From the category archives:

Nutricion

El chocolate es un alimento estimulante para los que están deprimidos

El chocolate es un alimento estimulante para los que están deprimidos

Un estudio halla que su consumo aumenta junto con los niveles de depresión

¿Podrían las personas deprimidas “automedicarse” chocolate? Un estudio reciente halla que las personas que tienen depresión consumen más chocolate que los que no están deprimidos.

Muchas personas creen que “cuando se sienten bajas de ánimo, el chocolate hace que se sientan mejor”, dijo la investigadora principal, la Dra. Beatrice A. Golomb, profesora asociada del departamento de medicina familiar y preventiva de la Universidad de California en San Diego.

Al parecer el chocolate es más popular entre los que tienen depresión, independientemente de que sean tratados o no con antidepresivos, halló el equipo de investigación. “Muchos de nosotros hubieran podido predecir este hallazgo”, señaló Golomb.

Para el estudio, que aparece en la edición del 26 de abril de Archives of Internal Medicine, el equipo de la UCSD analizó la relación entre el chocolate y el estado de ánimo en 931 mujeres y hombres que no tomaban antidepresivos.

A los participantes se les preguntó cuánto chocolate comían, y se midió su nivel de depresión con una escala de depresión estándar.

Las personas diagnosticadas como deprimidas comían una media de 8.4 porciones de chocolate cada mes en comparación con 5.4 porciones para las personas que no estaban deprimidas, hallaron los investigadores.

Los más deprimidos comían la mayor cantidad de chocolate, en torno a 11.8 porciones al mes, descubrió el equipo.

Estos hallazgos fueron los mismos tanto en hombres como mujeres.

Cuando los investigadores analizaron a las personas que tomaban medicamentos para la depresión, hallaron que estas personas comían la misma cantidad de chocolate que los que no recibían tratamiento para su depresión, de acuerdo con Golomb.

No se observó ninguna diferencia entre el consumo de otros alimentos, como pescado, café, cafeína, frutas y verduras, entre las personas deprimidas y no deprimidas, hallaron los investigadores. La diferencia parecía radicar solamente en el chocolate, apuntaron.

El chocolate, sobre todo el chocolate negro, se ha relacionado en otras investigaciones con una mejor salud cardiovascular y longevidad, debido posiblemente a sus propiedades antioxidantes, señaló Golomb.

Su relación con la depresión podría tener varias explicaciones. Como se cree que mejora el estado de ánimo, podría ser una forma de “automedicación”, explicó Golomb.

Por otro lado, el chocolate podría contribuir a la depresión, o esta relación podría ser una combinación compleja de efectos fisiológicos aún desconocidos, apuntaron los investigadores. Se necesitan realizar estudios futuros para analizar más esta relación, sugirieron.

Los expertos reaccionaron de manera diferente a los hallazgos.

“La naturaleza de la ‘comida emocional’ o de los ‘alimentos reconfortantes’ es compleja”, dijo el Dr. Gregory Simon, psiquiatra e investigador en salud mental del Instituto de Investigación de Salud de Grupos, en Seattle.

“Cuando las personas se sienten deprimidas o angustiadas se inclinan por ciertos alimentos debido a su contenido nutricional, tales como más grasa o azúcar refinada, o su significado emocional, porque algunos alimentos son vistos como algo que da placer o consuela, o sus cualidades prácticas, debido a que algunos alimentos requieren menos motivación o energía para prepararlos”, dijo Simon.

Otro experto, el Dr. Lorrin Koran, profesor emérito de psiquiatría y ciencias del comportamiento de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford apuntó que “el chocolate tiene muchas ventajas además de sus posibles placeres”.

Está disponible, es barato, no pierde su cualidad de inducción del placer con su consumo repetido, no requiere que esté relacionado con otras personas y culturalmente está aprobado como fuente legítima de placer, dijo.

“Dudo mucho que el chocolate induzca la depresión o interfiera con la recuperación de la depresión”, apuntó Koran. “Si alguna de estas ideas resulta cierta, ya hace tiempo que hubiera sido obvio dado el uso omnipresente de esta sustancia en los últimos 500 años”.

 

{ Comments on this entry are closed }

¿En qué consiste la dieta nórdica, junto a la mediterránea, para mejorar tu salud?

¿En qué consiste la dieta nórdica, junto a la mediterránea, para mejorar tu salud?

Mucha gente conoce la dieta mediterránea, como un referente de dieta balanceada que puede ayudar a la prevención de enfermedades. Pero ¿conoces la dieta nórdica?

t13.cl

Seguro que has oído hablar de la dieta mediterránea como un referente de alimentación saludable. Pero, ¿existen otros modelos a seguir?

Una revisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó evidencias de que tanto la dieta mediterránea como la dieta nórdica pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles, como el cáncer, la diabetes o los problemas cardiovasculares, que con frecuencia están ligados a la obesidad.

Pero si bien la dieta mediterránea es muy conocida, ¿en qué consiste la dieta nórdica?

Según el informe de la OMS, la dieta nórdica comparte muchas características con la dieta mediterránea pero está basada en alimentos procedentes tradicionalmente de Europa del Norte: Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia.

Varios países europeos han promovido esta dieta como un modelo alimentario beneficioso para la salud, principalmente en esa región, con resultados positivos, según la OMS.

Más pescado y sin aceite de oliva

La dieta nórdica se basa en el consumo de estos alimentos:

  • vegetales de hoja verde y de raíz,
  • bayas o frutas del bosque,
  • fruta,
  • cereales enteros, como la cebada, la avena o el centeno,
  • legumbres,
  • lácteos bajos en grasa
  • pescados, incluidos los grasos como el salmón, la caballa o el arenque, que se consumen varias veces a la semana.

 

{ Comments on this entry are closed }

Reduce el estrés tomando leche

Reduce el estrés tomando leche

Una adecuada nutrición es básica. Incluir lácteos en tu dieta diaria ayuda a prevenir y a enfrentar este proceso que afecta tu vida.

Cuando hay estrés, el cuerpo se ve sometido a rigurosos procesos físicos y mentales. Por ello, la buena nutrición juega un papel vital, ya que permite soportar esta situación.

Una persona con estrés puede tener síntomas como tensión, cansancio, insomnio, dolor de cabeza, irritabilidad, ansiedad, falta de deseo sexual, angustia, desánimo, contracturas musculares y falta de concentración, males que pueden durar pocos días o, en el peor de los casos, convertirse en un problema crónico, lo cual es altamente dañino para la salud.

En tal sentido, la nutricionista Milagros Agurto afirma que muchas de las cualidades de los nutrientes se ven disminuidas cuando hay estrés. Entre ellos, menciona el magnesio, el zinc, el complejo B, la vitamina C y el calcio, que en la leche se encuentra en importantes cantidades. De allí la importancia de habituarnos a su consumo.

El calcio es un nutriente básico pues, junto con el magnesio, ayuda a que los impulsos nerviosos lleguen a los músculos y, por ende, reduce el estrés.

“Por eso, además de verduras, frutas, carnes bajas en grasas, alimentos integrales –ricos en vitamina B–, los lácteos descremados o semidescremados son una buena opción para ese aporte de calcio. No olvidemos que no solo es importante para evitar las contracturas musculares, sino para un buen funcionamiento del corazón”, dice Agurto, quien sugiere consumir dos o tres tazas de leche o yogur al día para cubrir entre el 70% y el 80% del calcio diario.

Por su parte, las personas que tienen problemas para digerir la lactosa pueden comer vegetales de color verde oscuro, como la espinaca y el brócoli.

 

{ Comments on this entry are closed }

El uso de canela para detener la progresión del Parkinson

El uso de canela para detener la progresión del Parkinson

Investigadores en el campo de la Neurología del Centro Médico de la Universidad de Rush han descubierto que usar canela, un condimento natural de uso común en la cocina, puede revertir los cambios anatómicos, celulares y biomecánicos que ocurren el cerebro de ratones con la enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad crónica neurodegenerativa, la segunda más común en todo el mundo pero carente de un tratamiento efectivo hasta el momento. Una pequeňa área del cerebro identificada como sustancia negra es la afectada, y su degeneración disminuye el nivel de dopamina disponible en el cerebro. La pérdida de este neurotransmisor vital se desarrolla de forma gradual, y en el paciente se evidencia inicialmente con un temblor sutil para luego hacerse más evidente, y afectar el movimiento de todo el cuerpo y el habla. La investigación de esta enfermedad es extensa y compleja, y no existe una causa clara. Entre los factores causales, se ha asociado a la pérdida de proteínas protectoras del sistema nervioso central, como Parkin y DJ-1 en astrocitos.

Khasnavis y Pahan demostraron que la administración oral de canela en polvo tendría un efecto beneficioso al prevenir la pérdida de Parkin y DJ-1, proteínas reconocidas como neuroprotectoras. El metabolismo de canela en el hígado produce la acumulación de benzoato de sodio en la sangre y el cerebro de ratones. El benzoato de sodio es una droga aprobada por la FDA para el tratamiento de defectos metabólicos del hígado asociados con la acumulación de amonio. El amonio se produce tras la ingesta y metabolismo de proteinas, y es necesario para la síntesis de compuestos celulares esenciales.  Un incremento de 5 a 10 veces los valores normales de amonio tiene un efecto tóxico en el organismo, particularmente en la función del sistema nervioso central.

Los investigadores demostraron que la administración de canela resulta en un incremento en los niveles de benzoate de sodio que penetra en el cerebro. Una vez en el cerebro, el benzoato de sodio interrumpe la pérdida de parkin and DJ-1, protege a las neuronas, normaliza el nivel de neurotransmisores y mejora la función motora en ratones con la enfermedad de Parkinson. Estudios más exhaustivos mostraron que la canela original (Cinnamonum verum), y no la canela china (Cinnamonum cassia), sería mucho más pura y por tanto más beneficiosa.

Este estudio fue desarrollado con fondos del Instituto Nacional de Salud de EEUU y publicado recientemente en la edición del 20 de Junio de la revista Neuroimmune Pharmacology. Los hallazgos aquí descritos atribuyen una característica importante a un condimento usado muy frecuentemente en la comida peruana. Sin embargo, éste no es el primer reporte que sugiere similares beneficios derivados de la canela. Previos estudios  ya han mostrado que la administración de canela en pacientes con diabetes mejora significativamente su perfil metabólico. Estudios similares en pacientes con la enfermedad de Parkinson confirmarán su utilidad terapéutica.

{ Comments on this entry are closed }

Una ensalada al día mantendría el cerebro 11 años más joven

Una ensalada al día mantendría el cerebro 11 años más joven

Un estudio en adultos mayores ha relacionado una mejora de la memoria y la capacidad cognitiva con el consumo periódico de hortalizas de hoja verde.

muyinteresante.es.-Laura Marcos

El paso del tiempo, el envejecimiento, el acortamiento de los telómeros… Es algo que no podemos evitar. A medida que vamos cumpliendo años, naturalmente, las habilidades cognitivas y la memoria disminuyen.

Sin embargo, ingerir una porción de verduras de hoja verde al día puede ayudar a preservar la memoria y las habilidades cognitivas, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Rush en Chicago.

El ácido fólico, del grupo B de las vitaminas, se encuentra en grandes cantidades en las verduras de hoja verde, como las espinacas, las acelgas o la lechuga.

En un comunicado emitido por la Universidad, que ha publicado la investigación en la prestigiosa revista científica Neurology, la Dra. Martha Clare Morris, epidemióloga nutricional, explica los resultados del estudio y cómo es posible que la introducción de un hábito tan sencillo en la dieta pueda tener tales implicaciones para el cerebro:

“Agregar una porción diaria de verduras de hoja verde a la dieta puede ser una forma sencilla de ayudar a promover la salud cerebral”, afirma.

En occidente continúa habiendo un fuerte aumento de personas con demencia debido al envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida. Por ello, explica la doctora, “se necesitan estrategias eficaces para prevenir la demencia”.

En la investigación, 960 adultos mayores completaron cuestionarios sobre alimentos y recibieron evaluaciones cognitivas anuales, en un seguimiento que duró casi 5 años.

Los resultados fueron claros: de las personas observadas en la investigación, aquellas que periódicamente consumían una porción de verduras de hoja verde presentaron una tasa de disminución más lenta en las pruebas de memoria y habilidades de pensamiento que las personas que rara vez o nunca las ingerían.

Además, los adultos mayores con este hábito de alimentación dieron muestras de ser cognitivamente 11 años más jóvenes.

A mayor frecuencia, mejor

Los participantes también completaron el cuestionario de frecuencia de alimentos, que evaluó la frecuencia y la cantidad de porciones de media taza que comieron hortalizas de hoja verde, como las espinacas, la col rizada, las acelgas o la lechuga.

En concreto, el estudio dividió a los participantes en cinco grupos según la frecuencia con que comían verduras de hoja verde, y comparó las evaluaciones cognitivas de los que más comieron (un promedio de aproximadamente 1,3 porciones por día) y los que menos comieron (0,1 porciones por día).

En general, los puntajes de los participantes en las pruebas de pensamiento y memoria disminuyeron a un ritmo normal, correspondiente a la degradación normal de las capacidades asociadas a la edad.

No obstante, la tasa de disminución cognitiva para aquellos que ingerían los vegetales más a menudo fue más lenta que la tasa para aquellos que consumían menos vegetales de este tipo. Una diferencia de pérdida de capacidades equivalente a tener 11 años menos de edad, según Morris.

El estudio tuvo incluso en cuenta variables implicadas que afectan a la salud cerebral: el consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo, la presión arterial alta, la obesidad, el nivel educativo y la cantidad de actividades físicas y cognitivas.

Aún así, la relación que establece el estudio puede presentar matices. ”Los resultados del estudio no prueban que comer verduras de hoja verde ralentiza el envejecimiento cerebral, pero muestra una asociación”, en palabras de la Dra. Morris. “El estudio no puede descartar otras posibles razones de esta relación”.

Debido a que el estudio se centró en los adultos mayores, los resultados pueden no aplicarse a los adultos más jóvenes. A partir de ahora los resultados deberán ser confirmados por otros investigadores en diferentes poblaciones y mediante ensayos aleatorios para establecer una relación de causa y efecto entre el consumo de hojas verdes y la reducción en la incidencia de deterioro cognitivo.

{ Comments on this entry are closed }

 

Edulcorantes artificiales “despistan” el metabolismo y son peores que el azúcar
 
Las intensas campañas públicas en Estados Unidos procurando que la población deje de beber tantas bebidas azucaradas, una de las principales causas de la epidemia de obesidad, impulsó a los fabricantes a sustituir con edulcorantes artificiales la glucosa natural.

Sin embargo un reciente informe de la Universidad Purdue, en Indiana, afirma haber descubierto que los edulcorantes pueden hacer “peor el remedio que la enfermedad”, en tanto alteran a fondo el metabolismo de la gente, provocando distintas afectaciones cardíacas, hipertensión e incluso un efecto rebote en la pérdida de peso.

El estudio desarrollado en laboratorio demostró que la ingesta de edulcorantes provoca en el organismo la respuesta que sería adecuada cuando se toma azúcar , esto es, la producción de insulina y otros procesos metabólicos. Pero todas esas hormonas se encuentran con que no tienen sobre lo qué actuar cuando no descubren glucosa, lo que causa un desajuste metabólico. Al adaptarse el organismo a ese fenómeno, cuando llega una ingesta de azúcar de verdad, el organismo, maleducado por las experiencias anteriores, no reacciona como lo debería hacer naturalmente y los compuestos azucarados persisten sin degradarse en el cuerpo.

Cuando la ciencia linda con las decisiones políticas

Los investigadores han expresado su preocupación en la página web de la Universidad, por cuanto entienden que la industria norteamericana está reaccionando solamente con visión comercial al problema sanitario de la epidemia de obesidad, sustituyendo glucosa por edulcorantes y generando un problema que podría ser aún más grave que el actual. Asimismo las presiones de la misma gente, por soluciones inmediatas a su obesidad, están fomentando la difusión de las nuevas bebidas de bajas calorías.

“Hay una gran presión por parte del sector público para encontrar soluciones que contrarresten el aumento de la obesidad y las enfermedades crónicas, y hay mucho dinero y negocio en juego para la industria alimentaria que desarrolla y promueve estos productos. Las bebidas se están convirtiendo en un asunto clave en la política sanitaria, y más a medida que los Gobiernos implantan impuestos para evitar el consumo de bebidas azucaradas, pero la mayoría de estas medidas excluyen las bebidas con otros edulcorantes porque se consideran sanas. A la hora de tomar decisiones políticas, es más importante que nunca que se tenga en cuenta lo que dice la ciencia”, enfatizan los autores del informe.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

La comida picante prolonga la vida

Nuevo estudia señala que reduce el riesgo de contraer cáncer, enfermedades coronarias y respiratorias

El consumo regular de comida picante estaría asociado a una mayor longevidad y a un menor riesgo de contraer cáncer, enfermedades coronarias o respiratorias, según un estudio chino publicado este miércoles por la revista británica BMJ.

“Nuestro análisis muestra una correlación invertida entre el consumo de comida condimentada y la mortalidad global, así como con ciertas causas de deceso”, como el cáncer o las enfermedades coronarias y respiratorias, asegura el equipo de investigación.

A partir de una muestra de más de medio millón de chinos observados a lo largo de varios años, el estudio revela que “aquellos que consumen alimentos condimentados casi todos los días tienen un 14% menos posibilidades de morir que los que comen comida picante menos de una vez por semana”.

Esa asociación vale tanto para hombres como para mujeres, y es más importante para los que comen picante pero no beben alcohol.

El consumo frecuente de comida picante también se asocia específicamente con un menor riesgo de muerte por cáncer, enfermedad coronaria o respiratoria.

La pimienta, el condimento más utilizado en China, contiene capsaicina, que según los investigadores también ayudaría a combatir la obesidad, además de tener efectos antiinflamatorios, antioxidantes y contra el cáncer.

A pesar del importante tamaño de la muestra, el estudio presenta algunos puntos débiles, en particular la falta de información detallada sobre la composición de las comidas de los participantes.

“Se desconoce si las correlaciones observadas son resultado directo del consumo de pimienta o bien son simple consecuencia de otros elementos favorables de la alimentación que no fueron tomados en cuenta”, comentó Nita Forouhi, una especialista en nutrición de la universidad de Cambridge.

{ Comments on this entry are closed }

 

Salud: la importancia del agua en la tercera edad

La llegada de las altas temperaturas en primavera y verano, sumado al mencionado envejecimiento de la población, pone el énfasis en la deshidratación de los adultos mayores como una de las complicaciones que se agudiza en esta temporada.

Los adultos mayores deben cuidar aún más de ingerir la cantidad de líquidos adecuada para su cuerpo. Si está en esa etapa y además tiene una enfermedad aguda o crónica, puede descompensarse por la falta de hidratación.

El considerable aumento de la población mayor de 60 años se ha acelerado. Incluso, estadísticas señalan que entre los países de Latinoamérica y el Caribe, Chile tiene una de las mayores expectativas de vida al nacer. En la tercera edad, las personas de 80 años o más forman el conjunto de mayor crecimiento, existiendo un predominio del sexo femenino en este grupo etario.

La llegada de las altas temperaturas en primavera y verano, sumado al mencionado envejecimiento de la población, pone el énfasis en la deshidratación de los adultos mayores como una de las complicaciones que se agudiza en esta temporada.

Para dar a conocer los alcances de este problema, el geriatra de Clínica Vespucio Dr. Cristián Mercado aporta interesantes datos y recomendaciones acerca de esta alteración, que ocurre frecuentemente en los adultos mayores.

La deshidratación se define como la pérdida rápida de más del 3% del peso corporal.

Con el paso de los años existe una disminución del agua corporal total. “A los 30 años corresponde a un 60% del peso corporal y a los 80 años es un 50%, aproximadamente”, explica el especialista.

Al envejecer también existen otros cambios que predisponen a la deshidratación como “la disminución del estímulo de la sed (hipodipsia), modificaciones en el sistema regulador de agua y electrolitos (sodio, potasio, cloro), la baja de sensibilidad de una hormona que preserva el agua corporal y  una disminución renal para concentrar la orina”, argumenta.

La  falta de hidratación puede producirse por pérdida excesiva de agua, disminución de cantidad de agua ingerida o por ambas. “Generalmente es debida a varias causas como infecciones, fiebre, diarreas, vómitos, orina excesiva  en el caso de la diabetes y el consumo de  diuréticos”,  señala.

También existen otros motivos que “favorecen la disminución de agua ingerida como el acceso restringido a la misma por limitación física, trastorno visual, restricción de líquidos por indicación médica, alteración de conciencia (tranquilizantes, hipnóticos, delirio), dificultad en deglutir, entre otros. De todos estos, la limitación funcional  y los medicamentos son los que provocan mayor riesgo de  deshidratación”, comenta.

Algunos de los síntomas que puede presentar si usted está deshidratado son: “presión baja, alta frecuencia cardiaca, mucosa oral y sublingual seca, puede presentar alteración de la conciencia, desorientación y escasa orina”, detalla el geriatra de Clínica Vespucio.

Si padece de enfermedades agudas y/o crónicas como diabetes, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal o edemas, debe controlar adecuadamente su ingesta hídrica, pues la falta o el exceso de agua puede descompensar su enfermedad.  Para ello, deberá seguir exactamente la indicación de su médico tratante.

Sobre el tratamiento, Mercado comenta que este consiste en “suministrar líquidos vía oral o endovenosa, de acuerdo a necesidad del paciente. Además se administran electrolitos si necesario”, puntualiza.

Como la prevención siempre resulta clave, en los casos de adultos mayores sanos o con patología crónica controlada, “se recomienda la ingesta de aproximadamente 30 ml de agua por kilo de peso al día. Por ejemplo una mujer con un peso de 60 kilos deberá ingerir  1.800 ml de agua como mínimo al día”.

La dieta en sal y agua deben ser indicadas cuidadosamente. No se puede olvidar que estos son fundamentales para una adecuada nutrición. “El adulto mayor debe considerar que dentro de su estado nutricional, existe requerimiento diario de agua”.

“A quienes forman parte de la tercera edad se les debe pedir  que beban líquido aunque no tengan sed, más aún si existe un ambiente de calor. En aquellas personas que viven solas o que son dependientes, es necesario asistir su hidratación”, afirma.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas