From the category archives:

Nutricion

 

Edulcorantes artificiales “despistan” el metabolismo y son peores que el azúcar
 
Las intensas campañas públicas en Estados Unidos procurando que la población deje de beber tantas bebidas azucaradas, una de las principales causas de la epidemia de obesidad, impulsó a los fabricantes a sustituir con edulcorantes artificiales la glucosa natural.

Sin embargo un reciente informe de la Universidad Purdue, en Indiana, afirma haber descubierto que los edulcorantes pueden hacer “peor el remedio que la enfermedad”, en tanto alteran a fondo el metabolismo de la gente, provocando distintas afectaciones cardíacas, hipertensión e incluso un efecto rebote en la pérdida de peso.

El estudio desarrollado en laboratorio demostró que la ingesta de edulcorantes provoca en el organismo la respuesta que sería adecuada cuando se toma azúcar , esto es, la producción de insulina y otros procesos metabólicos. Pero todas esas hormonas se encuentran con que no tienen sobre lo qué actuar cuando no descubren glucosa, lo que causa un desajuste metabólico. Al adaptarse el organismo a ese fenómeno, cuando llega una ingesta de azúcar de verdad, el organismo, maleducado por las experiencias anteriores, no reacciona como lo debería hacer naturalmente y los compuestos azucarados persisten sin degradarse en el cuerpo.

Cuando la ciencia linda con las decisiones políticas

Los investigadores han expresado su preocupación en la página web de la Universidad, por cuanto entienden que la industria norteamericana está reaccionando solamente con visión comercial al problema sanitario de la epidemia de obesidad, sustituyendo glucosa por edulcorantes y generando un problema que podría ser aún más grave que el actual. Asimismo las presiones de la misma gente, por soluciones inmediatas a su obesidad, están fomentando la difusión de las nuevas bebidas de bajas calorías.

“Hay una gran presión por parte del sector público para encontrar soluciones que contrarresten el aumento de la obesidad y las enfermedades crónicas, y hay mucho dinero y negocio en juego para la industria alimentaria que desarrolla y promueve estos productos. Las bebidas se están convirtiendo en un asunto clave en la política sanitaria, y más a medida que los Gobiernos implantan impuestos para evitar el consumo de bebidas azucaradas, pero la mayoría de estas medidas excluyen las bebidas con otros edulcorantes porque se consideran sanas. A la hora de tomar decisiones políticas, es más importante que nunca que se tenga en cuenta lo que dice la ciencia”, enfatizan los autores del informe.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

La comida picante prolonga la vida

Nuevo estudia señala que reduce el riesgo de contraer cáncer, enfermedades coronarias y respiratorias

El consumo regular de comida picante estaría asociado a una mayor longevidad y a un menor riesgo de contraer cáncer, enfermedades coronarias o respiratorias, según un estudio chino publicado este miércoles por la revista británica BMJ.

“Nuestro análisis muestra una correlación invertida entre el consumo de comida condimentada y la mortalidad global, así como con ciertas causas de deceso”, como el cáncer o las enfermedades coronarias y respiratorias, asegura el equipo de investigación.

A partir de una muestra de más de medio millón de chinos observados a lo largo de varios años, el estudio revela que “aquellos que consumen alimentos condimentados casi todos los días tienen un 14% menos posibilidades de morir que los que comen comida picante menos de una vez por semana”.

Esa asociación vale tanto para hombres como para mujeres, y es más importante para los que comen picante pero no beben alcohol.

El consumo frecuente de comida picante también se asocia específicamente con un menor riesgo de muerte por cáncer, enfermedad coronaria o respiratoria.

La pimienta, el condimento más utilizado en China, contiene capsaicina, que según los investigadores también ayudaría a combatir la obesidad, además de tener efectos antiinflamatorios, antioxidantes y contra el cáncer.

A pesar del importante tamaño de la muestra, el estudio presenta algunos puntos débiles, en particular la falta de información detallada sobre la composición de las comidas de los participantes.

“Se desconoce si las correlaciones observadas son resultado directo del consumo de pimienta o bien son simple consecuencia de otros elementos favorables de la alimentación que no fueron tomados en cuenta”, comentó Nita Forouhi, una especialista en nutrición de la universidad de Cambridge.

{ Comments on this entry are closed }

 

Salud: la importancia del agua en la tercera edad

La llegada de las altas temperaturas en primavera y verano, sumado al mencionado envejecimiento de la población, pone el énfasis en la deshidratación de los adultos mayores como una de las complicaciones que se agudiza en esta temporada.

Los adultos mayores deben cuidar aún más de ingerir la cantidad de líquidos adecuada para su cuerpo. Si está en esa etapa y además tiene una enfermedad aguda o crónica, puede descompensarse por la falta de hidratación.

El considerable aumento de la población mayor de 60 años se ha acelerado. Incluso, estadísticas señalan que entre los países de Latinoamérica y el Caribe, Chile tiene una de las mayores expectativas de vida al nacer. En la tercera edad, las personas de 80 años o más forman el conjunto de mayor crecimiento, existiendo un predominio del sexo femenino en este grupo etario.

La llegada de las altas temperaturas en primavera y verano, sumado al mencionado envejecimiento de la población, pone el énfasis en la deshidratación de los adultos mayores como una de las complicaciones que se agudiza en esta temporada.

Para dar a conocer los alcances de este problema, el geriatra de Clínica Vespucio Dr. Cristián Mercado aporta interesantes datos y recomendaciones acerca de esta alteración, que ocurre frecuentemente en los adultos mayores.

La deshidratación se define como la pérdida rápida de más del 3% del peso corporal.

Con el paso de los años existe una disminución del agua corporal total. “A los 30 años corresponde a un 60% del peso corporal y a los 80 años es un 50%, aproximadamente”, explica el especialista.

Al envejecer también existen otros cambios que predisponen a la deshidratación como “la disminución del estímulo de la sed (hipodipsia), modificaciones en el sistema regulador de agua y electrolitos (sodio, potasio, cloro), la baja de sensibilidad de una hormona que preserva el agua corporal y  una disminución renal para concentrar la orina”, argumenta.

La  falta de hidratación puede producirse por pérdida excesiva de agua, disminución de cantidad de agua ingerida o por ambas. “Generalmente es debida a varias causas como infecciones, fiebre, diarreas, vómitos, orina excesiva  en el caso de la diabetes y el consumo de  diuréticos”,  señala.

También existen otros motivos que “favorecen la disminución de agua ingerida como el acceso restringido a la misma por limitación física, trastorno visual, restricción de líquidos por indicación médica, alteración de conciencia (tranquilizantes, hipnóticos, delirio), dificultad en deglutir, entre otros. De todos estos, la limitación funcional  y los medicamentos son los que provocan mayor riesgo de  deshidratación”, comenta.

Algunos de los síntomas que puede presentar si usted está deshidratado son: “presión baja, alta frecuencia cardiaca, mucosa oral y sublingual seca, puede presentar alteración de la conciencia, desorientación y escasa orina”, detalla el geriatra de Clínica Vespucio.

Si padece de enfermedades agudas y/o crónicas como diabetes, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal o edemas, debe controlar adecuadamente su ingesta hídrica, pues la falta o el exceso de agua puede descompensar su enfermedad.  Para ello, deberá seguir exactamente la indicación de su médico tratante.

Sobre el tratamiento, Mercado comenta que este consiste en “suministrar líquidos vía oral o endovenosa, de acuerdo a necesidad del paciente. Además se administran electrolitos si necesario”, puntualiza.

Como la prevención siempre resulta clave, en los casos de adultos mayores sanos o con patología crónica controlada, “se recomienda la ingesta de aproximadamente 30 ml de agua por kilo de peso al día. Por ejemplo una mujer con un peso de 60 kilos deberá ingerir  1.800 ml de agua como mínimo al día”.

La dieta en sal y agua deben ser indicadas cuidadosamente. No se puede olvidar que estos son fundamentales para una adecuada nutrición. “El adulto mayor debe considerar que dentro de su estado nutricional, existe requerimiento diario de agua”.

“A quienes forman parte de la tercera edad se les debe pedir  que beban líquido aunque no tengan sed, más aún si existe un ambiente de calor. En aquellas personas que viven solas o que son dependientes, es necesario asistir su hidratación”, afirma.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

El chocolate negro mejora la capacidad de caminar en personas con enfermedad arterial

La enfermedad arterial periférica (EAP) afecta a un 15-20% de las personas mayores de 70 años y, por ello, éstos tienen problemas para desplazarse debido a la mala circulación de la sangre hacia sus piernas que les provoca calambres y dolores. Ahora, gracias a un nuevo estudio publicado en la revista Journal of the American Heart Association, es posible aplicar un remedio delicioso y sencillo contra este obstáculo: el chocolate negro.

El estudio, llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Roma “La Sapienza” (Italia), se basó en un experimento con dos grupos de pacientes con EAP: al primer grupo se les ofreció una porción de chocolate negro antes de realizar un recorrido en una andadora, y al segundo grupo, una porción de chocolate con leche. Los voluntarios fueron 14 hombres y 6 mujeres de poco más de 70 años. Los científicos descubrieron que los sujetos que ingirieron chocolate negro pudieron aumentar levemente el tiempo y la distancia al caminar, a diferencia de los que comieron chocolate con leche.

Concretamente, los participantes del grupo que iban a comer chocolate negro, tuvieron que caminar sobre una máquina andadora, primero sin haber ingerido chocolate, y dos horas más tarde, tras haberlo comido. El resultado de la segunda prueba dio como resultado que pudieron caminar 17 segundos más y 11,8 metros más que en la primera prueba.

“Ante la presencia de ateroesclerosis, seguir una dieta adecuada es fundamental para reducir la carga de la enfermedad vascular. Este estudio ha demostrado que el consumo de nutrientes ricos en polifenoles, como el chocolate negro, mejoró la circulación sanguínea de las piernas”, afirma Lorenzo Loffredo, líder del estudio.

{ Comments on this entry are closed }

 

Déficit de nutrientes en embarazadas influye en la salud de los niños a largo plazo

Los resultados de dos encuestas argentinas muestran que tanto en los mayores niveles socioeconómicos, como en los más bajos, existen carencias en la alimentación de las futuras mamás que más tarde mostrarán sus consecuencias

Una de las problemáticas más frecuentes en el embarazo, es la deficiencia de nutrientes, sobre todo vitaminas y minerales, que tanto la mamá como el bebé necesitan para estar bien.

La Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNYS) realizada en Argentina en 2007 demostró que un porcentaje importante de mujeres embarazadas presentaba déficit de calorías, proteínas, calcio, hierro, vitamina B12 y ácido fólico.

“Lo mismo ocurrió en el marco de una encuesta alimentaria realizada por nuestro grupo hace algunos años, gracias a la cual encontramos que hay déficit de vitamina A. Lo más interesante es que si bien la mayoría de las embarazadas que tenían déficit de nutrientes provenía de hogares pobres o indigentes, la diferencia no fue tan importante respecto de los hogares no pobres o mejor posicionados”, comentó la doctora Susana Salzberg, médica especialista en Nutrición y Diabetes y asesora del Comité de Diabetes y Embarazo de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) en una entrevista concedida a ProSalud News.

“Los datos de ambas encuestas nos dan que pensar porque en el embarazo la madre tiene mayor requerimiento energético y proteico, especialmente a partir del segundo trimestre. También hay una mayor necesidad de aporte de otros nutrientes tales como vitaminas y minerales. Inclusive, los datos bibliográficos indican que en aquellas embarazadas que tienen una alimentación adecuada y no presentan carencias previas, la ingesta alimentaria es insuficiente para cubrir las recomendaciones de hierro y de ácido fólico establecidas para el embarazo. Esto quiere decir que la suplementación medicamentosa de estos nutrientes es necesaria”, agregó la especialista.

En cuanto a la importancia de la alimentación, y sobre todo de la presencia de determinados nutrientes que son vitales, si bien la doctora Salzberg se refirió a lo fundamental que es contar con una adecuada nutrición durante la gestación, “dado que eso permitirá que el bebé se forme correctamente”, hizo particular hincapié en el después, en lo que ocurre a futuro.

“Indudablemente los primeros meses de vida son muy importantes, pero lo que debemos tener particularmente en vista es que cuando un niño no recibe la cantidad y calidad de alimento que necesita durante la gestación, podría verse perjudicado luego en su vida adulta cuando por la adaptación que su metabolismo realizó frente a la falta de nutrientes desarrolle una mayor predisposición a tener patologías complejas y crónicas como hipertensión, diabetes y enfermedades coronarias”, puntualizó Salzberg.

Para prevenir esta situación, en ocasiones es necesario recurrir a la suplementación farmacológica de vitaminas y minerales para prevenir los déficits en el embarazo, sobre todo en aquellas embarazadas consideradas “de alto riesgo nutricional” entre las que se cuentan las que tienen carencias previas, las que cursaron embarazos muy seguidos, las fumadoras, las vegetarianas y las adolescentes.

“Durante muchos años, se tuvo el criterio de que las vitaminas engordan, algo que no es cierto porque se trata de una sustancia que aporta nutrientes, no calorías. También en los últimos años se restringió mucho la ingesta alimentaria durante el embarazo para evitar que la mamá engorde de más. Frente a eso podemos decir que si bien es importante que no haya una ganancia de peso desmedida, lo fundamental es que se lleguen a cubrir los requerimientos del crecimiento fetal”, consignó la doctora y concluyó: “Por ejemplo, es conocido por todos el aporte del ácido fólico desde tres a cuatro semanas previas a la concepción, ya que este nutriente favorece la reducción de la incidencia de malformaciones congénitas del tubo neural (anencefalia, hidrocefalia, espina bífida y otras). Cuando esto no está disponible de manera biológica, se recurre a los suplementos”.

{ Comments on this entry are closed }

6 alimentos que no comes pero deberías comer

Desde la sandía hasta el repollo morado, averigua por qué estos alimentos deben formar parte de tu dieta.

Algunos alimentos han sido las estrellas de la salud para los expertos en nutrición, considerados como alimentos estupendos. Seguramente los conoces. Por ejemplo, sabemos que la zanahoria es buena para la visión y que la naranja, por su vitamina C, previene la gripa. Sin embargo, a menudo estas listas prescinden de algunas ‘gemas’ nutricionales, alimentos que han sido subestimados y no reciben la atención que merecen.

La clasificación de los mejores alimentos que elegimos para comer no siempre es fácil. Para algunos puede ser desalentador tener que reemplazar una papa por un tallo de apio. Adicionalmente, se tiende a sobrevalorar alimentos como las ensaladas, que puede ser horrores para la salud si no se saben preparar sanamente (imagínate un bowl con lechugas y pepino, con un aderezo de mayonesa, acompañada con jamón serrano en cantidades alarmantes y muchos crutones dorados en mantequilla… sólo cuenta las calorías y el colesterol).

Por eso aquí te nombramos seis alimentos que, aunque no suelen considerarse como potencias nutricionales, definitivamente pueden mejorar tu dieta. Cuando llegues a saber y comprender más acerca de las bondades nutricionales de los alimentos en general, podrás tomar decisiones más informadas que afecten positivamente tu salud, peso y en algunos casos la economía.

Criterios para los mejores alimentos

Los siguientes son alimentos familiares, ampliamente disponibles y asequibles, ricos en nutrientes, y lo más importante (y sorprendente) un gran sabor. Después de todo, ¿Qué tan bueno puede ser un alimento si no se puede preparar con el una delicia culinaria?

1. Los frijoles y las lentejas
No lo dudes. Los frijoles y las lentejas son algunos de los víveres más solicitados en los supermercados. Los fríjoles pueden considerarse como superestrellas de la nutrición, puesto que son ricos en proteínas, fibra, carbohidratos complejos, hierro, magnesio, potasio y zinc.

Bonnie Taub-Dix, Consultora en nutrición en Nueva York recomienda elegir, sobre muchos alimentos que dicen ser tan saludables como los frijoles y las lentejas, estos dos últimos. Por otra parte, constituyen un ahorro. No elijas los fríjoles enlatados, puesto que además de ser más costosos, contienen más sodio. Compra el frijol de bolsa y déjalo remojando durante la noche. Reducirás el nivel de sodio en aproximadamente un 40%.

Por otra parte, Elisa Zied, médica nutricionista, autora de Nutrition at your Fingertips, afirma que ‘comer una dieta rica en legumbres puede ayudar a promover la pérdida de peso y se ha demostrado que ayuda a reducir el LDL (colesterol malo) y a su vez aumentar el HDL (colesterol bueno).

Usa estas ‘pepitas de oro’ en sopas, guisos, ensaladas, o prepara un puré de vegetales y fríjoles y añade tu condimento favorito. Sabemos que estás pensando en una bandeja paisa. Prepárala pero trata de prescindir del chicharrón.

2. Sandía
La sandía es la fruta favorita de todos durante el verano o en climas cálidos. Sin embargo, más de una adicta a las dietas la rechaza por su dulce natural, pensando que es un alimento alto en azúcar.

Elizabeth Ward, médica nutricionista, autora de Expect the Best, sostiene que la sandía debe ser un elemento básico en la dieta de todos. ‘No sólo es divertida de comer, además de ser deliciosamente dulce y jugosa, sino que también es baja en calorías y está llena de vitaminas A, C, potasio y licopeno. Debido a que contiene tanta agua, ayuda a satisfacer la necesidad de líquidos del organismo’.

Un bono de la sandia: como su cáscara es tan gruesa, mantiene cualquier pesticida lejos de la fruta. No tendrás que preocuparte como con las fresas o el tomate.
Una receta chic: Deja la patilla en el congelador durante una hora. Después saca bolitas con una cuchara pequeña redonda y sírvela en copas. Ponle unas hojitas de menta o yerbabuena en la parte de arriba y ¡a refrescar a tus comensales!

3. Camotes
Los camotes o papas dulces son a menudo considerados como altos en calorías y carbohidratos porque son naturalmente dulces. No dejes que esto te engañe.

La vocera de la Asociación Dietética Americana, Heather Mangieri, médica nutricionista afirma que las ‘Papas dulces son nutritivas y unos de los mejores tubérculos que se pueden comer. No sólo son una gran fuente de betacaroteno, vitamina C, fibra y potasio, sino que este subestimado alimento es tan versátil que se puede disfrutar con muy pocas calorías’. Te sugerimos ponerlas al horno a fuego leve con una pizca de canela, compota de manzana o piña.

4. Repollo Morado
Christine Gerbstadt MD, médica y dietista registrada, vota por el repollo morado. ‘Es una gran fuente de fibra, vitaminas A, D y K, ácido fólico, y varios minerales, y una taza sólo aporta 22 calorías’, afirma Gerbstadt. ‘Además, por ser rica en antioxidantes, las enzimas de esta verdura pueden aumentar la lucha contra el cáncer’.

Puedes comerlo crudo, cocido (pruébalo en chucrut), dulce o salado, y añádelo a sopas, ensaladas, guisos, sándwiches y hamburguesas. Es una verdura completamente versátil. Añade repollo morado a tus comidas así como más color y nutrición.

5. Los tomates en conserva
Asados al fuego o cortados en cubitos, los tomates enlatados son un elemento básico de la cocina (y además no tienes que pelarlos o lavarlos, vienen listos para servir). Según Chris Rosenbloom, PhD, profesor de la Universidad Estatal de Georgia ‘la mayoría de personas piensa que siempre lo fresco es lo mejor. Sin embargo, al cocinar los tomates se libera el licopeno, elemento clave para prevenir y combatir enfermedades’.

Un estudio de 2009del Journal of Clinical Oncology comprobó que una dieta rica en tomate puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata y que el licopeno, un fuerte antioxidante, también puede ayudar a prevenir otros tipos de cáncer.

Conserva siempre en tu despensa tomates en conserva para hacer pizzas, salsas para espagueti, sopas, guisos, estofados, verduras, y en fin, hasta para comerlos solos. O en dado caso, úsalos para ese Bloody Mary que te va a quitar la resaca del día anterior. Un coctel que es una excelente fuente de vitamina C y potasio.

6. Yogur natural, cremoso y sin grasa
Hay muchos yogures en el mercado, elige el natural descremado.
Todos los yogures son excelentes fuentes de calcio, potasio, proteína, zinc y vitaminas B6 y B12. Lo que distingue este tipo de yogurt es que es más grueso (la textura es cremosa debido a que el suero líquido se filtra hacia fuera), pero no contiene grasa. Además, contiene cultivos probióticos, es más bajo en lactosa y tiene el doble de contenido de proteínas que los yogures normales.

Evita las calorías extra de azúcar que se encuentran en la mayoría de los yogures, endúlzalo con stevia y úsalo como un postre ideal para controlar tu peso, puesto que te mantiene satisfecha por más tiempo. También puedes agregarle tu fruta preferida o tu cereal favorito de grano entero.

 

Guardar

{ Comments on this entry are closed }

Comer por placer [24-10-17]

by salud on 24/10/2017

in Nutricion,Salud

Comer por placer

Comer es un placer saludable, salvo cuando se busca el gozo con la comida en compensación a emociones negativas, como la tristeza o la ansiedad

Algunas personas sienten añoranza por los placeres de una buena mesa o por un alimento cuyo consumo les evoca sensaciones gratificantes, buenos recuerdos o momentos inolvidables de tranquilidad y confort. Cuando se desea tener un detalle con alguien querido, la invitación a una comida especial, el regalo de un alimento o la receta preferida se recibe con tremenda gratitud, al apreciarse un gran valor emocional. Comer bien y lo que gusta a cada uno proporciona uno de los mayores placeres, pero el objetivo que se ha de perseguir es que el placer y el cuidado de la salud vayan de la mano. Un alto porcentaje de personas buscan el primero como un modo de compensar emociones negativas, ya sea la soledad, la tristeza, la culpa o la ansiedad.

La comida y las emociones

El psicólogo Ricardo Ros insiste en que es fundamental diferenciar entre los deseos y el mundo real. Según Ros, cuando una persona no es capaz de distinguir entre sus deseos y sus necesidades de alimentación, se entra en un mundo de fantasías que puede favorecer una alimentación poco sana. El aprendizaje familiar desempeña un papel muy importante en el uso y función de la comida como anestésico de las emociones. Así lo plasma en un documento científico la nutricionista mexicana Yolanda Vélez de León. La especialista recuerda que una serie de mensajes o asociaciones relacionados con la comida en el núcleo familiar empujan a comer de la manera que se hace porque así se ha aprendido. También porque el consumo de determinados alimentos genera un gran placer, tanto por el gusto propio de la receta como por el vínculo de la preparación con emociones positivas. Estos mensajes o asociaciones emocionales los resume en los siguientes puntos:

  • Tranquilizar y confortar con alimentos: después de un dolor físico, de una situación traumática, de un desengaño…
  • Premiar una conducta, un comportamiento o la consecución de algo: dejar comer cierto alimento como premio.
  • Castigo: no dar un determinado alimento como castigo por haber hecho algo.
  • Chantajear o inducir culpa: en relación a algún alimento que la persona no quiere comer (“si no lo comes no aprecias mi trabajo”, “con el hambre que hay en el mundo…”).
  • Como prueba de amor: se expresa de una manera sentimental, como es la preocupación de los padres por la alimentación de su hijo, o con algo material que se entrega a la persona querida, como un alimento que se regala (bombones, chocolates, etc.).
  • Alentar el hecho de comer de más: con mensajes tales como “los niños gorditos son más sanos” o “te vas a hacer más grande y fuerte”.
  • Esconder las características de una persona: “si comes bien, eres un buen niño”.

Saciedad vinculada al placer

Ante tales certezas, se puede concluir que no solo se come por hambre y por necesidad biológica, sino que comer es un placer y hay que vivirlo de manera consciente y con disfrute en cada momento. Es más, la expresión “saciedad hedónica” representa cómo el placer y el gusto por los alimentos influyen en el grado de satisfacción y hartazgo de una comida, más incluso que las características bromatológicas y culinarias del propio alimento. De igual modo, otros factores como la cultura, la gastronomía y lo aprendido intervienen en la sensación de saciedad.

Cuando la persona come el alimento que más le gusta y desea, se sacia antes que cuando ingiere “lo que debe”. Se ha demostrado que ante una oferta variada de alimentos compuesta por un pastel delicioso y alternativas más sanas, como una macedonia de frutas, optar por esta última porque tiene menos calorías no proporciona saciedad a la persona, quien además no deja de pensar en el pastel. En efecto, a menudo se come también la porción de pastel preferido, de modo que se ingieren más calorías que si se hubiera atendido desde el principio el deseo de comer lo que más gusta. Comer en pequeñas porciones, saborear y apreciar con gusto cada bocado, además de asociarse como un valor emocional enorme, proporciona una mayor sensación de saciedad.

Una vez más y desde una perspectiva diferente, se llega a la conclusión de lo importante que es disfrutar del placer que proporciona la comida, siempre sin perder de vista el hecho de comer con sentido y con mesura. Está de sobra documentado que seguir una dieta estricta o privar de un alimento en particular aumenta el ansia y el deseo continuo por la comida.

PLACER AL VER EL ALIMENTO PREFERIDO

Un experimento dirigido por el doctor Brian Wansink, reputado experto en marketing nutricional y psicología del comportamiento, sirvió para evaluar el consumo de bombones de chocolate de acuerdo a su ubicación: en un lugar visible y conveniente o en un sitio cercano desde el cual no se veía el contenido. Los autores probaron que las participantes (todas ellas mujeres) comieron con gusto y a placer una media de 5,6 bombones más al día cuando estos se colocaron en sus escritorios y a la vista, que cuando tenían que desplazarse a por ellos.

La visibilidad de los alimentos que se consumen por capricho acentúa el deseo de comerlos, al sentir placer tras hacerlo, y provoca un mayor consumo. El placer por comer y la influencia en las elecciones alimentarias de los sentidos (la vista, el olfato, el gusto, el tacto) y el entorno son condiciones que afectan al comportamiento alimentario y están bien documentadas por expertos como el doctor Wansink.

 

{ Comments on this entry are closed }

El té verde previene el alzhéimer

El té verde previene el alzhéimer

Hasta ahora se desconocía el papel exacto del té verde en la enfermedad de Alzheimer.

muyinteresante.es

Diversos estudios ya han vinculado el consumo de té verde con un riesgo reducido de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, pero los mecanismos que subyacen a este vínculo no estaban claros. Ahora, una investigación liderada por el departamento de química y biología química de la Universidad de McMaster (Canadá) revela cómo: a través de un compuesto del té verde que altera la formación de placas tóxicas que contribuyen a la enfermedad.

El alzhéimer, una enfermedad neurodegenerativa progresiva caracterizada por una disminución de la memoria y funcionamiento cognitivo general, afecta a casi 50 millones de personas en todo el planeta y se estima que para 2050 podrían ser más de 130 millones de personas.

Las causas exactas de esta enfermedad no están claras, pero se cree que el beta-amiloide juega un papel principal, ya que esta pegajosa proteína puede agruparse, formando placas que interrumpen la comunicación entre las neuronas.

Los investigadores encontraron que el galato de epigalocatequina (EGCG), un polifenol del té verde, detiene la formación de placas beta-amiloide, un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer, al interferir con la función de los oligómeros (proteínas compuestas de mas de una cadena polipeptídica) beta-amiloide.

El poder de EGCG

El estudio, publicado en la revista Journal of the American Chemical Society, arroja luz sobre cómo EGCG podría ayudar a prevenir la formación de placa beta-amiloide, acercándonos a las estrategias de prevención tan necesarias para la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores llegaron a sus conclusiones mediante el uso de resonancia magnética nuclear para obtener una visión en profundidad de cómo este polifenol del té verde (EGCG) podría afectar a la formación de placas beta-amiloides. Los científicos descubrieron que que EGCG “remodela” los oligómeros beta-amiloides -que puede unirse y formar placas tóxicas beta-amiloide-, lo que les impide crear estas placas dañinas.

“A nivel molecular, creemos que EGCG cubre oligómeros tóxicos y cambia su capacidad para crecer e interactuar con células sanas”, explica Giuseppe Melacini, líder del trabajo.

Estos hallazgos no solo respaldan estudios previos que sugieren que el polifenol EGCG puede ayudar a prevenir la formación de placa beta-amiloide, sino también arrojan luz sobre los mecanismos subyacentes a esta asociación.

Sobre la base de sus hallazgos, los investigadores sugieren que los extractos de té verde podrían usarse en la prevención de la enfermedad de Alzheimer:

“Todos sabemos que actualmente no hay cura para la enfermedad de Alzheimer una vez que surgen los síntomas, por lo que nuestra mejor esperanza es la intervención temprana. Eso podría significar usar extractos de té verde o sus derivados desde el principio, digamos de 15 a 25 años antes de que aparezcan síntomas”, comenta Melacini.

Los autores señalan, sin embargo, que es difícil administrar el polifenol EGCG directamente al cerebro, por lo que la investigación futura deberá centrarse en encontrar maneras de modificar este compuesto y superar este problema. Sea como fuere, es una gran noticia.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas