From the category archives:

Obesidad

El sobrepeso en los mayores dificulta las actividades diarias

Los adultos mayores obesos son más propensos a tener problemas para realizar sus actividades diarias, como darse una ducha, vestirse o ir al baño.

Y a mayor sobrepeso, más discapacidades surgían, según un estudio sobre 20.000 mayores de 65 años.

Lo interesante fue que el sobrepeso no elevaba el riesgo de muerte, excepto en los muy obesos, lo que suma este estudio a otros que habían sugerido que el aumento moderado del peso corporal no afectaría por igual a los adultos mayores que a la población general, comentó la doctora Christina Wee, del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston.

Para conocer mejor ese efecto, el equipo de Wee revisó datos de 20.975 pacientes de la cobertura estatal estadounidense Medicare, obtenidos durante entrevistas realizadas en cuatro años. Más de un tercio tenía sobrepeso y un 18 por ciento era obeso. A todos se los estudió durante 14 años para determinar la mortalidad.

La investigación se concentró en la capacidad de los participantes de realizar actividades diarias, como comer, sentarse y levantarse de una silla o caminar (movimientos básicos), que el equipo distinguió de las instrumentales (usar el teléfono, cocinar, ir de compras o usar dinero).

Según publica Annals of Internal Medicine, entre el 22 y el 32 por ciento de las mujeres con sobrepeso y obesidad, por ejemplo, dijo que le costaba realizar por lo menos una actividad diaria, comparado con el 20 por ciento de las mujeres con peso saludable.

En cuanto a las actividades instrumentales, el 30 a 38 por ciento de los hombres con sobrepeso y obesidad respondió que esas actividades eran cada vez más difíciles desde el inicio del estudio, a diferencia de apenas el 28 por ciento en el grupo sin sobrepeso.

En los afroamericanos, el sobrepeso no causó tanto problema con las actividades diarias, aunque su participación (un 8 por ciento de la cohorte) cuestiona ese resultado.

Se desconoce por qué el sobrepeso influye más en las actividades diarias que en la mortalidad. Una explicación, según la autora, sería el “efecto de supervivencia”, por el que los adultos obesos que viven 65 años o más serían más “resistentes” a la muerte, quizás por genes que los ayudan a contrarrestar los efectos de la obesidad.

“Pero los adultos ya son más propensos a la discapacidad y la obesidad lo potenciaría”, añadió.

De hecho, los participantes con el nivel más bajo de riesgo de morir durante el estudio fueron aquellos con sobrepeso, no con obesidad.

Esto, para Wee, fue especialmente sorprendente. La clasificación se realizó según el índice de masa corporal (IMC), que no es una medición precisa de la grasa corporal en los adultos en general.

“Además, dado que muchas enfermedades crónicas en los adultos mayores causan descenso de peso, ser delgado sería un signo de padecer varias dolencias”, dijo.

Por ahora, la autora recomendó que los adultos mayores con sobrepeso se concentren en no perder las habilidades para realizar las actividades cotidianas: “Puede ser que el tratamiento no sea adelgazar, sino hacer ejercicio para reforzar los músculos y mejorar las funciones generales”.

{ Comments on this entry are closed }

 El biberón después del año fomenta la obesidad infantil

El mejor regalo para el primer cumpleaños de su bebé podría ser un ‘pase’ para prevenir la obesidad infantil. ¿Cómo? Tan sencillo como retirarle el biberón. Un equipo de investigadores estadounidenses afirma que mantener esta práctica más allá de los 12 meses aumenta el riesgo de desarrollar obesidad infantil hasta en un 30%.

Según un artículo publicado en ‘The Journal of Pediatrics’, el 17,6% de los bebés estudiados (un total de 6.750) era obeso a los cinco años y medio y el 22,3% de ellos tomaba biberones de leche hasta los dos años. Algunos (18,9%) mantenían este hábito antes de irse a la cama y el resto utilizaba el biberón de forma regular también durante el día.

“No es que la leche sea perjudicial. Lo que falla es el contexto. En algunos casos, se utiliza el biberón en sustitución del chupete (como tranquilizador) y como inductor del sueño y, al final, lo que consigue es un aporte excesivo de calorías que favorece la obesidad”, argumenta Luis Moreno, coordinador del grupo de investigación sobre nutrición infantil de la Universidad de Zaragoza. Como señalan los autores del estudio, “una niña de 24 meses que se va a la cama con un biberón de leche de casi un cuarto de litro recibe aproximadamente el 12% de sus necesidades calóricas diarias”.

Los resultados lo dejan claro. La prevalencia de obesidad entre los pequeños que mantenían dicha costumbre a los 24 meses era del 23%, frente al 16% de los bebés a los que ya se les había retirado el biberón. En definitiva, concluyen los expertos de la Universidad de Temple y de Ohio (ambas en EEUU), “observamos que el primer grupo era un 30% más propenso a ser obeso a los cinco años que los demás”.

La leche materna protege de la obesidad

Lo ideal, recomienda el doctor Moreno, es “promover durante los primeros seis meses la lactancia materna como principal alimento (se adapta a las necesidades del bebé y protege de la obesidad) y a partir de este momento, empezar a utilizar la cuchara de tal forma que al año ya se vaya retirando el biberón”. Para ir deshabituando poco a poco al pequeño, la Asociación Americana de Pediatría lanza algunas recomendaciones para seguir a partir de los nueve meses: “Que las comidas entre horas no se realicen nunca con biberón, para tomar agua mejor usar vasos o tazas y no dejar que el niño se vaya a la cama con el biberón”.

Como explican los autores del artículo, la prevención de la obesidad debería comenzar antes de que los niños empiecen la escuela. El problema, añaden, es que “apenas hay investigaciones que demuestren qué intervenciones son efectivas durante los primeros años”. La limitación del uso del biberón es la primera.

“Hasta ahora, el biberón se había relacionado con déficit de hierro y más probabilidades de caries, pero no con la obesidad”, recuerdan los científicos. Tras la fase de la lactancia materna, sabe reseñar que “la leche no tiene hierro y por sí sola no suple las necesidades que el pequeño tiene. También necesita cantidades importantes de otros alimentos”, explica Luis Moreno. “Es importante que a partir del cuarto o sexto mes, aproximadamente, se introduzcan los cereales; a los seis, las frutas y las verduras; y a los ocho la carne y el pescado. Al principio, triturado y cuando el niño tenga dientes, a partir de los 10 meses, puede empezar a masticar”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 Los enfermos de asma bronquial desarrollan síntomas más acentuados de su patología si además son obesos

Un estudio realizado por neumólogos del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha confirmado la influencia negativa que la obesidad tiene en los pacientes afectados por asma bronquial, un hallazgo que han detectado a través de espirometrías, test de control de asma, volumen de oxido nítrico exhalado y de corticoides inhalados.

Un estudio realizado por neumólogos del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha confirmado la influencia negativa que la obesidad tiene en los pacientes afectados por asma bronquial, un hallazgo que han detectado a través de espirometrías, test de control de asma, volumen de oxido nítrico exhalado y de corticoides inhalados.

Según la investigación, realizada durante un año en 242 pacientes afectados con asma bronquial, aquellos pacientes que tienen un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 desarrollan síntomas más acentuados de la enfermedad que aquellas situadas en normopeso.

El trabajo señala además que el grupo de los enfermos asmáticos con obesidad (41%), necesita inhalar una mayor cantidad de corticoides y presenta un peor control del asma (valorado con el ACT y menor componente inflamatorio medido con óxido nítrico exhalado).

En ellos, la evolución de la enfermedad es distinta a la de los asmáticos que no presentan sobrepeso y para controlarla son necesarias mayores dosis de corticoides inhalados, y aún así, el control de la enfermedad es peor.

 

{ Comments on this entry are closed }

 Los niños son menos obesos cuando cocina la madre

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han confirmado que existe una asociación significativa y directa entre el estado nutricional de los niños y quién les prepara la comida en casa. Así, los hijos cuyos menús son preparados por sus madres están mejor alimentados y sufren menos obesidad, mientras que el estado nutricional de los pequeños «empeora cuando una persona diferente a la madre les prepara el menú familiar».

Este trabajo, publicado en la revista Nutrición Hospitalaria, ha revelado que la cuestión de quién elabora el menú familiar a diario es «muy importante», según sus autores. Así, los científicos han observado que, a medida que el menú familiar es elaborado por personas diferentes a la madre, el estado nutricional de los hijos empeora considerablemente.

Y es que en la actualidad «continúa siendo la madre la figura familiar que mejor conoce las necesidades alimentarias de sus hijos y la mejor preparada, en términos de conocimientos alimentarios, para la elaboración y el mantenimiento de una óptima alimentación familiar», según pone de manifiesto la UGR en un comunicado.

En esta investigación, los científicos emplearon una muestra constituida por 718 niños y adolescentes escolares de entre 9 y 17 años de trece centros educativos públicos y privados de la ciudad de Granada y de su provincia. Mediante el uso de técnicas de antropometría, se valoraron las variables de peso y talla de los sujetos y, con ello, el índice de masa corporal; se efectuaron según edad y sexo. También fueron valorados seis pliegues cutáneos (pliegue tricipital, bicipital, subescapular, suprailíaco, pliegue del muslo y de la pantorrilla), así como cuatro perímetros corporales, esto es, de la cintura, de la cadera, del brazo y del muslo.

Por otra parte, y con objeto de analizar la influencia del entorno familiar en el desarrollo del sobrepeso y la obesidad entre la población de alumnos, los científicos de la UGR emplearon un cuestionario específicamente elaborado por el equipo investigador, en el que no sólo se recogía información relativa a aspectos de su entorno familiar, sino también a la frecuencia de consumo de determinados alimentos y a la práctica de alguna actividad física.

Ocio sedentario

Los investigadores han encontrado asimismo una relación entre la práctica del ocio sedentario y los valores de índice de masa corporal (IMC), encontrando diferencias estadísticamente significativas para IMC de aquellos individuos con actitudes ociosas eminentemente sedentarias, frente a aquellos otros que no las mantenían. Así pues, a medida que aumenta el número de horas que los alumnos ven la televisión, juegan con los videojuegos o simplemente están conectados a Internet, sus puntuaciones en el índice de masa corporal se incrementan exponencialmente.

A la luz de los resultados de este trabajo, los científicos han concluido que existe «una imperiosa necesidad» de fomentar prácticas y estilos de vida saludables entre las familias, entre las cuales es altamente recomendable la práctica de ejercicio físico a través de «juegos clásicos». Se trata de la mejor herramienta para mantener un adecuado estado nutricional y, en definitiva, un óptimo estado de salud, máxime cuando los principales implicados son sujetos de corta edad, en este caso población en edad escolar.

 

{ Comments on this entry are closed }

Cuatro hábitos para acelerar el metabolismo

El correcto funcionamiento del metabolismo es esencial para nuestra salud y para una buena digestión de los alimentos.

planoinformativo.com

Para bajar de peso es necesario que tu metabolismo funcione correctamente, ya que es fundamental para nuestra salud y nos permite digerir los alimentos .

Para ayudarte a que tu metabolismo funcione correctamente te presentamos 4 trucos sencillos que debes poner en práctica:

1.- Dormir

Dormir es esencial para recuperar la energía gastada. Y si hablamos de acelerar el metabolismo, descansar es un bien necesario. Según varios estudios dormir poco equivale a tener un metabolismo lento.

2.- Beber mucha agua

Tomar agua es bueno para nuestra salud y también para nuestro metabolismo. Lo recomendable es tomar ocho o más vasos por día son necesarios para acelerarlo.

3.- Escoger correctamente los alimentos

Para llevar una dieta saludable es necesario incorporarle alimentos que te ayudarán a acelerar el metabolismo. A la hora de elegir los productos busca los que contengan mucha fibra.
 
4.-Reír mucho

Necesitas reír solo 10 minutos al día para generar más energía de lo común y con ello acelerar tu metabolismo.

{ Comments on this entry are closed }

¿Cómo bajar de peso sanamente sin falsos tratamientos?

Muchas personas, para bajar de peso después de los festejos de diciembre, optan por recurrir a productos que prometen mucho con poco esfuerzo, pero en realidad lo único que hay que hacer es volver a la rutina y a los hábitos alimenticios sanos, además de un poco de ejercicio.

La profesora de la Licenciatura en Nutrición de la UPAEP,  Mtra. Lourdes Silva Fernández, en rueda de prensa, señaló que las personas tienden a modificar sus hábitos alimenticios durante las fiestas decembrinas. Esto puede provocar un aumento de peso de aproximadamente dos kilos.

La recomendación para recuperar el peso que se tenía antes de la temporada, es retomar las actividades en todos los sentidos, es decir, volver a la rutina, no solo del trabajo, sino también de la actividad física, pues además de la falta de tiempo en diciembre, el frío también puede ser causa de que se interrumpa la rutina de ejercicio. Además se deben retomar los horarios de alimentación y el control de las porciones que se consumen, hay que escuchar y hacerle caso a nuestro cuerpo, pues siempre nos avisa cuando ya está satisfecho.

En el mercado vemos muchos “productos milagro”, que prometen grandes resultados en poco tiempo y sin esfuerzo alguno. No están regulados porque no los registran como medicamentos. Estos productos incluso pueden tener efectos negativos en algunas personas, tal y como pasa con los medicamentos, aunque el principal fraude es que no se logrará nada al consumirlos.

Consejos prácticos:

Retomar los sanos hábitos alimenticios, horarios y porciones adecuadas.

Hacer ejercicio, pues aunque con la pura dieta se pueden perder los kilos de más, también se pierde la fuerza muscular, en cambio al hacer ejercicio se gana fuerza, condición y además se puede perder aún más peso.

No utilizar productos milagro, pues no se obtendrán los resultados que prometen.

No todos los productos light son realmente light.

Evitar las bebidas endulzadas, pues en temporada decembrina, por el frío y por las celebraciones se consumen en gran cantidad.

Lo recomendable para comer entre comidas, son frutas y verduras. Las personas con diabetes o algún problema de salud, deben consultar con su médico lo que pueden consumir.

 

 

{ Comments on this entry are closed }

LIMPIA TU COLÓN DE MANERA NATURAL

La mejor forma de limpiar tu colón y de perder peso rápidamente.

El colon es la parte del cuerpo donde más se acumula toxinas, a causa de todos los desechos tóxicos que el organismo expulsa por esta parte del cuerpo. El exceso de toxinas en el cuerpo es la causa más común de la obesidad, como también pueden causar dolores de cabeza repentinos, fatiga y falta de energía.

Es por eso que los médicos recomiendan limpiar tu colon periódicamente, ya que mantener tu colon limpio te ayuda a mejorar tu salud, como también a mantener tu peso ideal. En este artículo te explicaremos como preparar un remedio casero muy efectivo para la limpieza de tu colon, este remedio también te ayuda a bajar de peso.

Este remedio natural es muy efectivo para eliminar las toxinas de tu colon y tu organismo, ya que sus todos sus ingredientes contienen gran cantidad de fibras y son ricos en vitaminas, estas son necesarias para combatir las toxinas y eliminarlas de tu cuerpo y también te ayudan con el estreñimiento.

Ingredientes a necesitar para preparar este remedio casero:

1 manzana
1 cucharada de miel
1 cucharada de semillas de Chia
1 cucharada de semillas de linaza
1 taza de agua

Instrucciones:

Vierte todos los ingredientes excepto la chia en la licuadora y licua, luego vierte este licuado en un vaso y le agregas las semillas de Chia, debes agitar hasta que las semillas de chia se desintegren. Debes tomar este remedio casero todas las mañanas antes de desayunar.

Se recomienda tomar mucha agua durante el día cuando se esta se ingiere este remedio casero para mejores resultados, recuerda seguir las intrusiones y veras resultados en muy poco tiempo.

Comparte para que más personas se beneficien de este remedio casero para limpiar el colon.

{ Comments on this entry are closed }

Tipos de obesidad: Causas y cómo evitarla

¿Cuáles son los tipos de obesidad? Descubre las causas de uno de los problemas de salud que más preocupan a los expertos

ellahoy.es

La obesidad es uno de los problemas que, a día de hoy, más preocupa a los expertos en salud y a los que conviene prestar atención, y ello se traduce en un mejor conocimiento de los riesgos que implica el aumento del peso corporal y, en particular, del tejido adiposo, y de las medidas preventivas a seguir. La obesidad, en términos médicos, se puede definir como el desequilibrio entre la ingesta de calorías y el gasto energético, lo que provoca una acumulación de la energía no consumida en forma de grasa. Los hábitos de alimentación y el estilo de vida contribuyen al desarrollo de la obesidad. La obesidad se asocia a una serie de enfermedades cuyos síntomas además se pueden ver agravados por el aumento de peso, como diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares.

Clasificación de la obesidad

Existen varios métodos de clasificación de la obesidad, siendo el índice de masa corporal (IMC) y la distribución de la grasa corporal los más utilizados.

Obesidad según IMC

El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso en kilogramos por la altura en metros cuatros. Atendiendo a esta fórmula se determina el grado de obesidad establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Menos de 18,5 de IMC: Peso insuficiente o infrapeso
  • Entre 18,5 y 24,9: Normopeso
  • Entre 25 y 26,9: Sobrepeso grado I
  • Entre 27 y 29,9: Sobrepeso grado II (preobesidad)
  • Entre 30 y 34,9: Obesidad de tipo I
  • Entre 35 y 39,9: Obesidad tipo II
  • Entre 40 y 49,9: Obesidad de tipo III (mórbida)
  • Más de 50: Obesidad de tipo IV o extrema

 
Obesidad según la distribución de grasa

  • Obesidad abdominal o androide: La acumulación de tejido adiposo se localiza preferentemente en la zona superior del cuerpo (cuello, hombros, tórax y cara). Este tipo de obesidad se relaciona con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, hiperuricemia e hiperlipidemia y ateroesclerosis.
  • Obesidad periférica o ginoide: El exceso de grasa se localiza en la parte inferior del cuerpo, como caderas, muslos o glúteos. Este tipo de obesidad es más frecuente en las mujeres.
  • Obesidad homogénea: El exceso de grasa no se localiza en una zona corporal concreta sino que se distribuye de forma homogénea.

Obesidad según la causa

  • Genética: Tal y como su nombre indica, la herencia genética juega un papel importante en este tipo de obesidad.
  • Dietética: Producida por llevar una alimentación equilibrada y por el consumo excesivo de alimentos calóricos, así por un estilo de vida sedentario.
  • Nerviosa: Trastornos como depresión, hipoactividad pueden hacernos más vulnerables al aumento de peso, sobre todo porque se tiende a recurrir a la comida para aliviar el malestar emocional.
  • Por desajustes del sistema del control del peso corporal: Es el tipo más frecuente y la causa reside en ingerir más calorías de las debidas al no tener sensación de saciedad.
  • Enfermedades endocrinas: La obesidad está causada por trastornos como hipotiroidismo, hiperinsulinismo, hipercorticismo.
  • Defecto termogénico: En estos casos el aumento de peso y acumulación de grasa deriva de la incapacidad del organismo para quemar el exceso de energía consumida.
  • Por medicamentos: Fármacos como los antidepresivos o corticoides pueden favorecer la acumulación de grasas en el organismo.
  • Cromosómica: La vinculada a las alteraciones cromosómicas (Síndrome de Down, Síndrome de Turner).

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas