From the category archives:

Obesidad

El adelgazamiento se puede contagiar

Un estudio realizado sobre personas sometidas a operación de estómago ha confirmado que, cuando alguien adelgaza y cambia sus hábitos, “contagia” ese adelgazamiento a las personas que le rodean. De esta forma, adelgazar tiene un aliciente adicional, en beneficio de nuestros familiares más próximos.

Diversas investigaciones habían demostrado que la obesidad se transmite a las personas más cercanas a quien la sufre. Ahora, un estudio realizado en la Universidad de Stanford (California, Estados Unidos), ha comprobado que los familiares de los pacientes sometidos a “by pass” gástrico también adelgazan, además de adoptar estilos de vida más saludables. Dicho estudio ha sido dirigido por John Morton y publicado en “Archives of Surgery”.

Se analizó la evolución de 35 pacientes que se sometieron a la mencionada intervención y otros 35 familiares que convivían con ellos, además de 15 hijos menores de edad. El 60% de los adultos y el 73% de los niños eran obesos. Un año después de la operación, pudo comprobarse que, como media, los familiares habían rebajado su peso en un 3%, lo que constituye una cifra que no es espectacular, pero tampoco despreciable.

De esta investigación podemos extraer conclusiones interesantes, aunque no vayamos a pasar por el quirófano. Y es que es muy probable que, si conseguimos cambiar ciertos hábitos (tomar mucha fibra y pocas grasas y azúcares, hacer comidas frugales y frecuentes, aumentar nuestra actividad física,…), además de adelgazar nosotros mismos, también lo harán las personas que nos rodean que son, normalmente, aquellas a las que más queremos.

{ Comments on this entry are closed }

Falso, que baste recortar calorías para bajar de peso: científicos

Malas noticias para quienes quieren bajar de peso. Una nueva evaluación de la manera en que responde el organismo a las dietas muestra que deshacerse de las grasas es dos veces más difícil de lo que se pensaba.

Los cálculos también derriban el mito de que reducir calorías llevará a una baja continua de peso. De hecho, el efecto de reducir la ingestión de calorías desaparece a los tres años, más o menos, señalan científicos.

Expertos en obesidad habían sugerido anteriormente que reducir 100 kilocalorías por día en la dieta durante seis meses llevaría a bajar unos 2.5 kilos. Pero resulta que en realidad se necesita probablemente un año para bajar esos kilos, y cualquier reducción adicional se detendrá en algún punto pasados tres años, en vez de continuar siempre al mismo ritmo.

Las personas han seguido durante años esa fórmula para bajar de peso, y ahora resulta que es por completo errónea, señaló Kevin Hall, especialista en modelos matemáticos del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades del Riñón de Estados Unidos, ubicado en Maryland. La razón de que sea errónea es que no considera los cambios metabólicos que ocurren cuando las personas cambian su dieta. Si se reducen las calorías, el metabolismo se vuelve más lento a medida que se pierde más peso, hasta llegar a un punto de estabilidad.

Un error popular es que las personas obesas o con sobrepeso tienen un metabolismo más lento, lo cual significaría que no queman calorías tan aprisa como las delgadas. En realidad, mientras más gorda es una persona, más alto es probablemente su metabolismo, apuntó el doctor Hall ante la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, que realiza una reunión en esta ciudad de Canadá.

“A diferencia de la noción popular de que las personas más pesadas tienen un metabolismo más lento, mientras más peso se tiene más calorías se queman –sostuvo–. Mientras más de esa masa sea tejido magro, no adiposo, aún más calorías se queman… y las personas obesas tienden a tener masa elevada tanto de tejido adiposo como de tejido magro.”

Científicos estadunidenses han usado esta nueva evaluación para construir un modelo matemático de la forma en que el organismo humano responde a las variaciones en la absorción de energía a través de los alimentos.

El modelo permite a las personas acudir a un sitio web para calcular, con base en su edad, sexo y peso corporal, cuántas calorías necesitan reducir de su dieta para alcanzar cierta meta de reducción de peso.

“Con el viejo sistema, alguien que reduce 100 calorías diarias podría esperar bajar 2.5 kilos en seis meses –explicó el doctor Hall–. Con el nuevo método, le llevaría un año bajar esos 2.5 kilos. La fórmula es reducir 10 kilocalorías diarias de la dieta por cada medio kilo que se quiera bajar.”

El doctor Hall comentó que dar a las personas expectativas poco realistas sobre la facilidad con que bajarán de peso puede resultar desalentador si el consejo resulta erróneo.

{ Comments on this entry are closed }

La obesidad empieza en la cuna

Nuestra relación con la alimentación se labra en la cuna. Es en los tres primeros años de vida cuando se perfila la conducta alimentaria y también el riesgo de que ésta comporte problemas de salud con el paso de los años.

Un estudio presentado por la Fundación Thao ha concluído que uno de cada tres niños españoles entre tres y 12 años tiene sobrepeso, algo que a la larga puede reducir la esperanza de vida, según los expertos. La investigación ha sido llevada a cabo con más de 26.000 menores y en 29 ciudades españolas. Este problema nos cuesta al año 5.000 millones de euros. El sobrepeso y la obesidad se pueden detectar en los primeros años de vida y los expertos aseguran que es ahí cuando hay que atajar el problema para corregir los malos hábitos alimenticios.

Uno de cada tres niños entre 3 y 12 años tiene sobrepeso

Según el último Informe Thao de Salud-Infantil, presentado ayer en Barcelona, uno de cada cinco niños de edades comprendidas entre los tres y cinco años padece exceso de peso (sobrepeso u obesidad). Cuando los datos se extrapolan a toda la muestra analizada (un total de 26.250 niños españoles de tres a doce años) el porcentaje aumenta hasta casi el 30% —uno de cada tres—, diez puntos porcentuales por encima del registrado entre la misma franja de edades en Europa.

Los expertos están convencidos de que procurando un buen entorno emocional a los bebés y encauzando correctamente su relación con la comida se pueden frenar «en gran medida» los problemas de sobrepeso hasta la adolescencia. El psiquiatra Rafael Casas, director científico de la Fundación Thao, organización no lucrativa dedicada a promover estilos de vida más saludables y a prevenir problemas de salud, recuerda que los primeros años de vida «son un período crucial en la adquisición de los hábitos». En este sentido, destaca tres momentos cruciales a la hora de modelar la conducta alimentaria: cuando el bebé desarrolla su preferencia por los sabores, cuando autorregula la ingesta de alimentos y cuando le llegan las consignas familiares y culturales sobre la alimentación y la actividad física. «Actuando sobre estos factores podemos conseguir que los bebés lleguen a los cinco años con un peso normal», apunta Rafael Casas.

¡Ahora, como los mayores! Recuerda, asimismo, que «los pequeños, de forma innata, tienden a rechazar determinados sabores, lo que se conoce como neofobia, y también a controlar y autorregular su ingesta alimentaria; los padres deben orientar correctamente estos comportamientos si quieren que sus hijos crezcan sanos». Cita como ejemplo. la «mala praxis» en la que incurren muchas familias que consiste en «utilizar el alimento como recompensa».

Un momento vital es, según los especialistas, cuando los bebés abandonan la lactancia y entran en contacto con la alimentación complementaria. «Es aquel momento en el que se les dice: ¡Ahora ya puedes comer como los mayores!», afirma Casas. Sin embargo, a su juicio, es justo entonces cuando se debe formular la pregunta: ¿Cómo qué mayores?

«Es esencial que los padres y las madres se involucren en un periodo tan crucial y acompañen a sus hijos a conocer nuevos sabores y a saber regular su saciedad», dijo el responsable científico de la Fundación. Explicó también que es precisamente en el núcleo familiar donde el menor adquiere los hábitos alimenticios y por este motivo considera que es necesario que el adulto se responsabilice y «dé ejemplo con una cultura alimentaria saludable». Precisamente, con el objetivo de fomentar las conductas responsables entre padres, tutores y educadores, la Fundación Thao promoverá este año un programa pionero centrado en bebés de 0 y 3 años. Según avanzó ayer el presidente de la Fundación, Henri García, el programa arrancará en Cataluña, aunque se extenderá por el resto de comunidades españolas en función del respaldo económico que reciba.

{ Comments on this entry are closed }

Produce embarazos de alto riesgo la obesidad

Genera sobre todo hipertensión y eclampsia

La obesidad se ubica en primer lugar como desencadenante de alto riesgo en el embarazo, según reportes del Hospital de Gineco obstetricia del Centro Médico Nacional de Occidente, (CMNO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco.

Este nosocomio que por cierto, es uno de los dos que a nivel nacional existen en el esquema IMSS especializados en el abordaje de embarazos de alto riesgo (el otro se ubica en el CMN La Raza en la Ciudad de México), ingresó durante 2010 un total de siete mil 492 pacientes y atendió en el mismo periodo, cuatro mil 429 eventos obstétricos, entre partos y cesáreas.

Al informar lo anterior, el jefe de la División de Obstetricia del nosocomio, Salvador Hernández Higareda, dijo que la obesidad tiende a provocar en la gestante un incremento en su presión arterial, lo que desencadena una preeclampsia-eclampsia, entidad que constituye un elevado riesgo, incluso de muerte, tanto para la madre como para el bebé.

El especialista señaló que otro factor de riesgo en el embarazo, es la edad de 35 años o más, así como la adolescencia. Uno y otro extremo, dijo, conllevan una serie de elementos que elevan las posibilidades de que el embarazo se complique.

Dijo que la edad idónea para el embarazo es entre los 20 y los 30 o 34 años, antes o después de ese rango, el riesgo de complicación aumenta.

Concretamente en la adolescencia temprana, el especialista dijo que “nada más por ser adolescente y estar embarazada es de alto riesgo porque comúnmente tienden a desarrollar problemas hipertensivos, a tener malnutrición y a no haber tomado ácido fólico previo al embarazo”, esto al margen de una pelvis no totalmente desarrollada que finalmente, redundará en que la gestación deba resolverse mediante una cesárea.

Por otra parte, el entrevistado dijo que si la mujer tiene antecedentes familiares de hipertensión, si desarrolló esta condición en un embarazo previo, o bien, si tuvo una gestación que culminó pre-término, también aumentan las probabilidades de tener un embarazo de alto riesgo.

Un embarazo de alto riesgo también se desencadena si es múltiple, esto es de dos productos o más, así como si la paciente desarrolló alguna infección en vías urinarias o a nivel cérvico vaginal y si tiene enfermedades crónicas como diabetes, cáncer o alguna patología auto inmune como el lupus eritematoso sistémico.

Lo ideal es que antes de embarazarse, toda mujer busque la consulta preconcepcional. Dijo que el Hospital de Gineco obstetricia fue pionero en el establecimiento de ésta estrategia, que tras un análisis integral de la mujer, determina los factores de riesgo que tiene y las implicaciones que éstos pueden acarrearle si decide una gestación.

 

{ Comments on this entry are closed }

Tratamientos que te ayudarán a tener un abdomen plano

El verano se acerca a pasos agigantados y nuestra preocupación por lucir una figura espléndida también. Nos seduce la idea de lucir el traje de baño favorito, el vestuario que más nos gusta y caminar sin ningún complejo por la playa; para ello la meta es una sola…UN ABDOMEN PLANO.

Para lograrlo los centros de estética como Body Up tiene más de un secreto que compartir. No te los pierdas, aún hay tiempo para decir adiós al pareo.

PLATAFORMA VIBRATORIA

Entrenamiento que transmite micro vibraciones que provocan una rápida contracción y distención de los músculos, a una velocidad muy superior, con lo cual se consiguen los mismos rendimientos que en un sistema tradicional, pero en menor tiempo.

Este programa de ejercicios, tiene una duración de 30 min., con un mínimo de 3 veces por semana, realizado por un personal training o kinesiólogo, el cuál determinará en cuales zonas enfocarse, diseñando un plan de ejercicios único para sus necesidades.

TECNICA HPP

Es un tratamiento de orden kinésico, que está siendo muy utilizado en la actualidad, HPP que significa “hipopresivo”, da énfasis en el trabajo abdominal específico, centrado en el músculo transverso abdominal, que al ser activado, realiza un efecto “corsé” lo que permite acentuar la cintura, generar compresión de vísceras abdominales, disminuir dolores lumbares además de corregir las costillas aladas tan frecuentes en las mujeres.

El tratamiento es realizado por una kinesióloga, duración 30 min., por sesión y debe ser realizado 3 veces a la semana para tener efectos visibles.

VELASMOOTH

Velasmooth es la revolución en tratamientos estéticos contra la celulitis, utiliza una nueva tecnología llamada ELOS (Electro Optical Synergy) y combina dos fuentes de energía, la radiofrecuencia y el infrarrojo, y además Vacumterapia. Estas tres funciones permiten realizar un tratamiento profundo pero a la vez no invasivo, actuando en dos campos a la vez reducción y reafirmación. Al metabolizar el tejido graso vuelve a estructurar la zona que rodea a los tabiques y así las capas más externas de la piel quedan más uniformes y se elimina el aspecto de Celulitis, logrando una piel mucho más tersa y hermosa, resultados evaluables clínicamente y con evaluación desde su primera sesión hasta la última.

CAVITACION

Es la llamada Liposucción sin cirugía! Es una nueva tecnología revolucionaria no invasiva que elimina la grasa y la celulitis. Se trata de un ultrasonido sumamente potente que destruye los adipositos, lo que permite reducir la grasa localizada y mejorar el aspecto de la piel de naranja. Se realiza con un cabezal que genera microburbujas de vacío de forma controlada, produciendo la llamada cavitación, que son ondas ultrasónicas moduladas en múltiples frecuencias, estas microburbujas tienen un efecto de succión en el tejido conjuntivo, que es donde se encuentran las grasas, destruyendo la célula adiposa desde el interior. Además, para las que huyen de las intervenciones quirúrgicas, este método es indoloro.

{ Comments on this entry are closed }

¿Comerías nueve veces al día o cada dos horas?

Según estudios realizados en Londres sirve para reducir el colesterol y bajar de peso.

Suena una exageración, pero en Londres descubrieron recientemente que comer nueves veces al día tiene más efectos benéficos en el metabolismo, que hacerlo solo cinco, como es la recomendación habitual de los nutricionistas.

La afirmación surge de un estudio del Imperial College de Londres, que observó que si se tiene una alimentación frecuente y en pequeñas cantidades, los niveles de ácidos grasos en la sangre se mantienen estables.

¿Qué implica esta estabilidad?

Lo que enseñan es que, al estar en equilibro los ácidos grasos, que son compuestos que liberan los alimentos, se perdería el riesgo de acumular grasas en las arterias y por ende, tener altos niveles de colesterol e hipertensión arterial.

“Comer frecuentemente durante el día, significa que no hay cambios repentinos de los niveles de ácidos grasos, lo que permite que el cuerpo haga un ingesta de manera más eficaz y disminuya el riesgo de enfermedades cardiovasculares”, dice el Dr. Vasant Hirani, un investigador de la University College London y especialista en nutrición y salud pública.

La investigación aludida analizó la dieta de 2.000 personas en el Reino Unido, Japón, China y los Estados Unidos. En esta muestra, la mitad de los participantes comieron menos de seis veces al día y el resto más de esa cantidad. Pero todos consumieron, por día el mismo número de calorías y alimentos.

Los resultados del estudio, indican que el primer grupo tuvo una presión arterial sistólica significativamente más alta en relación con los que comieron con más frecuencia y además, presentaron mayor peso.

El hallazgo fue tan sorprendente que los científicos del Imperial College planean hacer un nuevo ensayo, que incluirá a pacientes con presión arterial alta declarada, los que comerán tres o nueve veces al día. La idea es volver a evaluar los efectos de los diferentes regímenes en la presión arterial, niveles de insulina, glucosa y los ácidos grasos.

Acelerar el metabolismo

A juicio de los especialistas, es hora de abandonar la tradicional idea de solo desayunar, comer y cenar.

Es que los estudios y las experiencias personales que corroboran la eficacia de comer varias veces al día, abundan. Porque es evidente la aceleración del metabolismo que se produce, gracias a lo cual es posible bajar de peso y se reduce el riesgo de obesidad.

“Nosotros le decimos a los pacientes que coman mínimos seis veces al día, porque si solo comen tres veces, el metabolismo se vuelve más lento y absorbe más grasas”, declara Gladys Valdés, nutricionista de Clínica Vespucio.

Dice que comparte el enfoque del estudio inglés, pero señala que es fundamental tener en cuenta que los alimentos que se coman entre las comidas principales deben ser en porciones equilibradas según los requerimientos de cada persona y evitando los que tengan exceso de grasa, azúcar y sal, porque “todo lo que se come se transforma en grasa. El organismo tiene que tener un ahorro y ese ahorro es en grasa, por lo que es recomendable optar por alimentos saludables”, plantea la experta.

Como información anexa, el estudio mencionado del Imperial College expone que las comidas para los que consumían seis veces al día tenían un promedio de 300 calorías, equivalente a una pequeña porción de pollo, arroz y verduras.

Otra observación interesante, la entrega la investigación de la Universidad de Montana y que se publica en el Daily Mail, donde se afirma que, comer poco con más frecuencia además aumentaría los niveles de energía.

“Cuando los bomberos forestales recibieron almuerzos estándar o paquetes de raciones de pastoreo diseñados para ser consumidos durante un largo período de tiempo, los que tenían paquetes de pastoreo hicieron un 25 % más de trabajo, que los trabajadores con loncheras”, se afirma en el estudio.

En ese sentido, las indicaciones que se infieren son evitar los excesos entre las comidas y mantener una regularidad en el horario de las comidas más pequeñas.

Es decir, comer cada dos horas aproximadamente y no andar picoteando lo que se encuentre, ya que ese desorden en lo que se echa a la boca podría llevar a un aumento de peso y de paso, echarse encima varios problemas de salud.

Es que la hipótesis que hay detrás de las investigaciones mencionadas es que las comidas regulares ayudan a nuestro cuerpo a mantener un metabolismo constante.

“Si se come en forma desordenada, el cuerpo no sabe cuándo será la próxima comida y como un mecanismo de supervivencia comienza a almacenar más alimentos en forma de grasa. Pero si como más veces en el día, no alcanzo a ahorrar esa grasa y no se me junta el colesterol”, señala Gladys Valdés.

Por lo tanto, la recomendación para obtener los resultados que afirma el estudio del Imperial College de Londres es dividir la comida principal en dos y guardar el postre para una merienda a media comida. Aunque las alternativas son variadas para alcanzar a comer las nueve veces en el día que proponen en el viejo continente.

{ Comments on this entry are closed }

El “jet lag social” nos hace obesos

El jet lag social, un síndrome relacionado con la falta de sincronización entre el reloj corporal y el horario de nuestros quehaceres cotidianos, no solo nos causa somnolencia. Según un estudio publicado en la última edición de la revista ‘Current Biology’, también es responsable de la epidemia global de obesidad.

“Hemos identificado un síndrome en la sociedad moderna que nadie había reconocido hasta hace poco, que está causado por el desajuste entre el reloj fisiológico y el reloj social”, explica Till Roenneberg, de la Universidad de Munich (Alemania). “Lo que nos dice el reloj corporal y lo que nos dicen nuestros jefes no coincide”, aclara el investigador. Una de las consecuencias es que las personas se ven privadas de las horas de sueño que necesitan de forma crónica. Además, son más propensas a fumar y beber más alcohol y cafeína. Y tras diez años de estudio, Roenneber y su equipo acaban de demostrar que el síndrome contribuye al sobrepeso y la obesidad.

Para combatirlo, los investigadores sugieren que habría que cambiar los horarios del trabajo y de la escuela, además de procurar que las personas pasaran más tiempo al aire libre, expuestos a la luz del día, o al menos sentados cerca de una ventana. Cuando las personas no siguen estos consejos, su reloj interno se desajusta, lo que hace que permanezcan despiertos durante la noche y cansados durante el día. “Si tenemos que despertarnos con la alarma del reloj es porque no hemos dormido suficiente”, explica Roenneberg. Dormir bien, añade, no solo no es una pérdida de tiempo sino que garantiza mayor rendimiento en el trabajo, una figura más estilizada y más diversión con familiares y amigos en las horas de ocio.

.

{ Comments on this entry are closed }

DETOX PARA REDUCIR ABDOMEN TABLETACHOCOLATE

Preparación detox a base de hierbas quemagrasa que te dejara el abdomen tabletachocolate!

Uno de los factores que conllevan a un aumento de peso es el metabolismo lento.

El metabolismo lento es el conjunto de reacciones químicas que permiten obtener la energía de los alimentos que comemos, y dependiendo de la cantidad de energía que se consuma se tiene un metabolismo lento o rápido.

Si una persona tiene un gasto de energía menor al considerado, y por tanto un metabolismo lento, se tiende a quemar poca grasa y se almacena causando sobrepeso.

Por tanto es importante eliminar las grasas dañinas que se acumulan en el cuerpo, así como estimular el sistema inmunológico, además de perder el exceso de peso.

A continuación le damos una receta para acelerar el funcionamiento del metabolismo y para ayudar a bajar de peso y a eliminar el exceso de grasa del vientre.

Ingredientes:

8 tazas y media de agua filtrada.
1 Cucharadita de jengibre rallado, o una cucharada de raíz de jengibre orgánico en polvo
1 pepino mediano cortado en rodajas finas.
1 limón mediano cortado en rodajas finas.
12 Hojas de menta.

Modo de preparación:

Ponga todos los ingredientes en una jarra grande y deje reposar durante la noche.

Al día siguiente cuele la mezcla y ya tiene preparada la bebida.

Si no toma la bebida en un día, esta puede aguantar en la nevera hasta 2 días.

Todos los ingredientes de esta bebida tienen beneficios para la salud así como tienen efectos de limpieza del organismo, y juntos purifican el cuerpo así como ayudan a eliminar el exceso de grasa.

Los pepinos son bajos en calorías, el jengibre tiene efectos saciantes por lo que evita el exceso de apetito.

Los limones son ricos es fibra pectina y tienen efectos de limpieza y desintoxicación del cuerpo, la menta también reduce los antojos de comida así como el agua, que también hidrata el cuerpo.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas