From the category archives:

Psicopatia

Tu jefe podría ser un psicópatajefe sicopata

Según un estudio de la Universidad de Bond, 1 de cada 5 CEO es un psicópata.

elcontribuyente.mx

Al escuchar la palabra “psicópata” quizás te venga a la mente algún caso, ficticio o real, de asesinos en serie, como Jeffrey Dahmer, la Mataviejitas o una serie de películas de terror, como la inaugurada por El silencio de los inocentes. Lo cierto es que ni todos los asesinos en serie son psicópatas ni todos los psicópatas son asesinos en serie. Tu jefe, el dueño de la empresa bien podría ser uno.

En los años setenta, el psicólogo criminal Robert D. Hare creó un test clínico para detectar psicópatas. La prueba se centra en veinte características, que entre más presentes, más lo introducen dentro del espectro de la psicopatía. Algunas de estas son un ego muy inflado, falta de remordimiento, conexiones afectivas superficiales, impulsividad y falta de empatía. ¿Tu jefe es una persona manipuladora, superficialmente encantadora, que parece incapaz de sentir remordimiento o culpa? Mantén los ojos bien abiertos.

Resulta que, según un estudio de la Universidad de Bond, en Australia, si bien en la población general una de cada 100 personas es un psicópata aproximadamente, en los puestos más altos del mundo corporativo la concentración es mucho mayor. Pues, dice el psicólogo Nathan Brooks, responsable del estudio, entre los CEO la concentración puede llegar a ser de hasta el 21%; es decir, aproximadamente uno de cada cinco podría ser uno.

En un principio, un comportamiento impulsivo y poco empático puede ser favorable en el mundo de los negocios, pues éste muchas veces está dominado por personas que logran completar el trabajo, cueste lo que cueste. Sin embargo, hay literatura especializada que da fe de cómo la presencia de psicópatas en un empresa puede ser perjudicial para una organización (sólo hay que pensar en el fiasco del antiguo CEO de Uber).

Algunos de los males que un psicópata puede traer al lugar de trabajo son ausentismo laboral y rotación de personal. De hecho, hay estudios que muestran que mantener el enfoque opuesto, cuidando del bienestar de tus trabajadores, es lo que te dará mayores dividendos.

{ Comments on this entry are closed }

¿Se puede ser amigo de una ex pareja?¿Se puede ser amigo de una ex pareja?

abejorro.net

La amistad entre dos personas es un vínculo que no reconoce fronteras, razas o religiones. Es esa otra persona a la que se considera un “hermano del alma” que está incondicionalmente. Pero, ¿y si esa persona fuera un ex?El debate es amplio y abierto. Algunos profesionales en psicología sostienen que luego de una ruptura en una pareja, lo mejor es tomar distancia y que cada cual siga su camino.Pero de la vereda de enfrente, se encuentran aquellas personas que creen que vale la pena seguir una relación de amistad con aquella persona que fue tan importante en su vida, pese a que el amor se haya diluido.Pero la amistad debe ser recíproca en este caso y que no sea sólo uno quien desee mantener el vínculo con otra finalidad.”Ex’s” y cienciaLas razones por las que se decide tener una relación de amistad con los ex son variadas. Sin embargo para la ciencia, esta conducta puede reflejar signos de “psicopatía”.Así lo reflejó una investigación realizada por la Universidad de Oakland, Estados Unidos, liderada por los doctores Lisa Welling y Justin Mogilski, quienes afirmaron que en la mayoría de los casos, las personas que mantienen una relación de amistad con sus ex parejas “por algún interés” pueden mostrar rasgos de manipulación y/o narcisismo.Para el estudio se recolectaron datos de 861 personas a quienes se les pidió contestar una serie de preguntas que reflejaran los rasgos oscuros de su personalidad, y descubrieron que la mayoría de ellas mantenían una amistad con sus ex parejas para obtener algo a cambio como sexo, dinero o compañía, mostrando una leve tendencia hacia el lado masculino. Los demás, en cambio, mantenían contacto sólo por el apego emocional.El vínculo de amor con una pareja es difícil de superar, ya sea por el apego a lo conocido, miedo a la soledad o por puro egocentrismo. Así es como, muchas veces, las personas no logran “cortar” o, en otros casos, buscan darse otra oportunidad para proyectar una nueva relación de amor.Estas relaciones denominadas “cíclicas”, tienden a ser más impulsivas a la hora de tomar decisiones importantes. Como consecuencia, llevan a la mala comunicación y a estar menos satisfecho con la pareja según un estudio realizado en la Universidad de Kansas de Estados Unidos.Amber Vennum, autora de la investigación, explica que hay una propensión a tomar decisiones que afectan negativamente a la relación y de este modo, la baja autoestima e incertidumbre sobre el futuro de la pareja son protagonistas en la relación, y así es como la confianza sobre el futuro de la pareja, disminuye.La autora sostiene que las mayorías de estas relaciones cíclicas en las cuales hay rupturas y encuentros no tienen un buen futuro por delante.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas