From the category archives:

Obesidad

Dieta para un pecho ¡diez!

Todas las mujeres queremos lucir un pecho sano y bonito, los ejercicios y cuidados externos son fundamentales, pero puedes llegar a sorprenderte si los combinas con una dieta rica en determinados alimentos. ¿Quieres saber cuáles son?

FRUTAS Y HORTALIZAS

La mujer debe incluir en su dieta frutas y verduras a diario, principalmente favorables para aumentar la belleza del pecho son los albaricoques frescos y secos, cítricos, plátanos y zanahorias, ya que contienen gran cantidad de vitaminas A, E y C que luchan contra el envejecimiento de la piel.

LA FIBRA

Pan de salvado, galletas de cereales integrales y legumbres, contienen fibra que mantiene en forma nuestro sistema hormonal.

Puedes incluir cereales integrales en tu desayuno (especialmente favorable la avena) y optar por las legumbres en el almuerzo, a no ser que prefieras emplearlas en ensalada para la cena.

SELENIO PARA UN PECHO TERSO Y SANO

Las nueces del Brasil y la levadura de cerveza son ricas en selenio, fundamental para mantener la piel del pecho joven y elástica.

COLES PARA PREVENIR EL CÁNCER DE MAMA

Numerosos estudios confirman que la familia de las coles, como la lombarda, la coliflor o el brócoli, gracias a su contenido en “sulforafano” ayudan a prevenir y tratar el cáncer de mama.

BEBIDAS

Gracias a su contenido en antioxidantes, el consumo moderado de vino y las infusiones de té verde y blanco, complementan la alimentación ideal para mantener un escote envidiable.

 

{ Comments on this entry are closed }

Las dietas basadas en plantas obtienen una puntuación muy buena para perder peso de forma saludable

U.S. News & World Report califica a la dieta DASH como número 1 por séptimo año consecutivo

healthfinder.gov

Si usted hizo el propósito de comer de forma saludable y perder peso en 2017, un nuevo informe sugiere que la dieta DASH podría ser su mejor apuesta.

Por séptimo año consecutivo, U.S. News & World Report ha nombrado al plan de alimentación basado en las plantas como la mejor opción de todas, seguida de la dieta mediterránea, que sube desde el cuarto lugar que obtuvo el año pasado. DASH son siglas que en inglés significan “método dietético para detener la hipertensión”, pero sus beneficios van más allá de la prevención de la hipertensión, encontró el informe.

Las dietas DASH y mediterránea, además de la mayoría de las otras dietas recomendadas, se centran en comer granos enteros, fruta, verdura, pocos productos lácteos o sin grasa, carne magra, carne de ave y pescado. También recomiendan los frutos secos, las semillas y las legumbres (frijoles).

Pero estas dietas limitan o excluyen la mayoría de las grasas y dulces, y recomiendan que se tomen porciones razonables, según el Dr. David Katz, presidente del Colegio Americano de Medicina del Estilo de Vida (American College of Lifestyle Medicine) y miembro del panel de expertos que realizó la clasificación.

“En general, las dietas son parecidas, y eso es lo que hace que esto sea razonable, porque realmente no hay ninguna dieta que sea la mejor. Pero la cuestión es qué método de alimentación sana va a funcionar para cada individuo, y ese es el beneficio de este informe”, añadió.

“Usted puede elegir la dieta que le funcione a usted y a su familia. La mejor dieta es la que usted realmente vaya a seguir”, añadió Katz.

La dieta MIND, que incorpora elementos de la DASH y la mediterránea, y se considera un modo de evitar el Alzheimer, quedó tercera en efectividad.

Hubo un empate entre cuatro dietas por el cuarto lugar, entre la dieta flexitariana, una dieta “vegetariana causal” que permite algo de ave y pescado; la dieta de la Clínica Mayo, un plan de alimentación para mantenerse en buen estado de salud y delgado; la dieta TLC, un plan que reduce el colesterol y la grasa al eliminar la carne, los productos lácteos y la comida frita; y la de Weight Watchers, que ayuda a perder peso.

Para realizar esta lista, U.S. News & World Report clasificó 38 dietas en 9 categorías. La clasificación fue llevada a cabo por un panel de expertos compuesto por nutricionistas, asesores dietéticos y médicos especializados en diabetes, salud cardiaca y pérdida de peso.

Cada miembro del panel evaluó las 38 dietas en varias áreas, incluyendo la probabilidad de seguir la dieta, las probabilidades de perder peso a corto y a largo plazo, y la efectividad contra la enfermedad cardiaca y la diabetes.

Una razón por la que la dieta DASH quedó primera es que fue creada y evaluada por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., señaló Katz.

“Las evidencias a favor de la DASH son más firmes que para algunas de las otras dietas, e incluye alimentos con los que la mayoría de los estadounidenses están familiarizados y puede funcionar para las familias reales en el mundo real”, dijo.

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. se mostraron de acuerdo.

“La dieta DASH no es una dieta que promete mucho y luego resulta ineficaz, sino un plan de alimentación que respalda los cambios en el estilo de vida a largo plazo”, señaló la agencia en una declaración el miércoles. “Para obtener una de las mejores calificaciones, una dieta tiene que ser relativamente fácil de seguir, nutritiva, segura, efectiva para perder peso, y ha de proteger contra la diabetes y la enfermedad cardiaca”.

Seguir el tamaño de las porciones recomendado en cada dieta resultará normalmente en una pérdida de peso saludable, explicó Katz. “Comer bien le ayudará a estar más delgado y más sano”, dijo.

Además de una dieta saludable, hacer ejercicio es necesario para tener una buena salud, señaló.

“La comida es el combustible del cuerpo; es crucial para la salud a lo largo de una vida. Pero combinarla con el ejercicio también es fundamental”, dijo Katz. “Nunca va a estar tan sano como podría si la actividad física rutinaria no forma parte de su vida”.

Una experta en nutrición dijo que la clave de una alimentación saludable y para perder peso está en el estilo de vida y los patrones dietéticos, no en las dietas drásticas.

“Es una pérdida de tiempo que la gente se ponga a dieta, que normalmente es un modo temporal, restrictivo, poco realista e incluso poco saludable de perder peso”, dijo Samantha Heller, fisióloga del ejercicio y nutricionista clínica en el Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, que no formó parte del panel de expertos.

“Pensemos en ello: millones de personas están gastando millones de dólares en dietas, productos y programas que prometen mucho y son ineficaces, y sigue habiendo una crisis de obesidad. El único modo de alcanzar un peso saludable y quedarse así es crear patrones de alimentación que usted pueda mantener a lo largo de su vida, recordando también que tener un buen estado de salud es mejor que estar delgado”, dijo Heller.

La investigación está clara con respecto a que las dietas basadas en plantas, como la DASH, la mediterránea y la vegetariana ofrecen beneficios para la salud, incluyendo la reducción del riesgo de enfermedad cardiaca, de demencia, de cáncer, de diabetes tipo 2 y de obesidad, enfatizó.

“Dejar de lado la dieta prometedora e ineficaz que esté más de moda le hará ahorrar dinero, tiempo y la frustración”, dijo Heller. “Tómese un tiempo para adoptar nuevas ideas, como, por ejemplo, servirse platos sin carne, como una abundante sopa de verduras y frijoles, pasta con salsa de pimiento rojo asado, o mantequilla de cacahuate y unos trozos de manzana. Mantenga un registro diario de la alimentación en una aplicación o en una libreta pequeña. Busque ayuda y orientación de profesionales cualificados, como dietistas registrados”, aconsejó.

{ Comments on this entry are closed }

La dieta mediterránea podría ayudar a combatir la diabetes tipo 2, según un estudio

Las dietas bajas en carbohidratos también se asociaron con un riesgo más bajo

Una dieta al estilo mediterráneo y las dietas bajas en carbohidratos podrían ayudar a reducir el riesgo de contraer la diabetes tipo 2, según un estudio reciente.

En función de los hábitos alimenticios en Grecia, el sur de Italia y España, una dieta mediterránea consiste en gran medida en pescado, fruta, verdura, frijoles, pan rico en fibra, granos integrales y aceite de oliva. Este plan alimenticio también limita la ingesta de carne roja, queso y dulces.

Para realizar el estudio, publicado el 15 de agosto en la revista Diabetologia, los investigadores dieron seguimiento a más de 22,000 personas en Grecia durante aproximadamente 11 años. Durante ese periodo, alrededor de 2,300 de esas personas contrajeron diabetes.

Los investigadores examinaron los hábitos alimenticios de los participantes y elaboraron una escala de 10 puntos con respecto al seguimiento de la dieta mediterránea. Los participantes con una puntuación mayor de 6 tenían un 12 por ciento menos de probabilidades de contraer diabetes que los que tenían una puntuación de 3 o menor en la dieta mediterránea, hallaron.

Las personas con los niveles más altos de carbohidratos en su dieta tenían un 21 por ciento más de probabilidades de contraer diabetes que los que tomaban la menor cantidad de carbohidratos. Las personas con una puntuación alta en la dieta mediterránea y una ingesta baja de carbohidratos tenían un 20 por ciento menos de probabilidades de contraer diabetes que las que tenían una puntuación baja en la dieta mediterránea y una ingesta alta de carbohidratos, según el estudio.

“El papel que tiene la dieta mediterránea en el control del peso sigue siendo objeto de controversia, y en la mayoría de los estudios realizados en países con una dieta mediterránea, el hecho de seguir una dieta mediterránea no estaba relacionado con el sobrepeso”, afirmaron el Dr. Carlo La Vecchia y sus colaboradores del Instituto Mario Negri de Investigación Farmacológica de Milán, Italia.

“Esto sugiere que la protección que la dieta mediterránea proporciona contra la diabetes no es mediante el control del peso, sino a través de varias características dietéticas de la dieta mediterránea”, señalaron un comunicado de prensa de la revista. “No obstante, esta cuestión es difícil de examinar en los estudios de cohorte, debido a la falta de información sobre los cambios de peso durante el seguimiento, ya que rara vez se registran”.

Aunque el estudio mostró una asociación aparente entre una dieta mediterránea y un riesgo menor de sufrir de diabetes tipo 2, no probó causalidad.

 

{ Comments on this entry are closed }

Los ácidos grasos omega-3 potencian el metabolismo de la grasa parda

noticiasdelaciencia.com

Los ácidos grasos omega-3 son capaces de promover la activación de las grasas parda y beige, lo que podría potenciar el desarrollo de nuevas terapias contra la obesidad y otras enfermedades metabólicas. Este descubrimiento es fruto de una nueva investigación que ha publicado la revista Nature Communications y que se ha desarrollado bajo la dirección del catedrático Francesc Villarroya, del Departamento de Bioquímica y Biomedicina Molecular y del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) del Instituto de Salud Carlos III, en España.

En el nuevo estudio, realizado en modelos animales de laboratorio, el equipo investigador ha detectado que los ácidos grasos omega-3 (n-3 PUFA) provocan la activación de las grasas parda y beige a través de un receptor específico —el GPR120— que favorece la liberación de la hormona FGF21 (el factor de crecimiento fibroblástico 21). Esta hormona, producida por los adipocitos, es una molécula que regula la glucosa y el metabolismo de lípidos, y por ello resulta una diana muy efectiva para el mecanismo de acción de los omega-3.

«Este descubrimiento tiene implicaciones en la comprensión de los efectos beneficiosos de los n-3 PUFA sobre el control de las enfermedades metabólicas y otros aspectos relacionados con el tratamiento de la obesidad y la diabetes de tipo 2», explica el catedrático Francesc Villarroya, miembro del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB) y jefe del Grupo de Investigación de Genética y Biología Molecular de Proteínas Mitocondriales y Patologías Asociadas.

El estudio realizado demuestra que los ácidos grasos omega-3 favorecen el proceso de la termogénesis adaptativa en el tejido adiposo marrón de los mamíferos, un mecanismo vital para que el organismo pueda adaptarse a los ambientes fríos. En el caso de los roedores, se ha demostrado que la grasa parda es capaz de generar calor y, además, de proteger también contra la obesidad mediante la activación del gasto energético.

Según las conclusiones del artículo publicado en Nature Communications, el receptor GPR120, específico para ácidos grasos poliinsaturados omega-3, promueve la activación de la grasa parda, que diversos estudios científicos asocian a la protección frente a la obesidad y las enfermedades metabólicas como la diabetes o la dislipidemia (alteraciones en el metabolismo de los lípidos).

La función principal del tejido adiposo marrón es  quemar calorías y  producir calor corporal a partir de las grasas (termogénesis). No obstante, un reciente estudio científico de este mismo equipo investigador ha mostrado que la grasa parda actúa también como un órgano endocrino y es capaz de secretar factores que activan el metabolismo de las grasas y los carbohidratos.  Los factores más conocidos hasta ahora son el FGF21, la neurregulina 4 y la interleucina-6, entre otras moléculas de interés biológico.

Tal como explica Francesc Villarroya, «estas moléculas liberadas por el tejido adiposo (adipoquinas marrones o batoquinas) tienen efectos metabólicos beneficiosos». Por este motivo, «podrían ser candidatas a ser empleadas en nuevas terapias contra la obesidad y las enfermedades metabólicas asociadas». (Fuente: U. Barcelona)

{ Comments on this entry are closed }

El “jet lag” aumenta el riesgo de obesidad y cáncer de hígado

Este desfase horario también provoca fatiga, problemas para conciliar el sueño, confusión y dificultad para concentrarse e irritabilidad, entre otros síntomas.

latercera.com

La alteración del reloj biológico producida por el desfase horario o “jet lag” puede causar obesidad y aumentar el riesgo de cáncer de hígado, según los resultados de un estudio conocido hoy.

Publicada en la revista Cancer Cell, la investigación muestra el resultado de una recreación del efecto del desfase horario crónico en animales.

“Queríamos saber si el ‘jet lag’ crónico era suficiente para inducir cáncer en ratones bien alimentados, sin manipulación genética, sin radiación”, explicó el profesor David Moore, quien
lideró el estudio realizado en el Baylor College of Medicine de Texas.

Los investigadores ya conocían varios factores de riesgo para el cáncer de hígado, entre los que se encuentran el consumo de alcohol, el virus de la hepatitis o el hígado graso.

También sabían que el “jet lag” provocaba alteraciones en el ritmo circadiano, una especie de reloj por el que se guían los ciclos biológicos de los seres humanos, como los patrones de sueño o de la actividad cerebral.

Estos cambios en el ritmo circadiano pueden provocar alteraciones en el metabolismo, lo que lleva a un incremento en la obesidad.

Según relató Loning Fu, otra de las investigadoras que participó en este trabajo, los expertos recrearon en un laboratorio los efectos del desfase horario.

Para lograr esa simulación, cada semana encendieron y apagaron en horarios diferentes las luces de las salas en las que estaban los ratones.

Así descubrieron que los animales habían perdido el control de su metabolismo, por lo que subían de peso, comenzaban a tener más grasa y desarrollaban hígado graso.
Con el tiempo, algunos casos llegaban al cáncer de hígado.

“Encontramos otro factor, la producción elevada de ácidos biliares, que el hígado produce para ayudar a digerir las grasas. Potencialmente pueden ser tóxicos”, dijo Moore.

Según el experto, esta anomalía, esta mayor producción de ácidos, “parece ser clave para el cáncer de hígado”, pues no solo así lo sugieren estudios previos, sino que también fue un efecto
observado en esta investigación.

Los científicos se han enfocado ahora en examinar si hay medicamentos que puedan evitar este efecto en los niveles de ácido biliar, para saber si pueden ser utilizados para prevenir el cáncer
hepático en los seres humanos.

El “jet lag” no es solo un desequilibrio en el reloj biológico provocado por un viaje largo que atraviesa distintas zonas horarias, sino también un trastorno que pueden experimentar las
personas que trabajan en un horario nocturno, pues su exposición a la luz del día también se ve alterada.

Este desfase provoca fatiga, problemas para conciliar el sueño, confusión y dificultad para concentrarse e irritabilidad, entre otros síntomas.

{ Comments on this entry are closed }

La cirugía para perder peso resulta más beneficiosa para el corazón en las mujeres, según un estudio

Los investigadores sugieren que sus cuerpos podrían responder de forma distinta que los de los hombres después de la operación

healthfinder.gov

Después de la cirugía para perder peso, las mujeres podrían tener un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca que los hombres, según un estudio pequeño reciente.

El estudio contó con casi 2,000 pacientes cuyo riesgo de enfermedad cardiaca se evaluó en la década anterior al momento en que se sometieron a la cirugía y un año después de la operación.

Todos los pacientes experimentaron una reducción significativa de su riesgo de enfermedad cardiaca después de la cirugía para perder peso (bariátrica). Las mujeres experimentaron una reducción en el riesgo del 41 por ciento, mientras que la reducción del riesgo de los hombres fue del 35.6 por ciento, una diferencia de aproximadamente un 20 por ciento, reportaron los investigadores.

El estudio se presentó el viernes en la Semana de la Obesidad (ObesityWeek), una conferencia anual acogida por la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica (American Society for Metabolic and Bariatric Surgery, ASMBS) y la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society).

“Este estudio muestra que hay una diferencia según el sexo con respecto a los resultados para el corazón en los pacientes que se someten a una cirugía bariátrica”, dijo el autor del estudio, el Dr. John Morton, director de cirugía bariátrica en el Hospital de Atención de Salud Stanford, en Palo Alto, California.

“Los hallazgos sugieren que las mujeres podrían tener un mejor mecanismo de respuesta a la cirugía bariátrica, lo que lleva a una mayor normalización de los factores de riesgo cardiacos bioquímicos”, comentó en un comunicado de prensa de la ASMBS.

La Dra. Stacy Brethauer, cirujana bariátrica en la Clínica Cleveland, dijo que “la obesidad es un factor de riesgo importante y modificable de enfermedad cardiaca, la causa principal de mortalidad en Estados Unidos para hombres y mujeres”. Brethauer no participó en la investigación.

“Pero este estudio sugiere que los hombres y las mujeres podrían responder de forma distinta a la cirugía bariátrica con respecto a la salud cardiaca a pesar de que la pérdida de peso es comparable”, añadió.

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

{ Comments on this entry are closed }

Salud: hombres casados son más gordos pero viven más años

Un estudio realizado por la Universidad de Harward señala que aquellos hombres que son gorditos y están casados, viven por más tiempo gracias a los cuidados de su pareja

elpopular.pe

Si tu también tienes amigos que siempre fueron delgados pero al momento de casarse engordaron, pues según la ciencia tendría una explicación ya que estos hombres se sienten confiados y no necesitan aparentar un fisico increíble para agradar a alguien.

Por otro lado, algo que llamo la atención en este estudio, es que estos varones de contestura gruesa suelen vivir por más tiempo y esto se debe a que su pareja siempre están pendiente de su cuidado y chequeos médicos.

Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, los hombres comprometidos o casados tienden a subir de peso porque “ya no están en el mercado”.

De hecho, quienes tienen una relación estable suelen no preocuparse por mantenerse atractivos, pues ya tienen a alguien que los ama y acepta tal como son. Es por eso que tienden a comer más y sin sentirse presionados por mantener un peso bajo.

Asi como los hombres que son gordos y están casados tienden a vivir más tiempo debido ya que sus mujeres se encargan de exigirles que se chequeen constantemente, además de pedirles que cuiden su alimentación.

Es por eso que estos hombres suelen mantenerse más saludables y hasta logran evitar el cáncer u otras enfermedades, a diferencia de los solteros, cuya vida suele estar llena de excesos. Los hombres casados pueden tener alimentación más saludable, sobre todo porque cuentan con el apoyo y motivación de su pareja. Tienden a deprimirse menos y hasta no sienten temor en compartir una rica comida con la persona que aman.

{ Comments on this entry are closed }

5 formas de mejorar tu metabolismo y reducir el estrés

Si quieres funcionar mejor y bajar de peso más rápido, incrementa tu metabolismo

esmas.com

El metabolismo se refiere a la forma en la que tu cuerpo produce energía con los alimentos que consumes. Esta energía no nada más se refiere a las calorías que necesitas para correr y hacer tus actividades diarias, también se refiere a la forma en la que cada célula de tu cuerpo utiliza esa energía. Esto es importante porque cada función de tu cuerpo (como la función cerebral, la digestiva, la hepática, la tiroidea, etc.) depende de esta conversión de energía. Si tus células no están usando de manera eficiente la energía, tus funciones corporales no estarán operando correctamente.

5 formas de mejorar tu metabolismo

1. Reduce tus niveles de estrés.

El estrés es el principal causante de un metabolismo lento.  Este estrés puede ser físico, emocional, por falta de sueño o por malos hábitos alimenticios. Tú mismo serás quien evalúe lo que te cause estrés y decidirás la mejor manera de evitar que te afecte.

¿Hasta cuándo vas a seguir dejando que el estrés te afecte tanto?

2. Haz ejercicio… pero sin exagerar.

Hacer ejercicio de forma regular es importante para acelerar tu metabolismo y para muchos otros beneficios a tu salud. Sin embargo, sobre-ejercitarte puede dañar tu metabolismo en vez de ayudarte.

Ejercitarte de manera exagerada hace que tu cuerpo necesite obtener energía de tus reservas de proteína, lo que libera hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina, cuando haces esto de manera constante y sin un entrenamiento, una dieta y un sueño adecuados, tus niveles de estrés aumentan… y ya sabes qué pasa.

3. Duérmete, niñ@, duérmete ya…

Así es, por favor, ¡duerme adecuadamente! Esto significa que debes dormir suficientes horas, en un lugar sin ruidos ni luz, etc. (En nuestro Home de Día a Día tenemos muchas notas sobre el sueño y la importancia de dormir bien).

Estudios científicos han demostrado que dormir mal eleva los niveles de estrés. Aunque sólo hayas pasado una mala noche, los niveles de cortisol se verán muy afectados al día siguiente, ahora imagina lo que pasa cuando pasas muchas malas noches.

4. ¡Deja de probar mil dietas y come bien!

Probar todas las dietas milagrosas que te encuentras por ahí y estar dándole algo diferente a tu cuerpo cada semana, también aumentará los niveles de estrés y evitará que tus órganos funcionen correctamente.

Es hora de que comas balanceadamente y lleves una dieta saludable. No existen milagros, lo único que te va a hacer sentir mejor es que lleves una dieta combinando alimentos de todos los grupos del Plato del Bien Comer prefiriendo siempre el consumo de frutas y verduras crudas y de todos los colores.

5. Checa y cura tus intestinos.

Si no tienes un sistema gastrointestinal funcionando correctamente (gastritis, colitis, síndrome del colon irritable, etc.), jamás podrás tener un buen metabolismo. Es hora de que cures este tipo de enfermedades acudiendo con tu médico para llevar el mejor tratamiento para ti. También verás que cuando cambies tu dieta, tu sistema gastrointestinal va a mejorar.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas