From the category archives:

Obesidad

.

La presión para que sean delgadas podría robarle el sueño a las chicas jóvenes

Investigadores sugieren que las amigas son la fuente más probable de este problema entre las blancas

Algunas personas podrían perder sueño por la presión para que sean delgadas, sobre todo las chicas jóvenes blancas que son presionadas por sus amigas a perder peso o a permanecer delgadas, según un estudio reciente.

“Hay una cantidad significativa de investigación en otras áreas sobre la presión que sufren las chicas adolescentes por minimizar el peso corporal, pero esta presión en su relación con la salud del sueño es un tema menos explorado, y sus consecuencias se desconocen casi en su totalidad”, anotó la investigadora principal del estudio Katherine Marczyk, estudiante doctoral en psicología clínica de la salud y medicina conductual de la Universidad del Norte de Texas en Denton, Texas. “Estos resultados son importantes, ya que este descubrimiento podría ser uno de los primeros pasos en esta investigación”, explicó en un comunicado de prensa de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine).

Al conducir el estudio, que será presentado el martes en la reunión anual de la Asociación de Sociedades Profesionales del Sueño (Associated Professional Sleep Societies) en Minneapolis, los investigadores pidieron a 789 estudiantes de escuela intermedia de Texas, todas de sexo femenino y con un promedio de edad de doce años, que describieran cuánta presión sentían por perder peso y ser delgadas.

Las niñas también señalaron las fuentes de dicha presión, que incluía a sus pares, familiares, amigos y los medios de comunicación. Entonces, los investigadores evaluaron la calidad del sueño de las niñas para medir cómo esta presión externa por ser delgadas afectaba cuánto dormían.

La presión por ser delgadas que las niñas sentían de sus amigas además de los medios de comunicación predecía significativamente la duración del sueño, dando cuenta de 4.5 por ciento de la diferencia en la cantidad que dormían las niñas.

Esa discrepancia en la duración del sueño subió a seis por ciento en las niñas blancas (alrededor del 60 por ciento de las participantes del estudio) que se enfrentaban a presión por ser delgadas de parte de sus amigas, encontraron los investigadores.

Los autores del estudio añadieron que perder el sueño podría poner a las chicas jóvenes en riesgo de otros problemas de salud, que incluyen un aumento en la ansiedad y la depresión.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por colegas.

 

{ Comments on this entry are closed }

¿Podría el café sin tostar ayudar a perder peso?

Un minúsculo estudio preliminar observó una pérdida de peso, pero una experta aconseja tener cuidado

Cuando se toma como complemento, el extracto de granos de café sin tostar (o verdes) puede ayudar a las personas a perder peso, según un pequeño estudio preliminar.

La investigación, que será presentada esta semana en la reunión nacional de la Sociedad Química de los Estados Unidos de América (American Chemical Society) en San Diego, contó con la participación de 16 pacientes con sobrepeso y obesos a quienes se administraron dosis diarias de extracto de café verde en forma de cápsulas.

Se indicó a todos los pacientes que mantuvieran sus hábitos dietéticos usuales, mientras el equipo del estudio les monitorizaba por la pérdida de peso durante un periodo de casi seis meses.

El resultado aparente fue que el consumo diario de una pequeña cantidad de extracto de café verde se tradujo en una reducción promedio de casi once por ciento en el peso corporal.

El estudio se llevó a cabo en India y fue financiado por Applied Food Sciences, el fabricante estadounidense de dos productos de extracto de café verde. No ha sido publicado en una revista, y por tanto aún tiene que someterse a la revisión de los profesionales.

Sin embargo, los complementos de este tipo no están sujetos a la rigurosa evaluación de seguridad y eficacia de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. que por lo general se aplica a todos los fármacos.

“Sí fue un estudio pequeño”, reconoció el autor para correspondencia Joe Vinson, profesor de química de la Universidad de Scranton, en Pensilvania. Pero anotó que se han llevado a cabo investigaciones previas en Francia y Japón. “Esos estudios demostraron que los pacientes experimentaron una pérdida de peso más o menos leve. Pero aquí, con unas dosis más altas de extracto que las que se usaron antes, los pacientes experimentaron lo que llamaría una pérdida de peso más bien importante”.

“Aunque por supuesto esto necesita confirmarse con seguimiento, sin duda sí creo que el tema amerita más exploración”, añadió Vinson.

Vinson apuntó que su equipo no se enfocó en el impacto de la pérdida de peso de la cafeína, sino más bien del principal ingrediente del café sin tostar y sin procesar, el ácido clorogénico.

“Se trata del componente natural principal del café sin tostar, y el café tostado tiene mucho menos que el no procesado”, explicó Vinson. “No estamos hablando de algo que se pueda intercambiar con el café que bebemos”, que se procesa al tostar los granos a una temperatura de entre 240 y 250 Cº (464 a 482 Fº).

Los extractos de café verde se venden en internet por unos 10 a 20 dólares por 60 cápsulas.

El estudio se dividió en tres secciones de seis semanas. En una sección, los participantes del estudio, que tenían entre los 22 y los 26 años de edad, consumieron una cápsula con 700 miligramos de extracto de café verde. En la segunda sección, los participantes tomaron una cápsula de 1,050 miligramos. En la tercera sección, tomaron un placebo. En última instancia, cada paciente pasó por cada sesión.

Aunque mantuvieron sus regímenes de dieta y ejercicio previos al estudio, para su final los pacientes habían perdido un promedio de casi 8 kilos (17 libras). En promedio, los pacientes perdieron 10.5 por ciento de su peso corporal y 16 por ciento de su grasa corporal.

“Básicamente, hubo una pérdida constante de peso, sin efectos secundarios, mientras se tomaba en extracto de café verde en una de las dos dosis”, apuntó Vinson.

Actualmente se está planificando un estudio con 60 pacientes.

Lona Sandon, dietista registrada y profesora asistente de nutrición clínica de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas, advirtió que el estudio no ofrece muchos detalles, lo que hace que sacar cualquier conclusión resulte difícil.

“En primer lugar, se necesitan más de 16 personas para que los hallazgos tengan alguna significación estadística”, planteó Sandon. “Y realmente no tenemos ni idea de cómo podría funcionar. Por ejemplo, se permitió a los pacientes seguir con su dieta regular. ¿Influyó este extracto de alguna forma sobre el hambre y lo que deseaban comer, y luego en lo que en realidad comieron? No lo sabemos. Esto es básicamente solo una hipótesis de que este compuesto tiene algo que quizás sea beneficioso”.

“Solo porque algo pueda causar pérdida de peso no significa que sea saludable”, advirtió. “Dado que los complementos no son regulados como los fármacos, pueden salir al mercado sin evaluar su seguridad o eficacia. Ni siquiera es necesario evaluar su pureza”.

“Esto significa que en el pasado se ha hallado que varios complementos para perder peso contienen fármacos para perder peso u otros medicamentos a dosis más altas de lo que se permitiría en una dosis recetada”, añadió Sandon. “Así que aunque las personas podrían tener esta percepción de que es totalmente natural porque proviene de un grano de café, los consumidores deben tener mucho cuidado con el mercado de los complementos en general”.

{ Comments on this entry are closed }

La dieta ADD, la nueva técnica para adelgazar, contada por una expertaLa dieta ADD, la nueva técnica para adelgazar, contada por una experta

Se trata de un plan de alimentación que ha sido puesta en tela de juicio en repetidas ocasiones, y que ahora vuelve a la palestra por las declaraciones de una nueva nutricionista

elconfidencial.com

El alcohol, la comida basura y los snacks están haciéndote mal por dentro. Necesitas limpiar tu organismo en profundidad. Y lo mejor para tal fin es la dieta de desintoxicación alcalinizante, o ADD por sus siglas en inglés.

Antes de entrar en materia, una breve explicación. Un alcalinizante es una sustancia que modifica las condiciones de pH del medio hacia condiciones más básicas, y ayuda a reducir la acidosis (estado producido por exceso de ácidos en los tejidos y en la sangre) al actuar sobre el equilibrio ácido-base. De esta forma, se produce un equilibrio fisiológico que garantiza el correcto funcionamiento del organismo.

Al menos eso es lo que aseguran numerosas investigaciones, como el realizado por la doctora Susan Lanham-New de la Universidad de Surrey. “Una dieta alta en alimentos alcalinos puede beneficiar a los músculos, los huesos y el corazón y ayudar a mantener el calcio”, afirma con rotundidad. Caracterizada por la reducción de alimentos ácidos como la carne, el queso o la pasta y el aumento de los alcalinos como la fruta y los vegetales, dicha dieta no se encuentra exenta de polémica. Según sus defensores, entre las propiedades de dicho régimen se incluyen la prevención de problemas inflamatorios y la artritis o la mejora de nuestro estado de ánimo. A diferencia de otras dietas, su objetivo principal no es tanto bajar de peso como eliminar las sustancias dañinas del cuerpo.

Otra de las defensoras es la experta en nutrición Mim Beim, quien ha publicado un post en ‘Body+Soul’ donde cuenta los, según ella, beneficios de esta dieta. “El concepto de los alimentos ácidos y alcalinos es confuso. Por ejemplo, los limones son ácidos pero tienen un efecto alcalinizante en el cuerpo debido a la influencia de sus minerales en el pH, o la escala ácido/alcalino del organismo”.

Los niveles de pH varían dentro del cuerpo. Por ejemplo, el ácido del estómago tiene un pH bajo (o ácido) de 2-3, mientras que la bilis, que ayuda a descomponer la grasa, tiene uno más alto (o más alcalino) de 8-9. El de la sangre está entre 7,35-7,45 (ligeramente alcalino). Y cuanto más pH, mucho mejor para tu bienestar.

Según cuentan sus teóricos, el cuerpo intenta alcanzar dichos niveles por sí solo, pero si nosotros contribuimos a hacer disminuir el nivel de ácido a través de nuestra alimentación, los mecanismos homeostáticos del cuerpo se sentirán menos estresados y con ellos, nosotros. La clave se encuentra en consumir un gran número de alimentos alcalinos y un bajo número de comidas ácidas. Al hacerlo, evitaremos que nuestro organismo deba recurrir a utilizar minerales como el calcio o el magnesio de nuestros propios huesos. El exceso de ácido es uno de los causantes de las migrañas, el letargo o la obesidad.

 

Por qué alcalinizar la dieta

La dieta ADD surgió en 1907 de la mano del doctor William Howard, quien planteó que el ser humano había adquirido unas costumbres alimenticias poco naturales que le estaban llevando a padecer enfermedades crónicas desconocidas para nuestros antepasados. La artritis o el reúma serían producto directo de la presencia de un elevado número de fluidos ácidos en el cuerpo humano, según esta teoría.

Este régimen alternativo y polémico debe estar compuesto por un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos. Entre estos últimos se encuentran la carne, el pescado, las aceitunas, los fideos, la leche de vaca, el azúcar o el alcohol, que no deben desaparecer por completo de nuestro día a día pero sí ser ingeridos en cantidades reducidas. Entre los alimentos aconsejados se encuentran los vegetales y la fruta.

“La mejor manera de prevenirlos es reducir los alimentos que forman este compuesto y aumentar el consumo de alimentos alcalinos. Con una desintoxicación alcalinizante de tan solo diez días ayudarás al cuerpo a estar en un estado más alcalino”, asegura Beim. Los otros beneficios de la dieta ADD son, según la experta, que tendremos más energía, una mayor pérdida de grasa corporal, concentración y claridad, y una piel clara y brillante. Ahí es nada.

 

Cómo hacerlo

Para alcalinizar la dieta deberemos evitar unos alimentos y aumentar el consumo de otros.

A evitar:

  • Alcohol: aunque no es ácido por sí mismo, es tóxico para todas las células. El hígado, nuestro mayor órgano de desintoxicación, trabaja mucho para eliminarlo, así que se merece un descanso.
  • Azúcar.
  • Cereales, incluyendo el trigo, el centeno, la avena, la cebada, el arroz, el mijo, la quinoa y la espelta, pues todos forman ácido.
  • Proteína animal: carne de vaca, cordero, cerdo, pollo, pescado, huevos y productos lácteos.
  • Café: no crea ácido, pero es un estimulante, así que está prohibido durante esta desintoxicación.

Consumir:

  • Fruta de temporada.
  • Hortalizas frescas y ensalada de todo tipo y todos los colores (cuanto más verde, mejor).
  • Tofu.
  • Frutos secos: avellanas, almendras, nueces de Brasil, pipas de calabaza y girasol.
  • Aceites: de coco y oliva virgen.
  • Hierbas y especias, como la cúrcuma, el orégano, la menta, el perejil y el ajo.
  • Tés de hierbas.

A diario:

Cada día debemos beber un zumo o batido ‘verde’. Se puede hacer muy fácil, juntando manzanas verdes, apio, col rizada, perejil y hojas de la espinaca. Si lo prefieres también puedes comprar un compuesto de ‘polvo verde’, en una tienda de comida sana o dietética, que suelen contener algas marinas y clorofila.

{ Comments on this entry are closed }

Como bajar de peso

Tips para bajar de peso

Si se pregunta cómo bajar de peso le damos unos consejos y tips para que logre su objetivo y consiga el peso deseado rápidamente.

Para bajar de peso deben seguirse consejos, ejercicios y dietas saludables. Con ello debe sentirse segura de sí misma, recuperar su autoestima, regresar de compras y lo más importante: esté saludable.

  • Mantener el cuerpo hidratado es vital; para ello recuerde que el agua es el mejor aliado contra la sed.
  • Póngale atención a su alimentación: evite la comida rápida y preparada y los alimentos muy ricos en azúcar, grasas y calorías.
  • Haga ejercicio: el ejercicio físico es la mejor forma de quemar calorías.
  • Si necesita ayuda con su dieta, consulte a un profesional de la nutrición y elija siempre un tipo de suplemento alimenticio natural.

Ejercicio para bajar de peso rápidamente

La importancia de hacer ejercicio para bajar de peso rápidamente se debe a que el ejercicio físico hace que la sangre se distribuya de manera equitativa, mejore su frecuencia cardíaca y ayude a que los huesos se mantengan fuertes.

Trate de ponerse una meta: haga entre 15 y 30 minutos al día de ejercicio al menos 5 días a la semana. Cualquier ejercicio físico es válido: caminar, correr, montar en bicicleta, bailar, nadar o levantar pesas. Tome este tiempo y úselo como su tiempo personal para deshacerse de su estrés y tensiones que afectan su vida diaria. Asegúrese de respirar profundo, mantenga su cabeza alzada con una buena postura y que nunca se le olvide esta última cosa: diviértase mientras lo hace.

Empiece con su rutina poco a poco. Los primeros días haga sólo un poco de caminata durante 5 minutos; cuando sienta que puede hacerlo y se sienta bien, empiece a subir los minutos y el nivel de esfuerzo. Cada vez se sentirá mejor y logrará bajar de peso rápidamente y sin darse cuenta.

No existen alimentos prohibidos, si bien hay que vigilar los dulces, las salsas, la comida preparada y la comida rápida. Además de ayudar a controlar el peso, estos consejos también ayudan a prevenir la diabetes.

  • Planificar las comidas de manera que el desayuno sea la comida más importante del día y que alimentos de distintos grupos queden repartidos a lo largo del día: cereales, frutas, verduras, arroz, pasta, carne, pescado, huevos,… De esa forma, no pasamos hambre y comemos todo tipo de alimentos sin privarnos de los que más nos gustan.
  • La fibra es un componente importante en nuestra dieta ya que proporciona sensación de saciedad, evitando que sintamos hambre, facilita la digestión y nos ayuda a bajar de peso. Los el arroz integral, la pasta integral y los cereales integrales contienen mayor proporción de fibra que los refinados.
  • Los alimentos procesados siempre contienen más calorías que los alimentos frescos, porque llevan añadidas sal y azúcar. Igualmente, los refrescos y bebidas azucaradas (zumos, batidos,…) contienen muchas más calorías que el agua; el agua es además la mejor bebida para combatir la sed.
  • El tamaño de las porciones es importante: no es necesario privarse de ningún plato que nos guste, simplemente debemos comer con moderación. Comer utilizando un plato pequeño nos ayuda a servirnos porciones más pequeñas.

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Los cerebros de los obesos podrían sentir mayores deseos de comidas ricas en calorías, según un estudio

El hallazgo podría explicar por qué las personas con sobrepeso no rebajan, sugieren investigadores

Un nuevo estudio relaciona la glucemia baja en personas obesas con un mayor deseo en el cerebro de alimentos ricos en calorías, un hallazgo que da pistas sobre el motivo de por qué la gente que adquiere sobrepeso tiende a conservarlo.

“El cerebro podría impulsarles a comer y desear más esos alimentos, y eso podría fomentar el comer en exceso”, explicó la autora del estudio Kathleen A. Page. “No sabemos si se trata de una consecuencia de la obesidad o contribuye al estado de obesidad. ¿Son sus cerebros distintos desde el principio? ¿O sucede tras volverse obesos?”.

Sea como sea, la investigación apunta a la importancia de mantener niveles estables de glucemia, señaló Page, profesora asistente de medicina de la Universidad del Sur de California.

Los niveles de glucemia se relacionan directamente con la energía, y esos niveles con frecuencia disminuyen tras el almuerzo y causan el cansancio de media tarde. Los niveles de glucemia también se reducen en la mañana, y después de comer alimentos ricos en azúcar, dijo Page. En ese caso, el procesamiento del cuerpo del azúcar puede provocar que los niveles bajen.

En el nuevo estudio, que aparece en la edición en línea del 19 de septiembre de la revista The Journal of Clinical Investigation, Page y colegas intentaron averiguar si los descensos en la glucemia afectan a las personas obesas de forma distinta que a las personas que no tienen sobrepeso.

En el estudio, escáneres de IRM funcional monitorizaron los cerebros de cinco personas obesas y nueve personas no obesas, a medida que los investigadores ajustaban los niveles de glucemia, cambiándolos de normales a bajos. Al mismo tiempo, los investigadores les mostraron fotografías de comidas bajas en calorías (varias frutas y verduras, tofu, semillas de soja y ensaladas) y de comidas ricas en calorías (pastel de chocolate, roscas, pollo frito, filete, helado y otras).

Los investigadores hallaron que las personas obesas tenían menos actividad cerebral en el área conocida como corteza prefrontal, sede del poder de la inhibición (elegir no hacer algo), incluso cuando sus niveles de glucemia eran normales. “Esto implica que las personas obesas podrían tener más dificultades para combatir la necesidad de comer, sobre todo cuando los niveles de glucosa están por debajo de lo normal”, apuntó Page.

Jean-Philippe Chaput, profesor asistente de la Facultad de cinética humana de la Universidad de Ottawa, dijo que la investigación es relevante porque provee una mayor comprensión sobre la forma en que la glucemia afecta los hábitos alimentarios. “Los tratamientos futuros contra la obesidad tendrán que tomar este aspecto en cuenta si desean mejorar las probabilidades de éxito”, señaló Chaput.

Pero el Dr. Marc-Andre Cornier, profesor asociado de medicina de la Universidad de Colorado, advirtió que el estudio no relacionó definitivamente la glucemia y el hambre. “La glucosa más baja podría haber afectado otro factor que a su vez fuera responsable de los efectos”, apuntó, y añadió que decir que mantener los niveles de glucemia estables tras una comida reducirá el hambre es “pura especulación”.

 

{ Comments on this entry are closed }

Saludable y delgado a los 30 años

Todos quisiéramos estar en forma, pero lo cierto es que con el correr de los años, el cuerpo tiene distintas necesidades. Esta semana analizaremos las necesidades de los treintañeros.

El cuerpo

No deje al estrés tomar el mando de su vida. Antes del agotamiento físico y psicológico, este puede hacer aumentar el peso corporal porque libera la hormona cortisol, que promueve que se acumule el tejido adiposo. Aparte, cuando estamos tensos hay una tendencia a consumir alimentos más fuertes (y más calóricos) para calmar los nervios. Eso no es nada bueno, sumado a que en esta edad el metabolismo se comienza a desacelerar.

A partir de los 30, la mujer tiene su tasa metabólica disminuida en un 1 % cada año, lo que dificulta la pérdida de peso. También aparecen gorduras localizadas, celulitis y flacidez. La maternidad es otro factor que puede comprometer su peso: cerca del 20 % de las mujeres ganan más peso de lo normal durante el embarazo, especialmente en el primer hijo. Si ya está por encima del peso ideal, el riesgo de tener un peso aumentado es tres veces mayor.

La alimentación

¿Sabía que a los 30 años su consumo alimentario no puede continuar siendo el mismo de los 20 años, especialmente si usted ingiere más de lo que gasta? Haga colaciones saludables entre las comidas para evitar ataques fulminantes de dulces u otras golosinas en momentos estresantes. Las colaciones estimulan al organismo a trabajar más para metabolizar los nutrientes, o que aumente el gasto de energía. Buenas opciones son: yogur, quesos magros, bebidas de soja con adición de calcio, hojas verdeoscuras, semillas de sésamo y oleaginosas que contribuyen con la absorción adecuada de calcio y magnesio. Un poco de té verde cae muy bien y quema grasa. Las carnes magras ayudan a no perder músculo. Además de suministrar una buena dosis de vitaminas, también aportan el calcio suficiente para prevenir la osteoporosis el día de mañana.

Son muchas tareas para cumplir, pero con una buena organización en poco tiempo estará en armonía y equilibrado.

La actividad física

Dos fuentes: musculación y gimnasia localizada. Son actividades excelentes, pues combaten la flacidez, contribuyendo a una musculatura más tonificada, y ayudan a aumentar la masa ósea y la masa muscular. No abandone los ejercicios aeróbicos. Spinning, correr, caminata rápida y natación son buenas opciones para ayudar a acelerar el metabolismo, que se va poniendo perezoso. Si su agenda está apretadísima, se aconsejan ejercicios de musculación o gimnasia localizada dos veces por semana de 30 a 40 minutos de aeróbico de alta intensidad. De este modo, usted se mantiene saludable, con una musculatura tonificada y todavía con tiempo para el trabajo, la carrera, los hijos y su pareja.

 

{ Comments on this entry are closed }

Un aumento excesivo de peso en el embarazo se relaciona con bebés gordos

Investigadores señalan que los bebés con más grasa corporal podrían tener un mayor riesgo de obesidad infantil

Las mujeres que aumentan una cantidad excesiva de peso en el embarazo tienden a tener bebés más gordos, un posible factor de riesgo de la obesidad infantil, sugiere una investigación reciente.

El Instituto de Medicina recomienda que las mujeres de peso normal aumenten de 11 a 16 kilos (25 a 35 libras) en el embarazo. Las mujeres con sobrepeso deben mantener el aumento de peso entre 7 y 11 kilos (15 a 25 libras), mientras que las obesas deben limitarlo a entre 5 y 9 kilos (11 a 20 libras).

El estudio incluyó a 56 mujeres, de las cuales 31 aumentaron peso en el embarazo según las directrices, y 25 que aumentaron demasiado. Ninguna de las mujeres sufría de diabetes gestacional.

Los investigadores evaluaron la grasa corporal de los bebés en un plazo de 48 horas tras el parto usando una técnica más reciente y precisa.

Los bebés nacidos de mujeres que excedieron las directrices tenían 496 gramos (17.5 onzas) de grasa corporal, frente a 394 gramos (13.9 onzas) de los recién nacidos de madres cuyo peso caía dentro de las directrices.

Los investigadores señalaron a la relación entre el aumento de peso del embarazo y la grasa corporal del bebé, independientemente del peso de la mujer antes de quedar embarazada, aunque las mujeres que eran obesas antes del embarazo eran más propensas a exceder las directrices de aumento.

Alrededor del 70 por ciento de las mujeres obesas se excedieron de las recomendaciones de aumento de peso, frente a 31 por ciento de las mujeres de peso normal.

El estudio fue presentado el martes en la reunión anual 93 de la Endocrine Society, en Boston.

“El aumento excesivo de peso durante el embarazo, independientemente del peso antes del embarazo, es un importante factor de riesgo para la obesidad del recién nacido”, apuntó en un comunicado de prensa de la Endocrine Society la investigadora principal del estudio, la Dra. Jami Josefson, endocrinóloga pediátrica del Hospital Pediátrico Conmemorativo y profesora asistente de la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern. “Se necesita más investigación para determinar si las grandes cantidades de grasa al nacer se asocian con grandes cantidades de grasa en la niñez”.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por colegas.

 

{ Comments on this entry are closed }

Clean eating: la peligrosa tendencia hacia la alimentación “saludable”alimentacion dieta

Clean eating significa dejar a un lado los carbohidratos, proteínas, azúcares, grasas y productos procesados y refinados, según menciona el sitio okchicas.com, para optar en su mayoría por frutas y verduras. Y aunque a simple vista luzca como una dieta “saludable”, la realidad se aleja de esta creencia.

telemundo.com

Las personas que comienzan a “comer limpio” poco a poco van reduciendo sus cantidades de ingesta, lo que llega a desencadenar en desnutrición e incluso en un trastorno alimenticio conocido como ortorexia.

Según el sitio bbc.com el doctor Steven Bratman menciona que la ortorexia podría estar cubriendo a la anorexia, convirtiéndose en una situación realmente preocupante. “Como dejó de ser aceptable que una persona delgada cuente las calorías que consume, mucha gente que de otra manera sería diagnosticada como anoréxica habla de ‘comer sano’ lo que por coincidencia implica elegir solamente alimentos bajos en calorías”.

Por otra se menciona que las redes sociales como Instagram y Twitter también podrían estar fomentando este estilo de alimentación, ya que es normal ver fotos de platos de comida que no contienen los nutrientes que el cuerpo necesita, haciéndolos lucir como el ideal para obtener el físico de quienes los promueven utilizando el hashtag #cleaneating.

En casos extremos, tiene consecuencias que influyen directamente en la vida diaria de las personas, pues ya no pueden ir a comer a un restaurante sin obsesionarse con el hecho de saber de dónde proviene cada ingrediente del platillo que han ordenado.

Es de suma importancia que no olvides que para estar sano tu cuerpo requiere de distintos grupos alimenticios, y para encontrar una dieta saludable lo mejor es acudir con un nutriólogo que adapte una a tu estilo de vida y necesidades.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas