno aumenta el riesgo de insuficiencia hepática, mientras que el otro solo aumenta la efectividad de la levodopa moderadamente, dejando a los pacientes con una inestabilidad frustrante respecto a la fiabilidad del tratamiento, señalaron los investigadores.

El nuevo estudio buscaba explorar una nueva opción posible, la opicapona. También inhibe la enzima COMT.

Para evaluarlo, los investigadores reclutaron a 427 pacientes de Parkinson (con una edad promedio de 63 años) de 71 centros de salud en 12 países.

Todos habían recibido un diagnóstico de Parkinson al menos tres años antes, y ya estaban experimentando una reducción en la efectividad de la levodopa.

Entre 2011 y 2013, todos los pacientes comenzaron un ensayo inicial de tres a cuatro meses de duración. Los pacientes recibieron 25 o 50 miligramos de opicapona una vez al día, o un placebo diario. Esto fue seguido por un régimen de un año en que todo el mundo recibió opicapona en la dosis baja o en la alta junto con la levodopa.

Al final, 286 pacientes completaron el estudio. La mayoría de los que se retiraron citaron eventos adversos. Los efectos secundarios más comunes fueron problemas del movimiento (discinesia), estreñimiento y sequedad bucal, según el estudio, publicado en línea el 27 de diciembre en la revista JAMA Neurology.

El equipo de investigación encontró que al final de ambas fases del estudio, las personas que tomaban la versión de opicapona con la dosis más alta alcanzaron una “reducción significativa” en la cantidad de tiempo en que la levodopa no funcionaba, que se caracterizó como “periodo de ausencia de respuesta” (“off-time”). Ese efecto no se observó con la dosis más baja.

Soares-da-Silva añadió que la opicapona con la dosis más alta también provocó un aumento en el tiempo en que la levodopa funcionó bien, lo que significa el periodo en que el fármaco era “activo” sin señales de movimiento involuntario debilitante.

El medicamento está aprobado por la Comisión Europea. El fabricante del fármaco todavía no ha solicitado la aprobación en Estados Unidos.

Los autores de un editorial que acompañó al estudio en la revista sugieren que la opicapona parece ser una clara mejora respecto a opciones anteriores de tratamiento.

“Este estudio… encontró que la opicapona es segura, se tolera bien y se dosifica con facilidad”, escribieron la Dra. Allison Boyle, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas en Houston, y sus colaboradores.

Los autores del editorial concluyeron que “la terapia con opicapona una vez al día podría resultar un método de tratamiento más fácil y práctico para pacientes y profesionales clínicos”.

{ Comments on this entry are closed }

serpiente azulBuscan transformar un veneno letal en medicamento

Este animan, conocido como ¨asesinao de asesinos¨ por atacar a las cobras, posee un veneno que actúa de inmediato y podría ser la clave para tratar dolores en humanos.

infofueguina.com

La serpiente de coral azul (denominada Calliophis bivirgata) es una de las especies más lindas pero venenosas del planeta.

Una investigación reciente revela propiedades de su poderoso veneno, distinto al de todas las otras serpientes, y analiza su potencial como medicamento contra los dolores.

El trabajo detalla que ese veneno ataca directamente “los receptores que son críticos para el dolor en los seres humanos y podría ser utilizado como un método de tratamiento” contra enfermedades crónicas.

“La mayoría de las serpientes tienen un veneno de acción lenta que funciona como un poderoso sedante. Provoca sueño y movimientos lentos antes de llevar a la muerte”, dijo a BBC Bryan Fry, investigador de la Universidad de Queensland, tal como detalla Mirada Profesional en la web.

“El veneno de esta serpiente, sin embargo, funciona casi de inmediato, ya que por lo general se alimentan de animales muy peligrosos (las cobras) que deben matar antes de que las maten a ellas. Por eso son las asesinas de asesinas”, describió.

Los caracoles “conos” (los más venenosos del mundo) y los escorpiones son algunos de los pocos invertebrados que fueron estudiados por la ciencia por el poder letal de sus mecanismos de defensas. Sin embargo, como un vertebrado, la serpiente es evolutivamente más cercana a los seres humanos y, por lo tanto, según el doctor Fry, un medicamento desarrollado a partir de su veneno podría ser potencialmente más eficaz.

“El veneno se dirige a nuestros canales centrales de transmisión del dolor. Podríamos convertir esto en algo que podría ayudar a aliviar el dolor”, dice el científico.

Un problema para el estudio y posible desarrollo de un medicamento contra el dolor a base de su veneno, es que esta serpiente es difícil de encontrar. El 80% de su hábitat fue destruido para plantaciones en el sudeste asiático.

En el equipo de investigación de este estudio hay científicos de China, EE.UU. y Singapur. “Estamos tratando de ver si hay algún pariente de la serpiente coral azul que tenga propiedades diferentes. Algunas personas dicen que la única serpiente buena es la que esté muerta… pero nosotros queremos hacer lo opuesto aquí”, bromea Fry sobre la benevolencia de la coral azul en el laboratorio.

{ Comments on this entry are closed }

Fármacos para lupus o artritis podrían reducir la depresión

europeamedia.es

350 millones de personas en el mundo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), padecerían cuadros psicológicos depresivos y se podrían beneficiar con esta variación en el uso de fármacos para tratar enfermedades inflamatorias.

“Cada vez nos resulta más claro que la inflamación juega un papel en la depresión, al menos en el caso de algunas personas. Y ahora nuestro trabajo sugiere que podría ser posible tratar a estos pacientes con fármacos antiinflamatorios. Lógicamente, estos no son los antiinflamatorios que la población consume a diario, sino una nueva clase de fármacos”, explica Golam Khandaker, director de la investigación publicada en “Molecular Psychiatry”, la cual señala que uno de los efectos secundarios relacionados al tratamiento con inhibidores de las citoquinas en las enfermedades autoinmunes (como la artritis o el lupus) provocarían una disminución de la sintomatología de la depresión.

Las citoquinas son una clase de proteínas que el sistema inmune elimina en el torrente sanguíneo en casos en donde el organismo se siente amenazado por un virus o por una bacteria. Esta reacción ocurre en las patologías autoinmunes, la manera de tratar inhibir este proceso es lo que se estudia como manera de aliviar los cuadros depresivos en el futuro.

En España se calcula que 2,6 millones de pacientes padecen de depresión. Aunque es una de las enfermedades psicológicas cuyas características más se conocen a lo largo de la población, se estima que es una patología no siempre diagnosticada a tiempo y/o tratada con los protocolos necesarios para garantizar el bienestar del individuo afectado. Se estima que un tercio de quienes se encuentran afectados por este trastorno psicológico, no obtiene beneficios al consumir los fármacos hoy en día comercializados para tratar esta complicación. Los antidepresivos que actualmente se prescriben funcionan sobre un neurotransmisor, pero lo que hoy se busca es generar alternativas personalizadas para aquellos pacientes que no responden a ese tipo de tratamiento.

Un estudio realizado por la Universidad de Cambridge arroja como resultado que la depresión tiene una clara conexión con la inflamación, de la misma manera que las enfermedades autoinmunes, como la enfermedad de Crohn o la psoriasis, afectan al cuerpo humano.

“Aún es muy pronto para decir cuándo se podrían usar estos inhibidores de citoquinas en el manejo clínico de la depresión. Necesitamos ensayos clínicos para evaluar la eficacia de estos fármacos en los pacientes que no tienen las enfermedades crónicas para los que fueron desarrollados…Además algunos de estos medicamentos pueden tener efectos adversos muy graves, por lo que deben ser previamente estudiados”, menciona ante la posibilidad de prontamente comenzar a utilizar estos medicamentos para tratar la depresión, el co-autor del estudio Peter Jones.

{ Comments on this entry are closed }

Un medicamento para la artritis podría servir para un tipo de pérdida de pelo

Los investigadores observaron que el pelo volvía a crecer en pacientes con alopecia areata, una enfermedad autoinmune

healthfinder.gov

En las personas que sufren una afección que provoca una pérdida de pelo que resulta deformante, un medicamento que se usa para la artritis reumatoide podría hacer crecer de nuevo el pelo, según un pequeño estudio reciente.

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune que provoca la caída de pelo en algunos puntos o completamente, en la cabeza, el cuerpo, las cejas y las pestañas.

Los investigadores hallaron que más del 50 por ciento de los 66 pacientes tratados con el medicamento Xeljanz (citrato de tofacitinib) experimentaron un nuevo crecimiento del pelo en 3 meses.

“Existe la esperanza ahora de que tengamos más cosas que decir a los pacientes aparte de recibir consejería y ponerse una peluca”, comentó el investigador principal, el Dr. Brett King, profesor asistente de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut.

Xeljanz parece funcionar al detener el ataque del sistema inmunitario a los folículos capilares, dijo King. Además, los investigadores han identificado genes que podrían predecir la respuesta de un paciente al tratamiento, señaló.

King afirmó que es dudoso que Xeljanz funcione para los tipos de alopecia más comunes (como la calvicie de patrón masculino), que no son el resultado de una enfermedad autoinmune.

Se desconoce si el hecho de que el cabello vuelva a crecer será algo duradero o cuánto tiempo tendrá que seguir tomando el medicamento una persona, comentó King.

“Es posible que si podemos tratar a las personas durante el suficiente tiempo la enfermedad entre en remisión, pero no lo sabemos”, dijo.

Para realizar el estudio, King y sus colaboradores trataron a los pacientes con 5 miligramos de Xeljanz dos veces al día durante 3 meses.

A lo largo de ese periodo, más del 50 por ciento de los pacientes vieron que su pelo volvió a crecer y un tercio de ellos recuperaron más de la mitad del cabello que habían perdido en la cabeza, señaló King.

Los efectos secundarios fueron leves, añadió.

King espera que una gran compañía farmacéutica vea estos resultados y financie ensayos de mayor tamaño para buscar la aprobación de la FDA para el uso de Xeljanz como tratamiento estándar para los entre 4 y 11 millones de estadounidenses con alopecia areata.

El tratamiento con Xeljanz es caro y cuesta hasta 40,000 dólares al año. Dado que el medicamento no está aprobado para el tratamiento de la alopecia areata, quizá el seguro no lo cubra para ese uso, dijo King. Pero los médicos podrían convencer a las aseguradoras de que cubran los costos, añadió.

El estudio aparece en la edición del 22 de septiembre de la revista JCI Insight.

Dos dermatólogas que no participaron en el estudio afirmaron que los hallazgos son promisorios.

“Los resultados de este ensayo son muy emocionantes”, dijo la Dra. Kay Burris, profesora asistente de dermatología en Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

“La alopecia areata es una afección frustrante para los pacientes y para los médicos, y las opciones de tratamiento actuales tienen resultados mixtos”, comentó Burris.

Los tratamientos incluían inmunosupresores generales, como la cortisona inyectada directamente en las áreas de la pérdida del pelo, como el cuero cabelludo o las cejas.

Los tratamientos más elaborados incluyen medicamentos orales o cremas cutáneas a fin de suprimir la respuesta inmunitaria o de estimular al sistema inmunitario para superar la caída del pelo, comentó la Dra. Doris Day, dermatóloga en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

“La alopecia areata puede aparecer a cualquier edad y puede ser devastadora para la persona que sufre [la enfermedad]”, señaló Day.

“La buena noticia es que Xeljanz ha funcionado incluso en pacientes que llevaban perdiendo el pelo 5 o más años. El pelo empieza a crecer en un mes, y el crecimiento es significativo, ya que el pelo a menudo vuelve a crecer con un grosor y volumen normales o casi normales”, dijo.

Se necesita más investigación para observar qué tan seguro es el tratamiento, especialmente en los niños, dijo Burris. “Pero estos resultados nos hacen mantener la esperanza de que un tratamiento nuevo, seguro y efectivo podría estar pronto en el horizonte”.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas