¿Sabes cómo le afecta el verano a tu cabello?

Alberto Cerdán nos da las claves para que el pelo no sufra los efectos del sol y el cloro

Hay dos factores que afectan claramente a tu cabello en los meses de verano, el sol y el contacto con el agua del mar y de las piscinas. El peluquero Alberto Cerdán nos resume las claves sobre cómo estos dos elementos benefician o perjudican la salud y la belleza de nuestro pelo.

El sol. Según el conocido peluquero actúa rápido y va directo a la yugular del cabello. Debilita las puntas y las rompe y, lo que es peor, las hace quebradizas. Esto provoca que el crecimiento del cabello sea muy débil. Respecto al cuero cabelludo el sol afecta cuando el cabello no está limpio.

El agua del mar y de las piscinas. “El agua de mar es sana tanto para el cabello como para el cuero cabelludo, siempre que esté recién lavado”, nos aclara Alberto Cerdán. Respecto al agua de las piscinas, el experto peluquero reconoce que es un factor agresivo para el cabello, por sus altos índices de cloro y parásitos, lo que sobre todo afecta al color.

Por eso, durante el verano, no puedes olvidar…

  • Tapar al máximo el cabello para protegerlo de sol (con pañuelos, pamelas, gorras…).
  • No ir a tomar el sol con el pelo sucio, ya que de esta forma se estropea más.
  • Utilizar productos que incorporen las últimas tecnologías anti solares como champús sin sulfatos y sprays hidratantes.
  • El cabello también puede lavarse diariamente siempre que se utilicen champús hidro reparadores y mascarillas compactas.
  • Ojo con las planchas: En esta época, todo lo que aporte calor descontrolado y agresividad es muy perjudicial para el cabello. Un claro ejemplo son las planchas y los secadores aunque hay marcas que disponen tecnologías avanzadas para no dañar al cabello.
  • No te bañes ni tomes el sol con horquillas, clips, diademas metálicas: se oxidan y pueden afectar al cabello.
  • Nunca durante la exposición al sol de tu cabello, debes tener restos de laca, gel o espumas, ya que tendrías una rotura muy importante en el cabello y una deshidratación en tu cuero cabelludo.
  • Cuida tanto tu cuero cabelludo aplicando cremas de reposo, como tu cabello proporcionándole después de cada exposición al sol, abundante agua fría antes del lavado y en el último aclarado. Veras la diferencia de brillo y tacto.
  • Para mejorar el aspecto de tu melena, alimenta tu cabello diariamente con cepillados continuos, mañana, tarde y noche. Diez cepillados sería lo correcto y al acabar utiliza serum en cada uno de los procesos.

 

{ Comments on this entry are closed }

Remedios caseros contra la celulitis ¡Apúntate a lo natural!

Lo natural está de moda. Ficha los mejores remedios caseros y completamente naturales para plantar cara a la celulitis.

Caderas, abdomen, glúteos, muslos… son algunas de las zonas favoritas en las que suelen instalarle cúmulos grasos que no siempre están relacionados con la obesidad. La celulitis, que se manifiesta de manera externa en forma de hoyuelos cutáneos o “piel de naranja” es un problema muy común que afecta más a las mujeres que a los hombres pero que puede mejorar, o incluso desaparecer, con remedios efectivos y algo de constancia.

En la mayoría de los casos, estos cúmulos grasos no son sencillos de eliminar y resisten a las dietas y al ejercicio. Su presencia suele estar relacionada con una deficiente eliminación de toxinas del organismo y con una acumulación excesiva de lípidos en puntos muy concretos, por lo que, tratarla adecuadamente requiere de dos tipos de actuaciones:

1. Llevar una dieta equilibrada y además rica en componentes diuréticos que ayuden a eliminar grasas y toxinas.

2. Complementar el necesario ejercicio físico con masajes y cremas de uso tópico que incidan en esas zonas “problemáticas” poniendo en movimiento y diluyendo esas grasas que el ejercicio por sí solo no consigue hacer desaparecer.

Tienes a tu alcance efectivos productos cosméticos anticelulíticos pero también la naturaleza te ofrece remedios naturales que resultan realmente efectivos a la hora de combatir la piel de naranja.

Ayuda a tu organismo a liberar las grasas acumuladas incrementando el consumo de líquidos, principalmente agua, pero también infusiones con alto poder diurético y desintoxicante. Incluye entre tus hábitos saludables tomar una o dos tazas de té verde, o una infusión de cola de caballo, diente de león o de ginkgo biloba a diario y comprobarás, en pocas semanas, su poder depurativo y su beneficioso efecto anticelulítico.

Si quieres otro “truco” que puede resultarte muy útil, no te olvides de aliñar tus ensaladas con vinagre de manzana, un excelente ingrediente natural “antigrasas”, muy eficaz, también, a la hora de evitar la retención de líquidos (en ocasiones relacionada con la aparición de celulitis).

Además de ayudar a depurar tu organismo desde el interior, puedes preparar con ingredientes naturales, tónicos y mascarillas que activarán la circulación de la zona afectada contribuyendo a eliminar esos cúmulos grasos que resultan tan poco estéticos.

El aguacate, rico en aceites y en vitamina E puede ser uno de tus mejores aliados para luchar contra la piel de naranja. Prepara una mascarilla con medio aguacate triturado con tenedor y dos cucharadas de aceite de oliva. Incorpora, además, una cucharada de copos de avena. Utiliza esta mezcla como si fuese un exfoliante, aplicándola en las áreas con celulitis mientras realizas movimientos circulares, primero en el sentido de las agujas del reloj y luego al contrario. Para extenderla, utiliza un guante de crin o, si lo prefieres, aprovecha la propia semilla de la fruta como “guante” perfecto para un masaje tonificante que dejará tu piel preparada para que esa mascarilla actúe al menos 15 minutos. Pasado este tiempo, aclara con abundante agua fría.

La cafeína es otro ingrediente natural perfecto para combatir los cúmulos grasos subcutáneos. Mezcla media taza de granos de café triturados con una cucharada de azúcar y dos de aceite de almendras. Aplica con movimientos circulares y, seguidamente, deja actuar unos minutos. Retira con agua fría y verás como tu piel queda tersa y suave y la celulitis se reduce de forma progresiva.

Los masajes localizados a base de aceites esenciales son también un remedio de lo más eficaz a la hora de eliminar esa grasa “rebelde” con la que no pueden la dieta ni el gimnasio. Una mezcla de aceite esencial de romero (activa eficazmente la circulación) y aceite esencial de salvia diluidos en un aceite neutro (oliva o almendras) pueden obrar maravillas con un masaje en profundidad una vez por semana en las zonas conflictivas.

Por último, la naturaleza te ofrece otros dos ingredientes perfectos para que elabores tus propias mascarillas anticelulíticas y obtengas los mejores resultados. Prueba a hacer una envoltura parcial con arcilla verde (la encontrarás en herbolarios). Simplemente, mezcla una mínima cantidad con agua templada (hasta formar una masa que te permita hacer un emplaste) y extiende sobre la zona. Deja actuar 20 minutos y aclara. Los resultados son extraordinarios, al igual que si prefieres utilizar alga fucus en polvo, perfecta también para este tipo de envolturas que te dejarán una piel “de seda” y, con un poco de paciencia, libre de cualquier rastro de celulitis.

{ Comments on this entry are closed }

Conoce algunos consejos para enfrentar la menopausia

Ejercicio regular, evitar el consumo de cafeína, tener una alimentación baja en grasa y más abundante en frutas y vegetales, así como dejar de fumar y mantener un peso adecuado, son modificaciones en el estilo de vida que ayudan a las mujeres a enfrentar mejor el climaterio.

El coordinador de Ginecología del Hospital General de Zona No. 1 del IMSS David Rey Vazquez Martinez, indica que esta condición a menudo provoca afectación en la vida familiar, sexual y laboral de las mujeres ya que debido a la disminución de estrógenos, se generan cambios emocionales muy bruscos.

Durante esta etapa se presentan bochornos, sudoración, irregularidades en la menstruación, los cuales duran aproximadamente entre diez años, pues son cinco antes y cinco después, que es el cese definitivo del sangrado durante 12 meses seguidos.

De acuerdo con el coordinador de Ginecología del IMSS, es importante que la mujer conozca lo que puede suceder en esas etapas de su vida, así como la mejor manera de controlar y disminuir sus efectos adversos, a fin de que pueda transitar todo ese largo periodo de tiempo de una manera más fácil.

Durante la premenopausia lo más común son los bochornos, sin ninguna señal anticipada. La fatiga o cansancio, está presente y son probables los problemas para dormir, para levantarse temprano o para volver a concluir el sueño después de haberse despertado en medio de la noche.

Hay aumento de peso en el área de la cintura, pérdida de masa muscular y aumento del tejido graso, así como adelgazamiento y disminución de la elasticidad de la piel y tamaño de los senos.

Por ello, David Rey Vazquez, exhorta a la población femenina acudir con su médico familiar, quien le brindará un diagnóstico certero y oportuno, proporcionando el tratamiento adecuado, con el reemplazo hormonal que permite a las mujeres en esta etapa evitar los cambios bruscos, tanto fisiológicos como emocionales.

Por último refiere que el objetivo del IMSS es brindar información actualizada y clara que  ayuden a la población a mantener una mejor calidad de vida.

{ Comments on this entry are closed }

Los alimentos que más sacian

La capacidad para saciar de un alimento depende de sus componentes y factores como la consistencia, la forma de cocinado y el grado de cocción

¿Cuánto tiempo aguantas con hambre antes de comer de nuevo? Quienes han seguido dietas estrictas de adelgazamiento han podido comprobar que, si se ponen muchos límites a la ingesta de alimentos y se dilatan los tiempos de las comidas, al final ganan el hambre y la ansiedad, se vuelve a comer y, esta vez, bastante más de lo convenido. La Universidad de Sydney, en Australia, ha publicado un listado de alimentos comunes ordenados según su índice de saciedad. La clasificación responde a la capacidad de cada alimento para satisfacer el hambre y el apetito.

El proyecto se plantea como un recurso útil para que quien tenga un apetito desmedido o siga una dieta de control de peso escoja entre los alimentos más naturales y sanos y que, al mismo tiempo, le sacien más. Pero hay algo muy importante: el índice de saciedad es diferente en un mismo alimento según su consistencia, su forma de cocinado o la cantidad ingerida, aspectos relevantes que deben tenerse en cuenta para conseguir el efecto esperado tras el consumo del alimento.

Factores que influyen en la saciedad

La capacidad para saciar de un alimento, es decir, para calmar la sensación de hambre y apetito, depende en parte de su composición en determinados nutrientes como la fibra, el tipo de hidrato de carbono, las proteínas o el contenido en agua. Sin embargo, varios factores externos afectan a lo que algunos autores denominan “índice de saciedad”, es decir, la capacidad de los alimentos para aplacar el hambre. Según la consistencia (sólida o líquida), la forma de preparación o la cantidad consumida, un mismo alimento puede tener distinto “índice de saciedad” y, por tanto, efectos en el hambre y en el apetito diferentes a los esperados.

Digestibilidad. Cuanto más fácil de digerir es un alimento, bien por su propia naturaleza o por el tratamiento culinario recibido, menor es el tiempo de permanencia en el estómago, lo que se puede traducir en menor sensación de saciedad. Una fruta pelada tiene menos fibra que la misma con piel, se digiere antes y, por tanto, sacia menos.

Volumen del alimento. La ingesta de alimentos se acompaña de una distensión del estómago, mayor o menor, en parte, según el volumen ingerido. Se tiene constancia de que a igualdad de ingesta calórica, los alimentos de mayor volumen prolongan más la sensación de saciedad. Un consejo clásico es tomar uno o dos vasos de agua antes de las comidas o comenzar con una sopa, una crema de verduras o una ensalada. Todas las propuestas tienen en común el aportar pocas calorías en proporción a su volumen.

Modo y grado de cocción del alimento. El cocinado altera la estructura físico-química de las moléculas que forman el alimento. Por efecto del calor, las proteínas del huevo o de la carne se digieren mejor. De otra manera, comer estos alimentos crudos, al margen de que pueda ser costumbre en determinadas regiones, resulta indigesto, además de poco seguro en cuestión de seguridad alimentaria. El calor también consigue que las macromoléculas de almidón de los alimentos, abundantes en el arroz y otros cereales, la pasta, el cuscús, las legumbres, el pan o las patatas se transformen en moléculas más pequeñas y digeribles (oligosacáridos, maltodextrinas…). Un arroz o una pasta muy cocida, recocida o recalentada (en lugar de “al dente”), a efectos de digestión y sensación de saciedad, no se comportan como alimentos ricos en hidratos de carbono complejos que dan sensación de saciedad, sino como una fuente de hidratos de carbono simples, de digestión más rápida. Esto explica que tras comer un plato de macarrones recalentados se tenga hambre antes de lo previsto.

Consistencia. Cuanto más se tenga que masticar un alimento, mayor será la permanencia en el estómago y la saciedad. Hasta el punto que se ha comprobado que un mismo alimento, con las mismas calorías y la misma concentración de azúcares, tiene efectos fisiológicos distintos, entre ellos el de saciedad, según el estado en el que se tome. La naranja en zumo tiene un efecto saciante menor que si la misma naranja se come entera. De ahí que tomar bebidas azucaradas o dulces solas entre horas no sea un hábito sano.

ALIMENTOS SACIANTES, ¿ÚTILES PARA PERDER PESO?

Por su composición, algunos alimentos provocan mayor sensación de saciedad y, en un determinado momento, pueden ayudar a comer menos y, por ende, a controlar la ingesta. Sin embargo, el proceso de perder peso es más complejo y no solo responde siempre a algo tan simple como elegir alimentos que sacian o tomar complementos saciantes, la mayoría de los cuales son inútiles.

Muchos autores cuestionan el reclamo de “aumenta la saciedad” o “ayuda a calmar el apetito”, que se adjudica o acompaña a variedad de alimentos por la complejidad del hecho de “sentirse saciado”, un complicado mecanismo fisiológico que atiende a respuestas biológicas, físicas y mentales. Aluden a que el rendimiento que pueda tener un solo alimento en la reducción de la ingesta diaria no es medible, en tanto que no es real, ya que atiende solo a un momento concreto del día. En gran medida, la facultad para perder peso no depende tanto de la saciedad, sino de otros muchos factores externos, entre ellos, el patrón alimentario del individuo en la elección diaria de alimentos o las cantidades que tenga costumbre de comer.

 

{ Comments on this entry are closed }

Una actividad mental y social activa retrasa los síntomas del Alzheimer

Entre las muchas frustraciones que rodean el diagnóstico de Alzheimer, una de las que más preocupan es el hecho de que poco pueden hacer los pacientes, ni los médicos, para detener o tratar la enfermedad. Mientras algunos de los fármacos más prometedores están en desarrollo, los únicos asesoramientos que los médicos ofrecen a los pacientes es que traten de mantenerse mentalmente activos como puedan –por ejemplo con el aprendizaje de nuevas lenguas, lectura, juegos mentales de destreza y, sobre todo, lograr mantener todo lo activamente posible su vida social-. Lo ideal es que la estimulación sea constante, para así lograr mantener las partes sanas del cerebro no afectadas por la enfermedad todo el tiempo tiempo que sea posible. También hay evidencia de que toda una vida repleta de actividad puede acumularse en las llamadas “reservas”, que pueden compensar las funciones del cerebro en las primeras etapas del Alzheimer.

En un informe publicado en la revista Neurology, el Dr. Keith Johnson del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, y sus colegas, revelan que mantenerse mentalmente y socialmente activo puede retrasar la aparición de problemas de memoria y otros síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Así, mientras que los resultados no muestran que la actividad mental puede afectar a la biología de la enfermedad de Alzheimer en modo alguno, sí que puede tener un impacto significativo en los síntomas. “Y eso es enorme”, como confirma el el doctor David Knopman, profesor de neurología, que fue quien revisó el documento y lo recomendó para su publicación. “Si mantener la actividad mental activa se tradujera en un año o dos de retraso de los síntomas en la población, estaríamos ante un avance enorme.”

En el estudio participaron 186 voluntarios sanos con una edad media de 74 años que accedieron a informar de sus actividades cognitivas actuales y anteriores, así como a someterse a un escáner cerebral para medir los niveles de la proteína llamada amiloide, asociada con el Alzheimer y la memoria. El grupo con una mayor actividad intelectual durante su vida no mostró niveles más bajos de la progresión de Alzheimer que los que reportaron menos estimulación cognitiva. Pero sí que fueron capaces de retrasar la aparición de los síntomas, presumiblemente debido a una base intelectual más fuerte, compensada por los efectos de la enfermedad durante un período de tiempo más largo.

“Si dos personas tienen la misma cantidad ante la enfermedad de Alzheimer, y uno de ellos está comprometido con actividades más cognitivamente estimulantes y el otro no, los síntomas de la enfermedad de Alzheimer aparecerían antes en la persona con una menor actividad y estímulo cognitivo “, tal y como confirma Knopman.

Este es uno de los primeros estudios en investigar la conexión de las personas que sanas mediante el uso de técnicas de imagen con tecnología de última generación, para recoger los depósitos de proteínas en el cerebro.

{ Comments on this entry are closed }

Tips y consejos para una Vida Saludable

  • Actualízate de nuevas técnicas constantemente: lee noticias, revistas de nutrición, dietas y actualidad en salud
  • Dieta mediterránea y pirámide nutricional: practíquela comiendo muchas frutas y verduras, ensaladas sanas, legumbres, aceite de oliva, pastas y pescados. No tome con frecuencia: carnes rojas, mantequillas y productos lácteos grasos, reposterías, dulces, etc. De tomar carne, inclínese mejor por carnes blancas (aves, pollo, pavo…..).
  • Comer verdura en abundancia, mejor cruda. Engordan poco y nada, por eso, se pueden incorporar en la cantidad que se quiera. Siempre son preferibles las siguientes: lechuga, tomate, cebolla, espárragos, calabazas y otros vegetales “verdes”.
  • Apoyo, apoyo, apoyo. Es la clave para continuar y mantenerse. En otras palabras, no caiga en las tentaciones que se presentarán en el camino, y en lo cual el grupo de apoyo juega un papel fundamental
  • Practicar ejercicio la mayoría de días de la semana te ayudará a “liberar” el estrés, mientras que también fortaleces tu corazón y quemas calorías. Además, mientras haces ejercicio, tu cuerpo libera unas sustancias llamadas “endorfinas”, que son responsables de darte esa sensación de placer y bienestar luego de que te ejercitas

 

{ Comments on this entry are closed }

¿Es él de los impacientes? Mírelo a los ojos

Las personas menos pacientes cambian el enfoque visual con rapidez, halla un estudio

Las personas con movimientos oculares rápidos tienden a ser menos pacientes y más propensas a tomar decisiones impulsivas, afirma un estudio reciente.

Evaluar el movimiento corporal, lo que incluye la velocidad de los ojos a medida que se enfocan entre una cosa y otra, ayuda a revelar cómo evalúa el cerebro de una persona el paso del tiempo en relación con el valor de una recompensa potencial, comentaron los investigadores de la Universidad de Johns Hopkins.

“Cuando acudo a la farmacia y veo una cola larga, ¿cómo decido cuánto tiempo estoy decidido a esperar?”, planteó en un comunicado de prensa de la universidad la investigadora principal, Reza Shadmehr, profesora de ingeniería biomédica y neurociencia. “Y los que se van y nunca entran en la cola también son los que tienden a hablar y caminar rápido, quizá debido a la forma en que valoran el tiempo en relación con las recompensas”.

Tener una mejor comprensión de cómo las personas evalúan el tiempo cuando toman decisiones podría ayudar a explicar por qué las disfunciones en ciertas áreas del cerebro hacen que la toma de decisiones sea más difícil para las personas con lesiones cerebrales o trastornos neurológicos como la esquizofrenia, señalaron los investigadores.

Para el estudio, que aparece en la edición de esta semana de la revista Journal of Neuroscience, los investigadores condujeron una serie de experimentos con voluntarios y hallaron una correlación potente entre la velocidad del movimiento ocular y la paciencia o impulsividad.

“Parece que las personas que realizan movimientos rápidos, al menos movimientos oculares, tienden a estar menos dispuestas a esperar”, señaló Shadmehr.

“Nuestra hipótesis es que podría haber un vínculo fundamental entre la forma en que el sistema nervioso evalúa el tiempo y la recompensa con el control de los movimientos y la toma de decisiones”, señaló Shadmehr. “Después de todo, la decisión de moverse se ve motivada por un deseo de mejorar la situación propia, que también es un potente factor de motivación en la toma de decisiones más complejas”.

{ Comments on this entry are closed }

Tips y consejos de nutricion

  • Ir a comprar alimentos con hambre puede resultar en una compra impulsiva. Trata de comer antes para que tus antojos no influyan
  • El ejercicio aumentará tu sistema inmunológico, así que asegúrate de hacer ejercicio hoy para proteger a tu cuerpo
  • Comer saludable comienza en el supermercado. Lo que elijas al comprar comida juega un rol clave en lo que comes cada semana.
  • Tomas los hábitos alimenticios de tus amistades. Por lo que rodearte de personas que comen de forma saludable es importante
  • Carbohidratos = energía para tu cuerpo. Come carbohidratos saludables antes de ejercitarte para dar el máximo

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas