From the category archives:

General

La hora a la que comes altera tu reloj biológicoLa hora a la que comes altera tu reloj biológico

El estudio expone que las personas que sufren de jet lag podrían tratar de comer en intervalos de tiempo específicos para ayudar a restablecer sus relojes internos.

muyinteresante.es

Ya sabemos que el cuerpo humano trabaja todo el día. Nuestras funciones biológicas siguen ciclos de 24 horas, o ritmos circadianos, que son cambios fisiológicos y mentales impulsados por nuestros relojes biológicos internos. Ahora, una investigación llevada a cabo por expertos de la Facultad de Salud y Ciencias Médicas de la Universidad de Surrey (Reino Unido), explica cómo podemos restablecer uno de estos relojes corporales. Con los horarios de comida.

Recordemos que los ritmos circadianos son controlados, a su vez, por los llamados relojes maestros de nuestros cerebros. Este ‘reloj maestro’, no es sino un grupo de neuronas que se comunican entre sí y que se encuentran en un área del cerebro conocida como el núcleo supraquiasmático (abreviado NSQ), dentro del hipotálamo.

El SCN tiene aproximadamente 20.000 neuronas o células nerviosas y el área cerebral en el que se encuentra (el hipotálamo) controla la temperatura corporal, el hambre y la sed.

La investigación ha examinado el efecto de un retraso de 5 horas en los tiempos de comida en el reloj maestro del cuerpo, así como en sus varios ritmos circadianos periféricos.

¿Por qué elegir la comida?

Aunque sabemos que los ritmos circadianos, el metabolismo humano, los patrones de alimentación y la nutrición están interconectados, el vínculo entre las comidas y el ritmo circadiano no ha sido suficientemente investigado.

Por ello, reunieron a 10 jóvenes sanos para un experimento que duró 13 días. Se sirvió a los participantes tres comidas al día, separadas por intervalos de 5 horas, que se producían o muy temprano o mucho más tarde de haberse despertado. Los primeros intervalos de comida comenzaron media hora después de despertarse, mientras que los tardíos comenzaron 5,5 horas después de ese momento. Todas las comidas tenían el mismo contenido nutricional y el mismo número de calorías.

Los científicos midieron los ritmos circadianos de los participantes en una “rutina constante” de 37 horas, que es un protocolo de investigación especial que permite específicamente a los científicos medir el ritmo circadiano de una persona. Por lo general, implica reposo continuo en cama bajo iluminación persistente. En este caso, la rutina incluía iluminación débil, bocadillos pequeños igualmente espaciados, actividad física reducida y no dormir.

¿Qué ocurrió?

En general, el retraso en el tiempo de las comidas no influyó en el apetito o somnolencia de los participantes. El reloj maestro del cerebro tampoco se vio afectado, ya que sus biomarcadores -por ejemplo, melatonina y cortisol, y la expresión génica- permanecieron sin cambios. Sin embargo, lo que sí cambió significativamente fueron los niveles de azúcar en sangre de los participantes. Los tiempos tardíos de las comidas retrasaron los ritmos de azúcar en sangre en un promedio de 5 horas.

“Un retraso de 5 horas en los tiempos de las comidas causa una demora de 5 horas en nuestros ritmos internos de azúcar en sangre. Creemos que esto se debe a cambios en los relojes en nuestros tejidos metabólicos, pero no en el reloj maestro en el cerebro. Esperábamos ver algunos retrasos en los ritmos después de las comidas tardías, pero el tamaño del cambio en los ritmos de azúcar en la sangre fue sorprendente. También fue sorprendente que otros ritmos metabólicos, incluyendo la insulina en sangre y los triglicéridos, no cambiaron “, explica Jonathan Johnston, coautor del trabajo.

Además, descubrieron que el ritmo de la expresión de un gen llamado PER2 también se retrasó 1 hora.

“Por lo tanto, las comidas cronometradas desempeñan un papel en la sincronización de los ritmos circadianos periféricos en los seres humanos y pueden tener especial relevancia para los pacientes con trastornos del ritmo circadiano, trabajadores por turnos y viajeros transmeridianos”, concluyen los autores.

Así, las personas que sufren habitualmente jet lag podrían tratar de comer en intervalos de tiempo específicos para ayudar a restablecer sus relojes internos.

{ Comments on this entry are closed }

Tratamiento con imanes para curar la escoliosis

Los niños que nacen con curvatura de la espalda podrían beneficiarse de un nuevo tratamiento que utiliza varillas magnetizadas para enderezar la columna vertebral, aseguran las directrices clínicas provisionales recién publicadas en el Reino Unido.

El Instituto Nacional para la Salud y la Atención de Excelencia (Nice, en inglés) afirmó que el tratamiento sería una buena alternativa a la terapia de varillas convencionales que requieren más cirugía.

Pero las varillas magnetizadas se podrían ajustar en una consulta clínica por medio de un control remoto. Los imanes del control remoto se comunican con los de las varillas implantadas, permitiendo al médico estirar el armazón que corrige la curvatura de una manera no invasiva, según el sitio BBC Mundo.

Esto significa que el paciente solo requeriría un par de operaciones -una para implantar las varillas y otra para retirarlas al final del tratamiento- y se descartarían los otros procedimientos quirúrgicos de “estiramiento” que normalmente se deben realizar cada seis meses.

Menos visitas al quirófano

El tratamiento con varillas implica varias operaciones para extenderlas y corregir la curvatura de la espalda. La escoliosis es una condición en la que la columna vertebral se desvía anormalmente hacia un lado.

En la mayoría de los casos no se necesita un tratamiento porque la columna se corrige por sí sola a medida que el individuo crece.  Otros pueden necesitar una faja dorsal para mantener la columna vertebral recta mientras crece. Otros van a tener que someterse a una operación. “Esto tiene el potencial de eliminar algunos de los momentos angustiantes del tratamiento con varillas”, expresó Laura Counsell, de la Asociación de Escoliosis de Reino Unido.

El uso de las varillas magnetizadas significa que los niños pueden, en cambio, entrar en una sesión clínica para el ajuste y salir inmediatamente después, dijo Counsell, aunque expresó cautela ante el procedimiento.

“Todavía se trata de una nueva tecnología que está en sus inicios”, advirtió. “Es útil para un grupo específico de niños, así que no es una cura mágica”, añadió. Nice señala que las varillas magnéticas pueden ser aplicadas a pacientes elegibles entre los 2 y 11 años.

Jane Clarke, consejera experta de pacientes sobre la junta de directrices de Nice, cuyo nieto de 10 años está siendo tratado con las varillas magnetizadas aseguró que “las varillas ya le han ahorrado unas tres operaciones”.

“Hizo falta una cirugía para implantarle las varillas en mayo del 2012, pero no ha necesitado más”, manifestó. “Eso quiere decir, no más cicatrices adicionales y no más cánulas (entubaciones), cosa que odiaría”. Clarke añadió que la extensión de las varillas magnetizadas puede ser incómoda, pero no dolorosa. “Él se ríe porque los imanes le hacen cosquillas. Poco después está saltando por ahí otra vez

{ Comments on this entry are closed }

¿Puedo morir de un chupetón?

Las marcas que surgen tras un beso-succión son inocuas normalmente, pero no siempre.

muyinteresante.es

Científicamente hablando, la sugilación, más conocida como chupetón, es un tipo de hematoma llamado equimosis que surge debido a una fuerte succión realizada con la boca sobre alguna parte del cuerpo, normalmente el cuello. Su evolución de colores suele ir desde el negro y el morado hasta el anaranjado y el amarillo, pasando por el azul y el verde; y dura en torno a unos quince días. A priori son bastante inocuos, pero en ocasiones pueden dar problemas más graves que los puramente estéticos.

El verano pasado se publicó la noticia de que un joven de diecisiete años había muerto en México a causa de un chupetón que le había dado su novia. Al parecer, había vuelto a casa porque estaba sufriendo convulsiones tras besarse con ella, y allí murió de una embolia ante la mirada impotente de sus padres.

Sin embargo, muchos médicos se apresuraron a aclarar que la posibilidad de este tipo de accidentes –un coágulo en una arteria cerebral– es muy remota. Charles Abrams, presidente de la Sociedad Estadounidense de Hematología, afirmó que los coágulos en venas o arterias se suelen formar cuando el flujo sanguíneo es lento, algo que difícilmente puede producir un beso y que, según este científico, requeriría un trauma muy potente.

Aun así, no es el primer accidente descrito en la literatura médica por una succión amatoria. En 2010, el New Zealand Medical Journal destapó el caso de una mujer que sufrió parálisis de un brazo durante varios días a causa de un chupetón.

{ Comments on this entry are closed }

Tips y consejos para una Vida Saludable

  • Actualízate de nuevas técnicas constantemente: lee noticias, revistas de nutrición, dietas y actualidad en salud
  • Dieta mediterránea y pirámide nutricional: practíquela comiendo muchas frutas y verduras, ensaladas sanas, legumbres, aceite de oliva, pastas y pescados. No tome con frecuencia: carnes rojas, mantequillas y productos lácteos grasos, reposterías, dulces, etc. De tomar carne, inclínese mejor por carnes blancas (aves, pollo, pavo…..).
  • Comer verdura en abundancia, mejor cruda. Engordan poco y nada, por eso, se pueden incorporar en la cantidad que se quiera. Siempre son preferibles las siguientes: lechuga, tomate, cebolla, espárragos, calabazas y otros vegetales “verdes”.
  • Apoyo, apoyo, apoyo. Es la clave para continuar y mantenerse. En otras palabras, no caiga en las tentaciones que se presentarán en el camino, y en lo cual el grupo de apoyo juega un papel fundamental
  • Practicar ejercicio la mayoría de días de la semana te ayudará a “liberar” el estrés, mientras que también fortaleces tu corazón y quemas calorías. Además, mientras haces ejercicio, tu cuerpo libera unas sustancias llamadas “endorfinas”, que son responsables de darte esa sensación de placer y bienestar luego de que te ejercitas

 

{ Comments on this entry are closed }

¿Es él de los impacientes? Mírelo a los ojos

Las personas menos pacientes cambian el enfoque visual con rapidez, halla un estudio

Las personas con movimientos oculares rápidos tienden a ser menos pacientes y más propensas a tomar decisiones impulsivas, afirma un estudio reciente.

Evaluar el movimiento corporal, lo que incluye la velocidad de los ojos a medida que se enfocan entre una cosa y otra, ayuda a revelar cómo evalúa el cerebro de una persona el paso del tiempo en relación con el valor de una recompensa potencial, comentaron los investigadores de la Universidad de Johns Hopkins.

“Cuando acudo a la farmacia y veo una cola larga, ¿cómo decido cuánto tiempo estoy decidido a esperar?”, planteó en un comunicado de prensa de la universidad la investigadora principal, Reza Shadmehr, profesora de ingeniería biomédica y neurociencia. “Y los que se van y nunca entran en la cola también son los que tienden a hablar y caminar rápido, quizá debido a la forma en que valoran el tiempo en relación con las recompensas”.

Tener una mejor comprensión de cómo las personas evalúan el tiempo cuando toman decisiones podría ayudar a explicar por qué las disfunciones en ciertas áreas del cerebro hacen que la toma de decisiones sea más difícil para las personas con lesiones cerebrales o trastornos neurológicos como la esquizofrenia, señalaron los investigadores.

Para el estudio, que aparece en la edición de esta semana de la revista Journal of Neuroscience, los investigadores condujeron una serie de experimentos con voluntarios y hallaron una correlación potente entre la velocidad del movimiento ocular y la paciencia o impulsividad.

“Parece que las personas que realizan movimientos rápidos, al menos movimientos oculares, tienden a estar menos dispuestas a esperar”, señaló Shadmehr.

“Nuestra hipótesis es que podría haber un vínculo fundamental entre la forma en que el sistema nervioso evalúa el tiempo y la recompensa con el control de los movimientos y la toma de decisiones”, señaló Shadmehr. “Después de todo, la decisión de moverse se ve motivada por un deseo de mejorar la situación propia, que también es un potente factor de motivación en la toma de decisiones más complejas”.

{ Comments on this entry are closed }

¿Puede estar sentado demasiado tiempo provocar ansiedad?

Una revisión encontró un vínculo entre ambas cosas, pero no causalidad

Las personas que pasan gran parte de su día sentadas quizá sean más propensas a sentirse ansiosas, sugiere una revisión reciente.

Los investigadores señalaron que los hallazgos no prueban que estar sentado frente a la tele o a la computadora provoque ansiedad. Por un lado, es posible que las personas que tienden a la ansiedad elijan ser sedentarias.

Por otro lado, también es posible que pasar demasiado tiempo sentado pueda afectar al bienestar mental, planteó la investigadora principal, Megan Teychenne, del Centro para la Investigación sobre la Actividad Física y la Nutrición de la Universidad de Deakin en Victoria, Australia.

Quizá sea una vía indirecta. Por ejemplo, si las personas duermen poco porque pasan horas en internet o viendo tele, eso podría contribuir a la ansiedad, explicó Teychenne. También podría ser más directo: por ejemplo, si una actividad sedentaria, como los videojuegos, estimula de forma constante al sistema nervioso.

Pero, por ahora, es especulación.

Lo importante, según Teychenne, es que hay una relación entre estar sentado de forma prolongada y la ansiedad, y se debe estudiar más.

“Sabemos que la ansiedad es una enfermedad grave”, dijo, y anotó que en Australia alrededor de una sexta parte de los adultos y los adolescentes sufren un trastorno de ansiedad.

“Con la creciente cantidad de personas que pasan mucho tiempo de su día frente a computadoras, a la televisión o con sus smartphones, es importante que determinemos si el tiempo que pasamos sentados de hecho conduce a un mayor riesgo de ansiedad”, planteó Teychenne.

La revisión, que aparece en la edición en línea del 19 de junio de la revista BMC Public Health, observó nueve estudios internacionales. Algunos se enfocaron en los adultos y otros en los niños. Algunos evaluaron la ansiedad clínica en toda regla, mientras que otros preguntaban a las personas con qué frecuencia se sentían “preocupadas, tensas o ansiosas”.

El equipo de Teychenne encontró que, en general, la mayoría de los estudios encontraron una correlación entre el tiempo que las personas pasaban sentadas a diario y su riesgo de ansiedad.

Pero hay salvedades importantes. La mayoría de los estudios compararon un grupo de personas con otro, en un punto del tiempo, en lugar de seguir a las mismas personas en el tiempo.

Teychenne apuntó que, por ende, no está claro qué sucedió primero: la ansiedad o el estilo de vida sedentario.

Además, los estudios que se enfocaron en el “tiempo delante de la pantalla” (estar sentado frente a la televisión o a la computadora) llegaron a conclusiones mezcladas. Algunos sugirieron un vínculo con la ansiedad, y otros no.

“Lo que podemos decir es que sabemos que el tiempo que uno pasa sentado en general, que con frecuencia tiene que ver con el uso de computadoras, de la televisión, de los smartphones y de otros dispositivos electrónicos, se vinculó con unos niveles más altos de síntomas de ansiedad”, dijo Teychenne. “Es importante que lo tengamos en cuenta en nuestras ocupadas vidas diarias”.

Investigaciones anteriores ya habían encontrado una asociación entre la conducta sedentaria y las enfermedades físicas. Una revisión canadiense de 47 estudios que se publicó en enero encontró que estar sentado mucho tiempo se vinculaba con unas probabilidades significativamente más altas de enfermedad cardiaca, diabetes, cáncer y muerte precoz.

Teychenne recomendó que las personas incluyan tiempo para caminar, e incluso simplemente para estar de pie y estirarse, durante el día.

“Hacer estas cosas es sencillo, pero son importantes tanto para la salud física como para, potencialmente, la salud mental”, planteó.

El Dr. Alan Manevitz, psiquiatra clínico del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo.

“Es sentido común”, dijo Manevitz, que no participó en la investigación.

Al igual que Teychenne, enfatizó que el estudio no prueba causalidad. Pero añadió que hay muchas evidencias que conectan a la actividad física con el bienestar mental.

No se trata de una relación simple, apuntó Manevitz. Las personas ansiosas o deprimidas podrían quedarse en casa y pasar gran parte de su día sentadas, lo que a su vez podría empeorar sus síntomas de salud mental.

Pero también es factible que un exceso de inactividad pueda fomentar la ansiedad en primer lugar, según Manevitz. Apuntó a investigaciones con animales que sugieren que el ejercicio puede calmar la respuesta del cerebro al estrés.

La salud física también tiene que ver, dijo Manevitz. Quizá las personas sedentarias tienen más problemas médicos crónicos, lo que puede afectar a la salud mental.

“Todas esas cosas (la inactividad, la depresión, la ansiedad, la salud física) se afectan entre sí. Hay una interacción”, afirmó Manevitz.

Se mostró de acuerdo en que es una buena idea tomar descansos del trabajo (o de la tele) para caminar, estirarse o moverse de alguna forma.

“No es necesario ir a clases de spinning ni al gimnasio para incorporar la actividad en su vida”, afirmó Manevitz.

 

{ Comments on this entry are closed }

El estreñimiento mal cuidado puede causar hemorroides

El funcionamiento intestinal puede alterarse por varias circunstancias: dieta, hábitos alimenticios, ingesta de algunos medicamentos, enfermedades crónico-degenerativas y condiciones emocionales como estrés, ansiedad o depresión, comentó la Dra. Brenda Solís, gerente médico de IFA CELTICS. quien agregó que este padecimiento es cada día más frecuente y nadie puede considerarse a salvo de sufrirlo en algún momento de su vida, independientemente de su género o edad.

Cabe destacar que el 35% son estreñidos crónicos de los cuales el 80% son mujeres, y que pocos acuden al médico para su tratamiento, aun cuando este padecimiento puede complicarse y producir polipos o divertículos, alteraciones estructurales del colon, fístulas anorectales, hemorroides y sangrados por fricción.

Se conoce como estreñimiento cuando se tienen tres evacuaciones o menos en una semana, o si las heces son duras, secas y difíciles de expulsar, provocando en algunas ocasiones la sensación de haber evacuado de manera incompleta. Además, algunas personas pueden cursar con sensación de distensión abdominal y presencia de gases.

Para cada paciente tiene significado particular, pero en general se puede hablar de un trastorno en el ritmo normal de evacuación, comentó la Dra. Solís, quien mencionó algunas causas de estreñimiento: comer poca fibra y tomar poca agua; falta de actividad física; los medicamentos como antiácidos, antidepresivos; padecer Síndrome de Intestino Irritable; abuso de laxantes; cambios en la rutina diaria; aguantarse cuando se tiene deseo de evacuar; problemas de motilidad instestinal y algunas enfermedades como Parkinson, Lupus, etc.

Entre las recomendaciones generales para combatirlo están el consumir suficiente fibra en la dieta. Las verduras, las frutas frescas, las frutas secas, al igual que el trigo integral, el salvado o la harina de avena son excelentes fuentes de fibra.

Para obtener los beneficios de la fibra, es muy importante incrementar el consumo de líquidos para ayudar a evacuar las heces. Se recomienda también incrementar la práctica de ejercicio. Y recuerde: es fundamental acudir al médico inmediatamente cuando e estreñimiento persiste más de una semana, hay dolor abdominal intenso, se está embarazada o lactando y hay presencia de sangre en las heces.

Actualmente se cuenta con varios tipos de reguladores intestinales, como Isilax, un laxante natural con senósidos A y B y simeticona. Los senósidos son laxantes de tipo estimulante que actúan en el colon. Aumentan la motilidad intestinal, ejerciendo una acción directa sobre las terminaciones nerviosas del intestino y realizan su acción laxante.

La simeticona disminuye la distensión abdominal que suele acompañar al estreñimiento. Favorece la expulsión de los gases del tubo digestivo y reduce las flatulencias y cólicos.

Así,  Isilax regula las  funciones de evacuación del intestino grueso, ayuda a disminuir la inflamación y los gases, y alivia el estreñimiento de forma controlada, suave y natural.

 

 

.

{ Comments on this entry are closed }

Las tuberías con goteras podrían significar que el agua del grifo está contaminada, según un estudio

Una investigación de ingenieros británicos refuta la idea de que la presión del agua sea suficiente para que los contaminantes no entren

Hace mucho que se cree que las goteras en las tuberías de agua no plantean un riesgo de salud para el suministro de agua. Pero un nuevo estudio sugiere lo contrario.

Según explicaron los investigadores británicos, la presión en las cañerías de agua por lo general hace que el agua salga por cualquier gotera, impidiendo que entre cualquier contaminante. Pero su estudio encuentra que si el daño conduce a un descenso significativo de la presión en una tubería, el agua sucia que rodea a la tubería puede entonces entrar por las roturas.

Se creía que solo el agua limpia de la gotera podía entrar por succión en la tubería, y que incluso si también entraban contaminantes, serían expulsados una vez la presión en la tubería volviera a la normalidad.

Pero un equipo liderado por el ingeniero Joby Boxall, de la Universidad de Sheffield, descubrió que el agua subterránea que rodea a la tubería, que con frecuencia está contaminada, puede ser succionada por la tubería y permanecer en ella. Entonces, se desplaza a través de la red de suministro de agua, advirtieron.

“Estudios anteriores han mostrado que el material que rodea a las tuberías de agua contiene potentes contaminantes, incluyendo virus y bacterias de las heces, de forma que cualquier cosa que entre por succión en la red a través de una gotera incluye cosas que no queremos beber”, comentó Boxall en un comunicado de prensa de la universidad.

“A muchos nos ha dado un dolor de estómago que no podíamos explicar del todo, y que con frecuencia atribuíamos a algo que habíamos comido”, señaló. “Ahora parece posible que algunas de esas enfermedades quizá no hayan sido causadas por la comida, sino por el agua”.

Richard Collins, coautor del estudio, dijo que la nueva “investigación muestra que los contaminantes que entran a través de una tubería con goteras podrían estar llegando a los grifos de los consumidores, y aunque esto sería a concentraciones muy bajas, si se detectara no pasaría las pruebas de seguridad”.

Además, Collins añadió en el comunicado de prensa que “también creemos que los microorganismos, incluyendo patógenos, que entran en la red de esta forma podrían adherirse a la superficie interior de la tubería, y multiplicarse. Si luego se desprenden por otro cambio en el flujo, podrían entonces llegar a nuestros grifos en concentraciones más altas”.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas