From the category archives:

Oftalmologia

¿Cuál es el momento correcto para la cirugía de cataratas?

¿Cuál es el momento correcto para la cirugía de cataratas? ¿Cuál es el momento correcto para la cirugía de cataratas? La Academia Americana de Oftalmología ofrece consejos para ayudar a las personas que están considerando la posibilidad de operarse

Casi 25.7 millones de americanos mayores de 40 años tienen cataratas, y se proyecta que la cantidad aumentará a 45.6 millones para el año 20501. Si bien el único modo de remover las cataratas –una opacidad en el cristalino del ojo– es la cirugía, el momento correcto para la cirugía depende de cada paciente. En apoyo al Mes de la Concientización sobre las Cataratas, la Academia Americana de Oftalmología ofrece consejos para quienes tienen diagnóstico de cataratas mientras consideran si deben operarse para removerlas y en qué momento.

Las cataratas se producen como parte del proceso natural de envejecimiento del cuerpo. El diagnóstico de cataratas no siempre implica que se deba hacer cirugía de inmediato. En la primera fase, puede ocurrir que las cataratas no cambien la visión de manera significativa, y los pequeños cambios se pueden mejorar con lentes graduados. Pero como las cataratas continúan progresando con el paso del tiempo, pueden causar pérdida de la vista que puede interferir con la vida diaria.

Si bien la perspectiva de una cirugía de cataratas puede ser intimidante, la intervención en sí es la cirugía programada más común entre los beneficiarios de Medicare en Estados Unidos. Múltiples estudios han demostrado su relación con una mejor calidad de vida, menor riesgo de caídas y menos accidentes automovilísticos2,3,4. Además, un estudio determinó que quienes tenían cirugía de cataratas tenían un riesgo de mortalidad a largo plazo 40 por ciento inferior a los que no la tenían5.

La Academia Americana de Oftalmología ha desarrollado una lista de cuatro preguntas que las personas deberían considerar para ayudarlas a determinar si están listas para la cirugía de cataratas:

¿Sus cataratas influyen en sus actividades diarias o laborales? Los síntomas de cataratas incluyen visión borrosa, nublada o amarillenta, e incluso pueden incluir visión doble en un solo ojo. La falta de contraste y claridad pueden ser una dificultad para quienes necesitan una visión clara para trabajar, conducir o para quienes disfrutan de hobbies como leer, cocinar o coser.

¿Las cataratas afectan su capacidad de conducir de noche de manera segura? Las cataratas pueden crear aureolas alrededor de las luces y dificultad para ver en entornos de baja luz, lo que afecta la capacidad de conducir de noche de manera segura. Las cataratas en fase avanzada incluso pueden causar una pérdida de la visión suficiente como para reprobar el examen de visión que requiere la licencia de conductor.

¿Sus cataratas interfieren con las actividades que gusta hacer al aire libre? Las cataratas también puede aumentar la sensibilidad a los brillos, lo que puede ser molesto en especial para quienes disfrutan del esquí, del surf y de una cantidad de actividades al aire libre. También puede producir diferencias visuales entre uno y otro ojo, lo que puede afectar la visión de distancia que necesitan los jugadores de golf.

¿Puede tratar sus cataratas de otras maneras?Quienes deciden postergar la operación de cataratas pueden aprovechar al máximo su visión con unas pocas herramientas simples, por ejemplo, agregar iluminación más brillante y colores contrastantes en el hogar. Las gafas polarizadas y un sombrero de ala ancha pueden reducir el brillo, y las lupas pueden facilitar la lectura.

“Si las cataratas no afectan su vida, probablemente pueda esperar y operarse cuando realmente comience a molestar”, dijo Ravi D. Goel, M.D., cirujano de cataratas y vocero clínico de la Academia Americana de Oftalmología. “Pero para quienes se sienten impedidos por la visión borrosa y nublada, la cirugía puede tener un importante impacto beneficioso “.

La cirugía de cataratas solamente se recomienda cuando se espera que el resultado mejorará la visión, a menos que las cataratas enmascaren los tratamientos para otras afecciones oculares. Quienes estén considerando la cirugía de cataratas deben conversar con un oftalmólogo sobre el modo en que las cataratas están afectando sus vidas diarias. En este enlace, encontrará más información sobre riesgos, síntomas y tratamientos de las cataratas http://www.geteyesmart.org/eyesmart/diseases/cataracts/index.cfm.

Acerca de la Academia Americana de Oftalmología  La Academia Americana de Oftalmología, con casa matriz en San Francisco, es la mayor asociación del mundo de médicos y cirujanos oftalmológicos, que atiende a más de 32,000 miembros en todo el mundo. La misión de la Academia es impulsar el aprendizaje continuo y los intereses profesionales de los oftalmólogos para asegurar que el público pueda obtener la mejor atención oftalmológica posible. Si desea más información, visite www.aao.org.

La Academia también es un destacado proveedor de información al público sobre cuidado oftalmológico. El programa EyeSmart® de la Academia informa al público sobre la importancia de la salud ocular y los empodera para que preserven una visión saludable. EyeSmart brinda la información más confiable y más precisa, desde el punto de vista médico, sobre enfermedades, afecciones y lesiones de los ojos. OjosSanos™ es la versión en español del programa.

{ Comments on this entry are closed }

Alertan sobre aumento de cataratas por diabetes mellitus. Con Manuel Feregrino

Los cambios de azúcar en la sangre ocasionan que el cristalino se opaque, lo que condiciona esta enfermedad, ademas, “hay cataratas que se presentan sólo en ciertas edades, en los niños está la catarata congénita y en el paciente mayor está la catarata evolutiva, causada por la edad”, dijo María Estela Arroyo, jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital General

María Estela Arroyo, jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital General de México alertó que con el aumento de la frecuencia de la diabetes mellitus, la presencia de cataras se ha hecho más importante, ya que los cambios de azúcar en la sangre ocasionan que el cristalino -un lente dentro del ojo que normalmente es transparente-, se opaque, lo que condiciona esta enfermedad.

Entrevistada en Fórmula Fin de Semana, la especialista dijo que incluso los pacientes diabéticos juveniles pueden padecer esta enfermedad ocular, aunque hay más causas.

“Hay cataratas que se presentan sólo en ciertas edades, en los niños está la catarata congénita y en el paciente mayor está la catarata evolutiva, causada por la edad, por el envejecimiento”.

De acuerdo con la doctora del Hospital General, algunos pacientes piensan que hay gotas de que pueden revertir la catarata, pero no es así, “el único tratamiento que tenemos para la catarata es la cirugía, extraer ese lente, cristalino que está opaco y en su lugar colocar un lente intraocular, una prótesis que simula el cristalino normal y que se coloca en ese mismo lugar”.

Aseguró que se trata de una operación muy sencilla que tiene un gran éxito, y aunque conlleva riesgos y complicaciones, es la cirugía oftalmológica que tiene un éxito del 95% cuando se lleva a cabo por manos experimentadas.

María Estela Arroyo indicó que no es recomendable operar los dos ojos al mismo tiempo, ya que una de las complicaciones que puede presentarse es la infección y puede ser tan severa que se puede perder totalmente la visión, por ello, siempre se opera primero uno, y si evoluciona bien se opera el otro ojo.

“Con técnicas actuales de microcirugía la convalecencia es muy corta, el paciente si se utiliza la técnica actual puede realizar su vida prácticamente normal con algunas limitantes a los cuatro días”.

En niños, una de las principales manifestaciones es que en la niña del ojo se ve blanco, o bien, se aprecia que el niño no se conduce adecuadamente, se tropieza o no fija la vista en el rostro de la madre.

Hay niños que nacen con la pupila blanca y otras que son evolutivas, a medida que el niño va creciendo se desarrolla más, agregó la jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital General de México.

{ Comments on this entry are closed }

Las pantallas pueden causar daños irreversibles en la vista

En un experimento, la retina de las ratas sufría deterioro a nivel celular y genético. Los niños son más vulnerables a estos efectos.

muyinteresante.es.-Pablo Colado

Un equipo de investigadores de la Universidad Complutense acaba de presentar las conclusiones de un estudio que parece confirmar el impacto negativo de la exposición excesiva a las pantallas digitales, por lo menos en ratas. El experimento consistió en rodear las jaulas de un grupo de animales de laboratorio con seis tabletas con luz led blanca que se encendían durante 16 horas al día, mientras que el resto recibió la misma luminosidad de los dispositivos con un filtro externo que absorbía longitudes de onda corta, radiación muy energética capaz de producir daños en los ojos y otras partes del organismo.

Después de pasar así tres meses, los científicos examinaron la retina de los animales que habían recibido la luz sin filtro y descubrieron cambios negativos en su estructura: había disminuido tanto la capa nuclear externa de las células sensibles a la luz como la expresión de los genes vinculados a la prevención por muerte celular por apoptosis, una especie de ‘suicidio’ programado. Además, los genes que favorecen dicha muerte de las células estaban más activados.

Por su parte, las retinas de los ratones protegidos con el filtro (fabricado por la compañía Reticare) no sufrieron deterioro celular, mientras que los cambios genéticos se revirtieron parcialmente o en su totalidad.

Otro trabajo presentado por los mismos investigadores, y realizado con personas de distintas edades, advierte que los niños reciben tres veces más luz de onda corta que los adultos cuando miran el mismo dispositivo, ya que sitúan sus ojos a menores distancias.

{ Comments on this entry are closed }

Enfermedades que no presentan síntomas

globovision.com

La mayoría de las enfermedades presentan alguna molestia o malestar, por eso es más fácil identificarlas, pero también existen enfermedades que no presentan síntomas y podrían traer complicaciones serias de salud.

De acuerdo con un estudio realizado por University of Edinburgh, la mayoría de las enfermedades que no presentan síntomas son las de arterias. Cuando algo no anda bien en las arterias y es posible que ésta se tape y no permita que la sangre circule es complicado de detectar a tiempo ya que no existen síntomas de alarma.

Algunas de las enfermedades que no presentan síntomas son:

Aneurisma

La aneurisma es una enfermedad de las arterias. Sucede cuando se presenta un ensanchamiento en una parte de la arteria por la debilidad de un vaso sanguíneo.

Las causas del aneurisma no están claras, sin embargo, recientes investigaciones aseguran que es por causas congénitas, algunas mal formación en la pared arterial.

Los lugares más comunes en donde se presentan las aneurismas son:

·Cerebro
·Corazón
·Intestino
·Pierna
·El baso

No presentan síntomas de alarma previos a sufrir el aneurisma

Glaucoma

Es una enfermedad que no presenta síntomas. Es causada por el aumento de presión en el ojo y es degenerativa. Eso daña principalmente el nervio óptico del ojo que es el que se conecta directamente con la retina.

La retina es la que envía señales directamente al cerebro, que son las imágenes que vemos. El glaucoma es una de las enfermedades que no presentan síntomas y puede causar ceguera, sin embargo; cuando es tratada a tiempo puede haber mejoría.

Los síntomas del glaucoma son:

·Enrojecimiento de ojos
·Dolor ocular o cefalea
·Visión borrosa
·Mareos

Estos son síntomas que pueden pasar desapercibidos, por eso es considerada una de las enfermedades que no presentan síntomas.

Hepatitis C

Siendo una enfermedad del hígado podría pensarse que presenta síntomas, pero no es así.

Es una infección en el hígado que puede ser mortal, en algunas ocasiones se presentan síntomas como amarillamiento en la piel que desaparece, por lo que puede pasar desapercibido.

Otros de los síntomas que puede presentar son cansancio, fatiga y problemas en la piel que pueden confundirse con enfermedades nerviosas. Por esa razón la hepatitis C es una de las enfermedades que no presentan síntomas.

Cáncer

Cualquier tipo de cáncer puede confundirse con una enfermedad que no es delicada. Ese es el problema del cáncer, que cuando se detecta ya puede ser muy tarde.

Al no detectarse a tiempo el tumor crece y puede invadir otros órganos; es en ese momento en el que la recuperación se complica más.

Uno de los tipos de cáncer que se considera una de las enfermedades que no presentan síntomas es el cáncer de pulmón. En la mayoría de los casos se manifiesta por medio de la tos, pero muchas personas no le dan importancia.

{ Comments on this entry are closed }

Especialistas recuerdan que un mal control metabólico de la diabetes favorece la aparición de problemas oculares asociados

El servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado un estudio transversal en 1.281 pacientes diabéticos que pone de manifiesto que aquellas personas que no han seguido un control metabólico adecuado de su enfermedad presentan mayores complicaciones oculares.

Según informa el Gobierno canario, la cohorte analizada se corresponde con un grupo seleccionado de pacientes pertenecientes al Programa Retisalud, una iniciativa del Servicio Canario de la Salud cuyo objetivo es la detección precoz y el tratamiento de la retinopatía diabética en las 112.000 personas con diabetes diagnosticadas en Canarias en la actualidad.

Mediante el uso de la telemedicina, los médicos de Atención Primaria remiten a los oftalmólogos una imagen del fondo de ojo, denominada retinografía, cuando es considerada como patológica o dudosa para confirmar su sospecha.

Un equipo de oftalmólogos del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, entre los que destacan la doctora Marta Alonso y el doctor Rodrigo Abreu, analizó los casos de más de 1.200 pacientes diabéticos que le correspondían por zona básica de salud durante un periodo de seis meses entre el 1 de junio y el 30 de noviembre de 2012, recogiendo para ello datos de variables epidemiológicas, clínicas y diagnósticas, resultando una muestra con una media de edad de 65 años, 51,6% hombres y un 48,4% mujeres.

El 30% de los pacientes fueron diagnosticados con retinopatía diabética, una complicación que junto con los problemas nefrológicos y vasculares, empeoran la calidad de vida de las personas con diabetes.

Para los autores de este trabajo, cuyo contenido ha sido presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oftalmología de 2013 y reconocido como la Mejor Comunicación presentada en el 41 Congreso de la Sociedad Canaria de Oftalmología, también supone un espaldarazo a las líneas de investigación que, basadas en la práctica clínica, realizan desde el servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de ‘La Candelaria’, ya que se trata del tercer año consecutivo que reciben este reconocimiento científico.

Entre las conclusiones del estudio destaca no solo la importancia de realizar un cribado de la retinopatía diabética entre la población a través del programa Retisalud, sino que además la teleoftalmología permite mantener un buen control de los pacientes con retinopatía diabética sin sobrecargar asistencialmente la atención hospitalaria.

 

{ Comments on this entry are closed }

Glaucoma: Detección a tiempo disminuye riesgo de ceguera

Consulta oportuna al especialista es fundamental para detener esta patología la cual se estima afecta a unas 60 millones de personas en todo el mundo. Patología “no causa dolor y sin tratamiento, las personas pierden lentamente su visión periférica y con el tiempo pueden llegar a la ceguera”, explica Katherine Fuhrer Cejas, oftalmóloga de Clínica Oftalmológica Providencia.

El glaucoma constituye la segunda causa de ceguera a nivel mundial , después de las cataratas. Los especialistas hacen hincapié en que su detección a tiempo puede evitar el daño visual en el 95% de los casos.

Como inicialmente solo afecta a la visión periférica y no  produce molestias visuales,  se calcula que entre la mitad y dos tercios de los pacientes con glaucoma no saben que lo tienen.

La consulta oportuna al especialista es fundamental para detener esta patología la cual se estima afecta a unas 60 millones de personas en todo el mundo. Se estima que podría afectar a más de 80 millones de personas en el mundo en 2020.

El tema es puesto de relieve especialmente entre el 9 y el 15 de marzo, cuando se celebra mundialmente la Semana del Glaucoma.

NEURODEGENERATIVA

Katherine Fuhrer Cejas, oftalmóloga de Clínica Oftalmológica Providencia, explica que la patología  es “una enfermedad multifactorial neurodegenerativa del nervio óptico que puede ocasionar ceguera si no es tratada a tiempo”.

La especialista explica la causa que origina la enfermedad: “Por la parte anterior del ojo circula el humor acuoso que  se produce en el cuerpo ciliar y se elimina en un sitio denominado malla trabecular, ubicada en el ángulo de la parte anterior del ojo.  En un paciente con glaucoma, el humor acuoso no fluye correctamente, lo que hace que la presión del líquido que queda en el ojo aumente y, con el tiempo, cause daños al nervio óptico y por ende a la visión”.

El nervio óptico está compuesto por más de un millón de fibras nerviosas, y que conecta la retina al cerebro.

La forma más común  de la enfermedad (en un 90% de los casos) es el glaucoma de ángulo abierto y se produce cuando la malla trabecular se vuelve menos eficiente en drenar este líquido, precisa la doctora.

Otro tipo de glaucoma es el llamado de ángulo cerrado, que ocurre cuando el ángulo de drenaje se va ocluyendo, lo que aumenta progresivamente la presión intraocular. También está el glaucoma congénito, el glaucoma de presión intraocular normal y el glaucoma secundario a otra enfermedad o trauma.

Respecto de los síntomas, la especialista sostuvo que el glaucoma de ángulo abierto es asintomático en un inicio.

“No causa dolor y sin tratamiento, las personas pierden lentamente su visión periférica y con el tiempo pueden llegar a la ceguera”. En el caso  de una crisis de glaucoma agudo, que se caracteriza por su  inicio abrupto, los síntomas de un ataque incluyen ojo rojo, dolor ocular intenso, visión borrosa, dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

FACTORES DE RIESGO

Entre los factores de riesgo la especialista menciona la edad, presión intraocular elevada, diabetes, cefaleas migrañosas, miopía elevada y la herencia (entre el 20 y el 30% de los glaucomatosos presentan, al menos, un familiar afectado) son algunos de los factores de riesgo de esta enfermedad.

También son más susceptibles quienes hayan tenido un traumatismo ocular.

La oftalmóloga precisa que el glaucoma es una enfermedad crónica, pero que sí tiene tratamiento, el que  depende de múltiples factores, entre ellos el tipo de glaucoma, su severidad, la edad del paciente, si es primario o consecuencia de otras enfermedades, entre otros.

“El tratamiento del glaucoma se centra en disminuir la presión intraocular y los tratamientos pueden ser: medicamentos, que usualmente son gotas, el láser y la cirugía convencional. También se puede usar estos métodos en combinación”, sostiene.

Si el glaucoma se detecta a tiempo, disminuye el riesgo de ceguera y una visita anual al especialista, a partir de los 40 años y sobre todo de quienes tienen factores de riesgo, es la mejor forma de prevenir su aparición, completa la profesional.

{ Comments on this entry are closed }

Implantación de dispositivo permitirá medirse la presión ocular en casa

cronicaviva.com.pe

La implantación de un pequeño y poco costoso dispositivo en el ojo permitirá a las personas con glaucoma saber cómo está su presión ocular cuando y donde quieran, informó hoy la Universidad Internacional de Florida (FIU).

El director del Instituto de Computación y Ciencias de la Información de la FIU, Ram Yyengar, ha patentado este dispositivo aún sin nombre que puede ser de gran ayuda sobre todo a personas que vivan alejadas de centros urbanos o no puedan movilizarse, señala un comunicado del centro universitario.

El glaucoma, una enfermedad “silenciosa” que produce una presión en el ojo que daña el nervio óptico y puede llegar a causar ceguera, exige que la persona que la padece se someta a frecuentes chequeos con un oftalmólogo, pero con el dispositivo en cuestión puede hacerse esos controles ella misma.

Entre el 9 y el 12% de los casos de ceguera en Estados Unidos obedecen al glaucoma, una enfermedad que afecta a personas con diabetes, hipertensión y más de 50 años principalmente.

Yyengar y su equipo se preocuparon de que el dispositivo sea accesible a la mayoría de la gente. “Es un gran invento para países en desarrollo. El coste para el paciente puede ser de 15 a 20 dólares si se produce masivamente”, dijo Yyengar.

Mediante una pequeña incisión se implanta quirúrgicamente en el ojo, entre el iris y la córnea, según se explica en un video colgado en YouTube por el equipo que lo diseñó.

Simplemente con mirar en una especie de binoculares que se les entregan a los implantados la persona puede saber cómo está su presión ocular.

Dependiendo del color del dispositivo que vea en los espejos de aumento que hay dentro de los binoculares sabrá si la presión está normal, si debe tener cuidado o si está alta, caso este último en el que debe ir al médico lo antes posible para evitar un daño en la retina.

De esa manera se evita la necesidad de acudir a un especialista solo para medirse la presión ocular. De acuerdo con datos de Yyengar y su equipo, cada año se producen unos siete millones de visitas médicas con ese fin.

En el 2010 había en todo el mundo 8.4 millones de personas ciegas a causa del glaucoma.

Iyengar está evaluando posibles socios para realizar los estudios clínicos y se propone primero introducir su dispositivo en el mercado estadounidense, para después dar el salto internacional.

{ Comments on this entry are closed }

Aconsejan que niños vean al oculista antes del primer año

Cataratas. Cuanto antes se detecten mejor se podrá desarrollar la vista

Realizar un estudio oftalmológico a bebés recién nacidos podría ayudar a detectar más cataratas congénitas y mejorar resultados en tratamientos, señalan especialistas en Oftalmología pediátrica. El MSP lo… exige recién desde los tres años.

Se estima que entre 17% y 20% de los niños uruguayos tiene algún problema visual que sus padres desconocen, de acuerdo a dos investigaciones realizadas por la Facultad de Medicina y la clínica Oftalmología Privada en los últimos años. Es decir, casi dos de cada cinco niños tiene problemas en la vista y sus padres no lo saben.

Osvaldo Borrás, coordinador de Oftalmología Pediátrica de la Asociación Española y uno de los responsables de la clínica Oftalmología Privada, apunta que es muy difícil explicitar qué cantidad de estos problemas corresponden a cataratas. De todas formas, hay datos internacionales que de acuerdo al experto ilustran la realidad uruguaya: la incidencia de la enfermedad (cantidad de casos por año) es de entre 1 y 15 cada 10.000 niños.

Aunque las cataratas suelen asociarse con los ancianos y se tornan más frecuentes con el paso de los años, hay niños que también las sufren.

¿Qué son? Las cataratas aparecen cuando el cristalino -lente que enfoca la luz captada por el ojo- se opaca. Es como cuando los lentes se empañan. La consecuencia es que la luz no ingresa al globo ocular como debería y la imagen que se proyecta sobre la retina es difusa.

Una de las particularidades de la enfermedad cuando afecta a las niños, especialmente si son muy pequeños, es que es difícil distinguir qué y cómo ven.

De ahí que Borrás resalte que sería muy recomendable realizar un screening en todos los niños recién nacidos para descartar, o detectar, este problema. Miguel Zilberglajt, presidente de la Asociación Uruguaya de Oftalmólogos coincide con él. “Habría que ver a todo niño antes del año, y mejor si es antes de los seis meses”, considera Zilberglajt, ex profesor adjunto de la Cátedra de Oftalmología de la Universidad de la República.

El Ministerio de Salud Pública establece en el carnet del niño y de la niña que las consultas oftalmológicas deben ser realizadas a los tres, cinco y 12 años. Consultado por El País sobre si el MSP evaluaba exigir los controles antes de los tres años, el director de la Niñez del MSP, Gustavo Giachetto, se limitó a señalar que “lo recomendado” está en el “carné del niño y la niña. No es precisamente eso”.

En bebés prematuros los controles sí son más exigentes. Los menores de 28 semanas de edad gestacional (7 meses) o peso menor a 1.500 gramos deben ser sometidos a un primer control a las tres semanas del nacimiento. Y si nacen entre las 28 y las 32 semanas las consultas son obligatorias a partir del mes.

¿Por qué es tan importante intentar detectar la enfermedad lo antes posible? Principalmente por dos razones: las cataratas pueden causar ceguera y, si no se corrigen antes de los seis o siete años, la visión no llegará nunca a desarrollarse correctamente.

CÓMO DETECTARLA. Lo que el oftalmólogo busca en la consulta es el “reflejo rosado pupilar”. “Es lo que vemos cuando sacamos una foto con flash y aparecen las pupilas rojas”, ilustra Borrás. “La ausencia de reflejo rosado denuncia una alteración ya sea en el cristalino (catarata) o en la retina (podría ser un tumor)”, agrega Borrás, cirujano oftalmológico.

“En fotos de frente del bebé si (el reflejo rosado) sale en un ojo y no en el otro debería ser motivo de consulta”, comenta el especialista. Aunque admite que el reflejo puede no aparecer por otras causas apunta que “es un signo de alerta”.

Cuando el niño tiene cataratas lo que suele aparecer en su pupila es una mancha blanca, algo que muchas veces puede percibirse.

Otro síntoma que puede indicar la presencia de la enfermedad es el “nistagmus”, movimiento incontrolado e involuntario de los ojos, en sentido lateral o rotatorio. La ausencia del seguimiento con la mirada (reflejo que se termina de establecer a los tres meses de vida), el estrabismo (desviación de la vista) y la molestia frente a la luz (fotofobia) también pueden ser indicadores.

Según Zilberglajt lo exacto de porqué aparece la enfermedad se desconoce. Pero hay patologías que pueden provocarlas como la galactosemia -alteración de una enzima que procesa lácteos- y la rubéola. También pueden ser consecuencia de complicaciones en el canal de parto, infecciones intrauterinas y alteraciones cromosómicas. En algunos casos aparecen al nacer (congénitas) y en otros durante el crecimiento. Los antecedentes de cataratas congénitas en la familia son otro factor de riesgo.

TRATAMIENTO. La recuperación es una combinación entre intervenciones, lentes, oclusión de los ojos y control del desarrollo de la vista. En suma, debe integrar esfuerzos del médico, de los padres, y del niño.

Para Zilberglajt es importante que las familias comprendan esto. “Es un tratamiento de seis años”, advierte el técnico. Es decir, hay que hacerlo durante todo el proceso de desarrollo de la visión.

No todas las cataratas necesitan cirugía. Según Zilberglajt solo las requieren las que son visualmente incapacitantes. En las otras se vigila que la agudeza visual no disminuya.

En aquellos que sí necesitan cirugía, el cristalino opaco es reemplazado por un lente intraocular. La intervención suele realizarse recién después del año, para que los órganos estén más desarrollados.

Después de la operación el comportamiento de los niños suele modificarse. Zilberglajt recuerda haber operado niños menores de cuatro años que se frotaban los ojos y estaban tristes, “como apagados”. Según cuenta dejaron de estarlo.

Borrás apunta que a veces la cirugía es exitosa pero el desarrollo posterior no. Cuando las cataratas están en un solo ojo el cerebro tiende a “elegir” el ojo sano; el que fue operado no es estimulado y la visión no se desarrolla igual de los dos lados. Ahí es donde entran los padres tapando el ojo sano y asegurando que el niño no se quite el parche, ya que si lo hacen pueden poner en riesgo su vista, asegura Zilberglajt.

Lejos de lo que podría pensarse, el pronóstico es mejor cuando las cataratas están en los dos ojos porque, tras la intervención, se desarrollan simultáneamente. Algunos niños necesitan también usar lentes convencionales para ver de cerca.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas