La dieta ADD, la nueva técnica para adelgazar, contada por una experta

by salud on 01/10/2017

in Adelgazar,Dietas,Obesidad,Salud

La dieta ADD, la nueva técnica para adelgazar, contada por una expertaLa dieta ADD, la nueva técnica para adelgazar, contada por una experta

Se trata de un plan de alimentación que ha sido puesta en tela de juicio en repetidas ocasiones, y que ahora vuelve a la palestra por las declaraciones de una nueva nutricionista

elconfidencial.com

El alcohol, la comida basura y los snacks están haciéndote mal por dentro. Necesitas limpiar tu organismo en profundidad. Y lo mejor para tal fin es la dieta de desintoxicación alcalinizante, o ADD por sus siglas en inglés.

Antes de entrar en materia, una breve explicación. Un alcalinizante es una sustancia que modifica las condiciones de pH del medio hacia condiciones más básicas, y ayuda a reducir la acidosis (estado producido por exceso de ácidos en los tejidos y en la sangre) al actuar sobre el equilibrio ácido-base. De esta forma, se produce un equilibrio fisiológico que garantiza el correcto funcionamiento del organismo.

Al menos eso es lo que aseguran numerosas investigaciones, como el realizado por la doctora Susan Lanham-New de la Universidad de Surrey. “Una dieta alta en alimentos alcalinos puede beneficiar a los músculos, los huesos y el corazón y ayudar a mantener el calcio”, afirma con rotundidad. Caracterizada por la reducción de alimentos ácidos como la carne, el queso o la pasta y el aumento de los alcalinos como la fruta y los vegetales, dicha dieta no se encuentra exenta de polémica. Según sus defensores, entre las propiedades de dicho régimen se incluyen la prevención de problemas inflamatorios y la artritis o la mejora de nuestro estado de ánimo. A diferencia de otras dietas, su objetivo principal no es tanto bajar de peso como eliminar las sustancias dañinas del cuerpo.

Otra de las defensoras es la experta en nutrición Mim Beim, quien ha publicado un post en ‘Body+Soul’ donde cuenta los, según ella, beneficios de esta dieta. “El concepto de los alimentos ácidos y alcalinos es confuso. Por ejemplo, los limones son ácidos pero tienen un efecto alcalinizante en el cuerpo debido a la influencia de sus minerales en el pH, o la escala ácido/alcalino del organismo”.

Los niveles de pH varían dentro del cuerpo. Por ejemplo, el ácido del estómago tiene un pH bajo (o ácido) de 2-3, mientras que la bilis, que ayuda a descomponer la grasa, tiene uno más alto (o más alcalino) de 8-9. El de la sangre está entre 7,35-7,45 (ligeramente alcalino). Y cuanto más pH, mucho mejor para tu bienestar.

Según cuentan sus teóricos, el cuerpo intenta alcanzar dichos niveles por sí solo, pero si nosotros contribuimos a hacer disminuir el nivel de ácido a través de nuestra alimentación, los mecanismos homeostáticos del cuerpo se sentirán menos estresados y con ellos, nosotros. La clave se encuentra en consumir un gran número de alimentos alcalinos y un bajo número de comidas ácidas. Al hacerlo, evitaremos que nuestro organismo deba recurrir a utilizar minerales como el calcio o el magnesio de nuestros propios huesos. El exceso de ácido es uno de los causantes de las migrañas, el letargo o la obesidad.

 

Por qué alcalinizar la dieta

La dieta ADD surgió en 1907 de la mano del doctor William Howard, quien planteó que el ser humano había adquirido unas costumbres alimenticias poco naturales que le estaban llevando a padecer enfermedades crónicas desconocidas para nuestros antepasados. La artritis o el reúma serían producto directo de la presencia de un elevado número de fluidos ácidos en el cuerpo humano, según esta teoría.

Este régimen alternativo y polémico debe estar compuesto por un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos. Entre estos últimos se encuentran la carne, el pescado, las aceitunas, los fideos, la leche de vaca, el azúcar o el alcohol, que no deben desaparecer por completo de nuestro día a día pero sí ser ingeridos en cantidades reducidas. Entre los alimentos aconsejados se encuentran los vegetales y la fruta.

“La mejor manera de prevenirlos es reducir los alimentos que forman este compuesto y aumentar el consumo de alimentos alcalinos. Con una desintoxicación alcalinizante de tan solo diez días ayudarás al cuerpo a estar en un estado más alcalino”, asegura Beim. Los otros beneficios de la dieta ADD son, según la experta, que tendremos más energía, una mayor pérdida de grasa corporal, concentración y claridad, y una piel clara y brillante. Ahí es nada.

 

Cómo hacerlo

Para alcalinizar la dieta deberemos evitar unos alimentos y aumentar el consumo de otros.

A evitar:

  • Alcohol: aunque no es ácido por sí mismo, es tóxico para todas las células. El hígado, nuestro mayor órgano de desintoxicación, trabaja mucho para eliminarlo, así que se merece un descanso.
  • Azúcar.
  • Cereales, incluyendo el trigo, el centeno, la avena, la cebada, el arroz, el mijo, la quinoa y la espelta, pues todos forman ácido.
  • Proteína animal: carne de vaca, cordero, cerdo, pollo, pescado, huevos y productos lácteos.
  • Café: no crea ácido, pero es un estimulante, así que está prohibido durante esta desintoxicación.

Consumir:

  • Fruta de temporada.
  • Hortalizas frescas y ensalada de todo tipo y todos los colores (cuanto más verde, mejor).
  • Tofu.
  • Frutos secos: avellanas, almendras, nueces de Brasil, pipas de calabaza y girasol.
  • Aceites: de coco y oliva virgen.
  • Hierbas y especias, como la cúrcuma, el orégano, la menta, el perejil y el ajo.
  • Tés de hierbas.

A diario:

Cada día debemos beber un zumo o batido ‘verde’. Se puede hacer muy fácil, juntando manzanas verdes, apio, col rizada, perejil y hojas de la espinaca. Si lo prefieres también puedes comprar un compuesto de ‘polvo verde’, en una tienda de comida sana o dietética, que suelen contener algas marinas y clorofila.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas