From the category archives:

Lenguaje Corporal

¿Es él de los impacientes? Mírelo a los ojos

Las personas menos pacientes cambian el enfoque visual con rapidez, halla un estudio

Las personas con movimientos oculares rápidos tienden a ser menos pacientes y más propensas a tomar decisiones impulsivas, afirma un estudio reciente.

Evaluar el movimiento corporal, lo que incluye la velocidad de los ojos a medida que se enfocan entre una cosa y otra, ayuda a revelar cómo evalúa el cerebro de una persona el paso del tiempo en relación con el valor de una recompensa potencial, comentaron los investigadores de la Universidad de Johns Hopkins.

“Cuando acudo a la farmacia y veo una cola larga, ¿cómo decido cuánto tiempo estoy decidido a esperar?”, planteó en un comunicado de prensa de la universidad la investigadora principal, Reza Shadmehr, profesora de ingeniería biomédica y neurociencia. “Y los que se van y nunca entran en la cola también son los que tienden a hablar y caminar rápido, quizá debido a la forma en que valoran el tiempo en relación con las recompensas”.

Tener una mejor comprensión de cómo las personas evalúan el tiempo cuando toman decisiones podría ayudar a explicar por qué las disfunciones en ciertas áreas del cerebro hacen que la toma de decisiones sea más difícil para las personas con lesiones cerebrales o trastornos neurológicos como la esquizofrenia, señalaron los investigadores.

Para el estudio, que aparece en la edición de esta semana de la revista Journal of Neuroscience, los investigadores condujeron una serie de experimentos con voluntarios y hallaron una correlación potente entre la velocidad del movimiento ocular y la paciencia o impulsividad.

“Parece que las personas que realizan movimientos rápidos, al menos movimientos oculares, tienden a estar menos dispuestas a esperar”, señaló Shadmehr.

“Nuestra hipótesis es que podría haber un vínculo fundamental entre la forma en que el sistema nervioso evalúa el tiempo y la recompensa con el control de los movimientos y la toma de decisiones”, señaló Shadmehr. “Después de todo, la decisión de moverse se ve motivada por un deseo de mejorar la situación propia, que también es un potente factor de motivación en la toma de decisiones más complejas”.

{ Comments on this entry are closed }

Siete formas para utilizar el lenguaje corporal a tu favor

Cambiaras la forma de pararte, saludar o mirar a las personas

sumedico.com

Nuestras acciones hablan más por nosotros, y no siempre reaccionamos como se debe. La clave es que nuestro cuerpo exprese más de lo que queremos y lo mejor es saber cómo utilizar el rostro, la postura y las manos a nuestro favor. Te decimos en estas 7 formas de utilizar el lenguaje corporal.

1 Corrige tu postura

Es lo que las personas más notan. Debes estar erguido pero sin estar rígido. Este tipo de postura transmite fuerza y confianza cuando no se nota forzado. El estar encorvado dice que las personas son inseguras, tímidas o están tratando de protegerse.

2 Apretón de manos

El apretón de manos dice mucho de ti, y es en donde se refleja la confianza  al estar con alguien más. Debe ser fuerte, sin apretar demasiado, solo es hacerle saber que estás ahí, con cordialidad. Cuando no sucede así, o solo tocas la mano del otro como si no estuvieras de todo presente, manifiesta  y transmite desconfianza.

3 Posiciona apropiadamente tu cuerpo en el espacio

Estar consciente de las distancias puede proveerte información sobre las relaciones subyacentes entre las personas. Como también ayudarte a dejar claro que tan cercano te sientes con respecto a las personas con las que te relacionas y que tan cerca te sienten a ti.

4 Evita recargarte en cualquier objeto

Este mal hábito transmite el sentimiento de que, dicho coloquialmente, “no puedes contigo mismo” y pararte sobre tus propios pies te resulta difícil. Haz consciencia de este punto.

5 Pon atención a tu expresión facial

El rostro puede ser el mayor delator en cuanto a queremos expresar, no siempre va acorde a nuestras palabras. Este confirma nuestras palabras, indica cómo nos sentimos conforme a lo que decimos. Cuando observas a otras personas te pueden decir mucho sobre la veracidad de sus palabras o lo genuino de sus intenciones. Es mejor que procures decir con tu rostro lo que dices con tus palabras. Alinea mente, corazón y habla, es una forma de crear comunicación sincera en tus relaciones.

6 Contacto Visual

Cuando alguien te habla en primer lugar, míralo. Si tus ojos están revoloteando alrededor de quien quiere transmitirte un mensaje, le transmites que no te importa lo que dice. En segundo lugar procura mirar a los otros con receptividad, no con prejuicio o agresión. Podría parecer superficial o manipulador, pero en realidad es profundo y efectivamente “los ojos son las ventanas del alma” y sólo puedes irradiar aquello que existe en ti.

7 Sé empático

Lo importante de estar en persona es que debes expresar a la gente que está a tu alrededor que estás con ellas y te importan. La empatía mantiene relaciones armoniosas.

Este es probablemente uno de los mayores retos personales y espirituales que podemos enfrentar, pero en la tradición budista por ejemplo, la comunidad (o sangra) juega un papel fundamental en el desarrollo espiritual del individuo.  Si estás vivo es porque muchas personas han contribuido con su cuidado para que sobrevivieras y llegaras a este momento. Mantén eso en mente  y cultiva la gratitud.

Los hábitos no son fáciles, pero la constancia hace que todo se pueda, Deja que tu cuerpo hable bien por ti, tú lo controlas.

{ Comments on this entry are closed }

10 claves secretas para descifrar el lenguaje corporal

huffingtonpost.com.mx

¿No sería tremendamente útil saber cómo leer el lenguaje corporal de alguien más?

Investigaciones muestran que aproximadamente el 55% de toda la comunicación proviene del lenguaje corporal. ¿Puedes imaginar qué ventaja sería para tu carrera y tus relaciones personales si fueras capaz de escuchar lo que no se dice?

(Chicos, esto podría ser útil algún un día, créanme).

Alta inteligencia emocional y lenguaje corporal

No es casualidad que las personas con alta inteligencia emocional sean muy conscientes de la importancia de la comunicación no verbal. Ellos prestan mucha atención al lenguaje corporal y otras señales no verbales al comunicarse con los demás.

He aquí buenas noticias. Cualquiera puede aprender a “leer” el lenguaje corporal.

A continuación te presento 10 herramientas secretas del intercambio para leer el lenguaje corporal. Con un poco de esfuerzo puedes implementarlas y ganar ventaja (y un gran impulso) para tu carrera profesional y tus relaciones personales.

Comencemos con la cara

1. Cuando alguien está sonriendo mira sus ojos. Una sonrisa verdadera y auténtica crea un arrugamiento de la piel alrededor de la esquina exterior de los ojos. Esto se conoce comúnmente como patas de gallo.

Si la sonrisa de alguien no las produce, esto sugiere que su sonrisa puede no ser genuina. La persona que sonríe puede estar ocultando sus verdaderos sentimientos o pensamientos hacia ti.

Una sonrisa feliz se define por las patas de gallo, ¡y no se puede fingir!

2. Mirada fija. Si alguien te está mirando intencionalmente durante demasiado tiempo… esto generalmente te hace sentir incómodo. Deliberadamente mirar a alguien sugiere una de dos cosas.

La persona que te mira así está tratando de engañarte, o de intimidarte o asustarte. Mantente alerta.

3. Cejas levantadas. Las cejas levantadas indican una de tres emociones: preocupación, sorpresa o miedo. La gente levanta sus cejas cuando se sienten incómoda con algo. Una vez más, las cejas levantadas no son algo que se pueda fingir.

Puede que te tome un tiempo averiguar qué causa ese malestar. Pero puedes tomar ventaja al menos al saber que alguien no está totalmente cómodo y relajado con lo que está sucediendo o se dice.

4. La mandíbula apretada, la frente arrugada o el cuello apretado. Estas respuestas corporales están controladas por el sistema límbico del cerebro. Todos ellos son signos de considerable angustia (es decir, reacciones de estrés).

Cuando veas estas reacciones, asegúrate de buscar la discrepancia entre el mensaje verbal y no verbal que puede estar recibiendo, para que te ayude a averiguar qué puede estar causando la angustia.

Ahora vámonos a otras partes del cuerpo

5. Reflejo del lenguaje corporal. Durante la conversación, si alguien imita lo que tú estás haciendo, eso significa que está de acuerdo contigo y la conversación va bien.

Por ejemplo, si el orador cruza sus piernas y el oyente hace lo mismo, eso representa que ambas partes están comprometidas en un diálogo cómodo.

Cuando las personas se sienten conectadas, inconscientemente reflejan el lenguaje corporal del otro.

6. Piernas y brazos cruzados suelen ser signos de resistencia. Sugieren que el oyente está cerrado a tu mensaje, sin importar si están sonriendo y asintiendo con la cabeza.

De nuevo, estos movimientos del cuerpo son reacciones inconscientes por lo que es importante prestar atención a lo que el oyente reacciona negativamente.

7. Encogerse de hombros es un gesto común que indica una falta de comprensión de lo que se dice o una situación que se está dando.

Si notas a un oyente encogiéndose de hombros, quizás quieras hacer una pausa y descubrir lo que no se se está entendiendo.

8. Abrir las palmas al hablar. Bárbara y Allan Pease afirman que una palma abierta representa históricamente “la verdad, la honestidad, la lealtad y la sumisión”.

Para leer algo interesante sobre esto échale un vistazo al libro de Pease: El libro definitivo del lenguaje corporal.

9. Postura de poder. Todos sabemos quién es el jefe cuando él/ella entra en la habitación. ¿Cómo? Su postura corporal habla alto y claro.

La pasos fuertes, la postura erguida, la cabeza en alto, los hombros hacia atrás, los ojos hacia delante y las palmas abiertas hacia abajo sugieren fuerza, confianza y liderazgo.

Mantener una buena postura exige respeto y poder; su ausencia proyecta falta de poder y de confianza.

10. Un dedo apuntado en una mano cerrada es muestra de que alguien está tratando de dominar y provocar la sumisión de los demás.

A nadie le gusta tener un dedo apuntado hacia ellos, esto crea mucha tensión y sentimientos negativos.

Intenta poner en práctica una o dos de estas herramientas. Antes de que te des cuenta serás un maestro en la lectura del lenguaje corporal.

{ Comments on this entry are closed }

Tu forma de caminar indica si eres agresivo o no

Una nueva investigación ha estudiado el comportamiento no verbal con objetivo de demostrar la relación entre nuestra forma de caminar y nuestra personalidad.

muyinteresante.es.-Sarah Romero

¿Podemos identificar a una persona agresiva por su forma de caminar? Un equipo de investigadores de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) ha llevado a cabo un estudio cuyo objetivo es la prevención de los delitos mediante el reconocimiento de personas potencialmente agresivas por su estilo a la hora de caminar.

Los expertos se centraron en la relación entre los cinco grandes rasgos de personalidad: sociabilidad, responsabilidad, apertura, amabilidad y neuroticismo y la forma de caminar o moverse, así como en la inclinación de un sujeto a la agresión según su forma de caminar.

Para ello, contaron con la participación de 29 personas que pasaron por evaluaciones de personalidad y una prueba sobre una cinta de correr a velocidad natural utilizando una tecnología de captura del movimiento. Dicho método registra las acciones humanas y utiliza esa información para crear un modelo de personaje animado en 3D. Se tuvo en cuenta la velocidad al andar, el movimiento de la pelvis y el del tórax.

Los resultados determinaron que un movimiento exagerado tanto de la parte inferior del cuerpo como de la superior indicaba un factor importante de agresividad. Además, si bien hubo una correlación moderada entre la velocidad al caminar y la agresividad para los hombres, no se observó esta asociación entre las mujeres.

Según los expertos, la personalidad está íntimamente relacionada con nuestra forma de caminar, por lo que aspectos como el movimiento de nuestros brazos, la velocidad a la que caminamos o el movimiento general del cuerpo, apuntan a diferentes características de la personalidad de un individuo.

Así, a mayor movimiento relativo a la hora de caminar, mayor nivel de agresividad presentaron los voluntarios: “Las personas suelen ser conscientes de que hay una relación entre la arrogancia y la psicología. Nuestra investigación proporciona una evidencia empírica que confirma que la personalidad se manifiesta, en efecto, en la forma de caminar”, explica Liam Satchell, líder del trabajo.

Según los autores, la identificación de una posible relación entre el movimiento biológico de un individuo y su intención de participar en una agresión podría ser utilizado para ayudar en la prevención de un delito.

El estudio ha sido publicado en la revista Journal of Nonverbal Behavior.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas