Descubren una proteína que ‘engaña’ al corazón para que crea que haces ejercicioDescubren una proteína que ‘engaña’ al corazón para que crea que haces ejercicio

La cardiotrofina-1 favorece el crecimiento sano de los tejidos y el bombeo de la sangre, reduciendo el riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca.

muyinteresante.es

El crecimiento del músculo cardíaco, un evento comúnmente conocido como hipertrofia cardíaca, es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo. Se produce cuando el corazón es incapaz de bombear sangre normalmente y, como método adaptativo, crece de manera disfuncional dañando parte del tejido.

La hipertrofia es normalmente una adaptación perjudicial, generalmente irreversible, y suele conducir a una insuficiencia cardíaca.

Pero ahora un grupo de investigadores ha descubierto una proteína que es capaz de hacer crecer al corazón de manera sana, de forma distinta a cuando lo hace en una hipertrofia patológica. ¿Cómo? Haciéndole creer al corazón que el cuerpo se está ejercitando. La proteína se denomina cardiotrofina-1 (CT-1), y es capaz de “engañar” al corazón para que actúe como si estuviera haciendo ejercicio. Así se favorece el crecimiento sano de sus tejidos y el bombeo de la sangre, evitando que estos crezcan de manera disfuncional, y reduciendo la probabilidad de que se produzca una insuficiencia.

“Descubrimos que CT-1 provoca el crecimiento de los músculos de forma más sana y estimula el crecimiento de los vasos sanguíneos en el corazón. Esto incrementa la habilidad del corazón para bombear sangre, tal y como se vería durante el ejercicio o el embarazo”, según el autor principal del estudio, Lynn Megeney.

La ciencia ya había demostrado con anterioridad que tanto el embarazo como el ejercicio de resistencia son dos circunstancias en las que se produce esta forma sana de crecimiento de órganos, a diferencia del crecimiento disfuncional de la hipertrofia patológica, que daña los tejidos del órgano. Cuando esta se produce, la masa muscular del corazón aumenta, pero no se produce una mejora correspondiente en su función de bombear sangre, convirtiendo este proceso en inadaptativo.

Gracias a la proteína CT-1, el cuerpo responde de la misma manera que bajo la influencia de estos procesos orgánicos, el ejercicio físico intenso y el embarazo.

“Esta terapia experimental es muy emocionante, porque parece prometedora para el tratamiento de insuficiencia cardiaca tanto en el lado izquierdo como en el derecho del corazón”, afirma el cardiólogo y coautor del estudio Duncan Stewart.

Tal como se detalla en el estudio, quedó demostrado que la proteína CT1 humana se compromete con una forma completamente reversible de crecimiento miocárdico, y que atenúa la patología y la pérdida de función en un modelo agresivo de insuficiencia cardíaca. A su vez, promueve el crecimiento de cardiomiocitos, en parte, mediante la activación limitada de una señal de hipertrofia, que de otro modo sería patológica. Además, esta proteína se relaciona con una señal de crecimiento vascular derivada de cardiomiocitos para asegurar que el modesto crecimiento del músculo cardíaco coincida también con la formación de vasos sanguíneos nuevos, un proceso llamado angiogénesis.

No obstante, aún es necesario obtener las patentes necesarias para poder tratar enfermedades cardiacas con esta proteína, y poder probar su eficacia antes de lanzar un producto al mercado. Por ello, en la actualidad, el único tratamiento para tratar la afección en el lado derecho del corazón es a través de un trasplante.

{ Comments on this entry are closed }

¿La obesidad de los papás podría aumentar el riesgo de autismo de los niños?

Un estudio halla un ligero aumento relacionado con el peso de los padres, no de las madres

Los niños con papás obesos, pero cuyas madres no son obesas, podrían tener un riesgo ligeramente más alto de autismo que los niños con papás más delgados, según sugiere un estudio reciente de gran tamaño.

Los investigadores descubrieron que de los casi 93,000 niños noruegos a los que realizaron un seguimiento, los que tenían papás obesos al nacer tenían el doble de riesgo de ser autistas. Pero las probabilidades seguían siendo pequeñas: se diagnosticó autismo a un poco menos del 0.3 por ciento, frente al 0.14 por ciento de los niños con papás con un peso normal.

Los hallazgos, publicados en línea el 7 de abril en la revista Pediatrics, son los primeros que relacionan la obesidad de los papás con el riesgo de autismo. Y los expertos hicieron hincapié en que no está claro que el exceso de peso de los papás, por sí mismo, provoque el aumento.

Una posibilidad es que haya una asociación “indirecta”, afirmó el investigador principal, el Dr. Pal Suren, del Instituto Noruego de Salud Pública en Oslo.

Ciertas variaciones genéticas, por ejemplo, podrían estar relacionadas con riesgos más altos de obesidad y de autismo, explicó Suren. O, dijo, los hombres obesos podrían ser más propensos a ciertas exposiciones ambientales que contribuyen al riesgo de autismo.

Por otra parte, comentó Suren, es posible que la obesidad de los papás tenga un efecto directo, al alterar la calidad del esperma, por ejemplo. Pero, por ahora, todo es especulación.

Lo que fue sorprendente, dijeron los investigadores, es que la obesidad de las madres no estuviera relacionada con un aumento del riesgo de autismo. Alguna investigación anterior ha señalado tal conexión.

Pero en este estudio, cualquier vínculo entre el peso de las mamás y el riesgo del trastorno del desarrollo despareció una vez tomaron en cuenta el peso de los papás.

Esto ofrece pistas de que el peso de los papás podría ser realmente más importante, aunque no está claro por qué, dijo Suren. Se necesitan muchas más investigaciones para comprender qué sucede, comentó.

“Sin duda sería beneficioso el que se replicaran nuestros análisis en estudios de población en otros países, para ver si la asociación es generalizable a otras poblaciones”, dijo Suren.

Un experto en autismo que revisó el estudio se mostró de acuerdo. Y si se confirma el vínculo, “entonces es necesario comprender por qué existe esta asociación”, dijo el Dr. Andrew Adesman, jefe de pediatría del desarrollo y conductual del Centro Médico Pediátrico Steven and Alexandra Cohen de Nueva York.

De momento, Adesman enfatizó que el riesgo vinculado a la obesidad de los papás era pequeño.

De los casi 93,000 niños a los que se realizó un seguimiento durante un promedio de hasta los 7 años edad, a 419 se les diagnosticó un trastorno del espectro autista. Esa cifra incluyó a 25 niños con un trastorno autista con papás obesos.

“De modo que la mayoría de los casos de autismo no estaban relacionados con la obesidad parental”, dijo Adesman. Además, añadió, “más del 99.5 por ciento de los niños con papás obesos no tenían autismo. Eso es esperanzador”.

Aun así, dijo Adesman, incluso si la obesidad de los papás tuviera solo un pequeño impacto en el riesgo de autismo, seguiría siendo preocupante a nivel de población general, ya que la obesidad se ha vuelto muy habitual en todo el mundo.

Según las últimas cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., a aproximadamente uno de cada 68 niños estadounidenses les han diagnosticado un trastorno del espectro autista. El término se refiere a un grupo de trastornos del desarrollo que, en distinto grado, alteran la capacidad de las personas de comunicarse y socializar con los demás.

Nadie sabe cuáles son las causas exactas del autismo, pero los expertos están de acuerdo en general en que se trata de una combinación compleja de vulnerabilidad genética y exposición ambiental.

Los investigadores han conseguido encontrar unos pocos centenares de genes que están vinculados con el riesgo de autismo. Todavía no hay responsables ambientales definitivos, pero hay estudios que han sugerido que ciertos factores durante el embarazo podrían ser importantes, como la exposición de las madres al aire contaminado, la ingesta baja de folato (una vitamina B) y las infecciones virales.

 

{ Comments on this entry are closed }

Parkinson: algo más que un trastorno de movimiento

En 1997 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 11 de abril el Día Mundial del Parkinson en coincidencia con el aniversario del nacimiento de James Parkinson, neurólogo británico quien en 1817 describió la “Parálisis Agitante”, conocida actualmente como Enfermedad de Parkinson (EP). Desde entonces, el conocimiento sobre esta patología ha crecido enormemente. Hoy en día se reconoce que además de los síntomas motores como rigidez, lentitud en los movimientos y temblor, las personas afectadas pueden presentar manifestaciones denominadas no motoras. En nuestro país, si bien no existe un registro oficial, se estima que unas 70 mil personas la padecen.

Sobre las manifestaciones no vinculadas al movimiento, la doctora Emilia Gatto, Jefa del Departamento de Enfermedades de Parkinson y Trastornos del Movimiento de INEBA explicó que “pueden evidenciarse como alteraciones en el sueño, humor, olfato, cognición, el tracto digestivo y urinario, entre otras, y podrían presentarse incluso muchos años antes de la aparición de los síntomas motores, que aún continúan siendo los de mayor relevancia al momento del diagnóstico”.

El avance en la investigación genética permitió identificar variantes de lo que hoy denominamos EP,  muchas de ellas con características particulares en relación a algunos síntomas, como la edad de inicio, el patrón de herencia y la velocidad de progresión de la enfermedad. Asimismo, bajo el nombre de Enfermedad de Parkinson también se incluyeron otras afectaciones de la esfera cognitiva.

Toda la información de la que actualmente se dispone, plantea la necesidad de redefinir qué se considera como EP y diferenciarla de otros cuadros como los parkinsonismos, que designan a enfermedades que inicialmente tienen síntomas similares, pero que revisten una respuesta al tratamiento y evolución diferentes. Un primer desafío al que se enfrentan los especialistas es poder identificar un marcador de la enfermedad que permita con certeza y seguridad diagnosticarla.

En la actualidad se están investigando muchos potenciales marcadores que incluyen parámetros biológicos (en sangre, líquido cefalorraquídeo, saliva), marcadores en muestras de tejidos y marcadores por imágenes como resonancias o tomografía por emisión de positrones-PET.

“Es fundamental considerar no solo los aspectos genéticos sino también aquellos aspectos ambientales que puedan influir en el desarrollo de la EP. Por ejemplo, se conoce que el consumo de café reduce el riesgo de desarrollar EP; se menciona también que el consumo de té verde en poblaciones orientales tendría el mismo efecto”, agregó la doctora Gatto. La actividad física, incluyendo entre otras actividades la práctica del tango y el tai-chi, contribuye a mejor la calidad de vida de los pacientes con EP.

Novedades terapéuticas

La multiplicidad de síntomas y áreas involucradas requerirían tratamientos farmacológicos no limitados a la restitución de dopamina. En este aspecto, nuevos abordajes terapéuticos están siendo evaluados. Esto incluye acciones sobre otros neurotransmisores como la adenosina, el glutamato y la acetilcolina. Otras estrategias, como la estimulación cerebral profunda, ya demostraron ser útiles para paliar los síntomas de la EP.

La terapia génica es un nuevo y prometedor aporte en el tratamiento de la EP, en efecto recientemente se han publicado datos que demuestran que la incorporación de genes que puedan favorecer la formación de dopamina podrían ser seguros y bien tolerados en pacientes en estados avanzados.

Finalmente el implante celular continúa siendo una alternativa a investigar, encontrándose hoy en etapa preliminar. En los últimos años, gracias la posibilidad de desarrollar en el laboratorio células de la mayoría de los tejidos a partir de células derivadas de un individuo (células iPS) se espera que permita en un futuro comprender mejor los mecanismos involucrados en la EP, alumbrando nuevas posibilidades terapéuticas.

 

{ Comments on this entry are closed }

Dieta nutricional, base de salud en el adulto mayor

Oaxaca de Juárez.- La edad avanzada puede comprometer el estado de salud ante ello muchas veces es necesario reorientar el estilo de vida del adulto mayor, pues durante el envejecimiento se producen cambios corporales (aumento de masa grasa, disminución de masa magra), aparecen alteraciones metabólicas y alimentarias que coexisten con enfermedades crónicas y agudas, advierte el área médica de la delegación en Oaxaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Durante esta etapa, el apetito así como la cantidad de alimentos ingeridos tiende a declinar debido a la ingesta de comidas con bajo valor nutrimental o energético (caldos, atole de agua, verduras muy cocidas), por lo que se debe tener especial cuidado en proporcionar una dieta que sea atractiva y contenga todos los nutrientes, explicó la coordinadora delegacional de Nutrición y Dietética, Rocío Guadalupe Espinoza Castro.

Entre las recomendaciones generales a seguir para una buena alimentación destaca el evitar alimentos con pocos nutrientes como azúcar de mesa y harinas refinadas, el exceso de hidratos de carbono simples pues pueden producir hiperglucemia; incluir multivitaminas, calcio, vitaminas D, B y ácido fólico; promover una dieta con alimentos naturales; así como promover el ejercicio regular para conservar y favorecer el incremento de la masa muscular y estimular el apetito.

La nutrióloga del IMSS destacó que las enfermedades crónico degenerativas (obesidad, padecimientos del corazón; hipertensión arterial, gota, diabetes y osteoporosis) están relacionadas con una alimentación desequilibrada y la falta de actividad física, sin embargo existen alternativas para cada caso como las dietas de reducción, bajas en colesterol y azúcares, las ricas en fibra y agua, las bajas en sal así como las bajas en purinas y visceras.

Por su parte el encargado de la Coordinación de Información y Análisis Estratégico del IMSS, Antonio Cerero Gudiño, explicó que las Unidades de Medicina Familiar ubicadas en las poblaciones de Cuicatlán, Tamazulapan del Espíritu Santo, Puerto Escondido, Pochutla, Etla y Huitzo son las que reportan un mayor número de adultos mayores con desnutrición.

Ante ello recalcó la importancia de que los adultos mayores incorporen dietas saludables para así revertir o retrasar muchos de los cambios asociados al proceso de envejecimiento, asegurando de este modo que muchos de ellos puedan continuar viviendo de forma independiente y disfrutando de una buena calidad de vida que les permita compartir activamente dentro de la familia y de la comunidad.

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Tips para una Vida Saludable

  • El jugo de tomate es rico en licopeno, un antioxidante natural que puede ayudar proteger la piel contra los rayos del sol
  • Grasas buenas. Consume un poco de grasas buenas Omega 3 todos los días comiendo salmón, macarela, sardinas o tomando un suplemento de aceite de linaza o de pescado
  • Mastique los vegetales más tiempo. Esto aumenta la cantidad  de químicos anticancerígenos liberados en el cuerpo, según dice el Institute of Food Research. El masticar libera sinigrina. Y cuanto menos se cocinen, mejor efecto preventivo tienen
  • Consejos para pasarla bien y alargar la vida: Comer chocolate. Dos barras por semana extienden un año la vida. El amargo es fuente de hierro, magnesio y potasio. Pensar positivamente: La gente optimista puede vivir hasta 12 años más que los negativos, que además se agarran gripes y resfríos  más fácilmente
  • Juntos es mejor. Consumir alimentos ricos en vitamina C (cítricos, pimientos) con alimentos que contienen hierro (carnes rojas) aumenta la absorción de este mineral

 

{ Comments on this entry are closed }

 Decálogo contra el insomnio de las noches de verano

  • La falta de descanso puede provocar déficit de memoria, somnolencia diurna y alteraciones de conducta y afectivas
  • Las elevadas temperaturas hacen que aumenten los trastornos del sueño

En verano los días se alargan y las noches se acortan. El sueño también, y puede que se acorte tanto y sea tan superficial, intermitente y vulnerable a los factores ambientales que acompañan a estos meses que se produzcan patologías a largo plazo.

El calor, con temperaturas que alcanzan los 38 grados y que han hecho saltar la alerta amarilla estos días en la provincia; el aumento de la ingesta de alcohol y comida que suele acompañar a las vacaciones, y hábitos al parecer poco recomendables, como largas siestas, son algunos de los factores que hacen que durante el verano se incrementen y se agraven los trastornos relacionados con el sueño y muy especialmente el insomnio.

Así lo advierten expertos de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Málaga, que cuenta con un equipo científico-técnico de especialistas en alteraciones, diagnósticos y tratamiento de los trastornos relacionados con el sueño, tanto en niños como en adultos y que han elaborado un decálogo de medidas preventivas que ayuden a prestar atención a todos aquellos factores que pueden impedir el descanso adecuado en esta temporada del año.

Relajación muscular

Según el jefe de Servicio de Neurofisiología de Hospital Quirón, Daniel González, a medida que aumenta la temperatura en el ambiente la duración de los ciclos de sueño es más corta: «Aumentará el número de despertares durante la noche, con lo que se reducirían los episodios de relajación muscular profunda, muy importante para la recuperación del cuerpo y de nuestro cerebro».

El especialista añade que los trastornos del sueño relacionados con el ambiente aumentan con la edad. Así, en el caso de personas mayores la temperatura desencadena una prolongación de la fase de inicio del sueño. El jefe de Servicio de Neurofisiología explica el motivo: «A mayor edad, menor capacidad para mantener uniforme la temperatura del cuerpo».

La falta de descanso derivada de un trastorno del sueño puede acarrear patologías tales como deficiencias en la memoria, somnolencia diurna, alteraciones conductuales e incluso afectivas.

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto que, para un descanso óptimo, es preciso dormir entre siete y ocho horas, preferentemente entre las once de la noche y las siete de la mañana. El cuanto a la postura, el descanso es mejor si se duerme girado, preferentemente sobre el lado derecho para proteger el corazón; pero no hay nada definitivo.

CONSEJO DE LOS ESPECIALISTAS

  1. El consumo de alcohol y tabaco suele incrementarse en épocas estivales y perjudica altamente la conciliación del sueño.
  2. Bebiendo mucho líquido la temperatura corporal desciende en mayor medida.
  3. No acostarse hasta dos horas después de haber cenado.
  4. La temperatura de la habitación debe estar entre 18 y 25 grados.
  5. Si, una vez despertado no se concilia el sueño en 15 o 20 minutos, se debe abandonar la cama, para volver cuando entre el sueño.
  6. Evitar la siesta y en caso de llevarse a cabo, que no dure más de 15 minutos.
  7. Realizar ejercicio suave durante una hora al día.
  8. Reducir el tiempo de permanencia en la cama.
  9. Evitar bebidas con cafeína en horas de tarde. Alteran el sueño incluso en personas que no lo perciben.
  10. Eliminar elementos de distracción de la habitación, como la radio o la tv.

 

{ Comments on this entry are closed }

.
Esclerosis afecta más a mujeres jóvenes

Dicha enfermedad afecta a más de 2.5 millones de pacientes en el mundo, y en el país se ha diagnosticado a más de 20 mil enfermos

La neuróloga Patricia González informó que la esclerosis múltiple afecta a más de 2.5 millones de pacientes en el mundo, y en el país se ha diagnosticado a más de 20 mil enfermos, por lo que se considera la primera causa de discapacidad no traumática en adultos jóvenes.

La especialista del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía de la Secretaría de Salud (Ssa) precisó en entrevista que este padecimiento afecta sobre todo a las mujeres entre los 20 y 40 años de edad.

La Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente representa 80 por ciento de casos de esclerosis múltiple, con síntomas como adormecimiento de extremidades, problemas para caminar, fatiga y alteraciones en el equilibrio.

También genera rigidez muscular, alteraciones en la visión, cansancio extremo, alteraciones en la memoria y la concentración, entre otros síntomas que deben alertar.

‘La enfermedad afecta en mayor proporción a las mujeres a razón de dos por cada hombre, quienes generalmente se encuentran en etapas productivas de su vida desde la segunda y hasta la cuarta década de vida, con mayor pico hacia los 30 años de edad’, expuso.

La doctora González resaltó que la calidad de vida y capacidad productiva de los pacientes es seriamente impactada por esa enfermedad.

Informó que los mas de 20 mil pacientes que se tienen diagnosticados en México, se beneficiarán al contar con nuevos medicamentos, ya que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó el registro del fingolimod, que en unos meses traerá al país una farmacéutica de origen suizo.

La neuróloga indicó que la importancia de este nuevo medicamento es que es suministrado por la vía oral, ya que hasta ahora los tratamientos sólo son inyectados.

Los tratamientos para la esclerosis múltiple son suministrados por vías intramuscular, subcutánea o intravenosa, es decir, todos son inyectables y con esta nueva alternativa oral para la esclerosis múltiple, los pacientes contarán con un medicamento seguro que ya fue aprobado por las agencias regulatorias de Estados Unidos y Europa.

Este mal, que es definido como autoinmune del sistema nervioso central, crónico, progresivo y generalmente discapacitante, afecta a más de 2.5 millones de pacientes en todo el mundo, reiteró.

González informó que los estudios científicos no han permitido identificar el origen del padecimiento, pero se sabe que en estado normal existe una barrera entre el sistema nervioso central y la sangre, llamada barrera hemato-encefálica, y en el caso de un paciente con esclerosis múltiple esa barrera no funciona de forma adecuada.

Explicó que de esta manera lo que sucede es que las células llamadas ‘T’, generadas por el sistema inmune, cruzan la barrera hemato-encefálica y atacan la mielina, que es un aislante que recubre tanto células nerviosas como la médula espinal y acelera la conducción o el impulso nervioso.

Esta situación podría semejarse como cuando se pela un cable y fluye por los alambres energía que no es conducida a donde corresponde.

Por ello es que provoca grave discapacidad, pues los impactos nerviosos se descontrolan al grado de afectar extremidades y funciones importantes como cerebrales, cardiacas, motoras y de respiración, indicó.

De acuerdo con información de la farmacéutica suiza, el fingolimod ha demostrado tener una eficacia superior a las terapias de primera línea, con una disminución de 52 por ciento en las recaídas, reducción en la progresión de la incapacidad física del paciente y menor número de lesiones cerebrales, además de ser el primer tratamiento oral.

eluniversal.com.mx

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Las alteraciones del sueño durante el embarazo pueden ser peligrosas

La Dra. Lisa Shives es fundadora de la clínica de sueño Northshore Sleep Medicine en Evaston, Illinois.

La falta de sueño es una de las quejas más comunes durante el embarazo, a tal grado que muchas mujeres, e incluso médicos, consideran esta situación una parte normal de la maternidad.

Aunque es cierto que el embarazo tiene un impacto significativo en la cantidad y calidad del sueño, muchos de los problemas de sueño que surgen durante éste pueden ser tratados o mejorados.

Es común que las mujeres sientan mucho sueño y fatiga en el primer trimestre, que se supone se debe al aumento de los niveles de progesterona, que se sabe puede tener un efecto hipnótico.

Los niveles de progesterona continúan a la alza durante en el embarazo, aunque en el segundo trimestre la mayoría de las mujeres dicen sentirse más alertas durante el día y sienten que su calidad de sueño mejoró en comparación con el primer trimestre.

El tercer trimestre ofrece una gran cantidad de problemas que están conectados al aumento de la circunferencia. Durante los últimos meses, las mujeres suelen experimentar falta de aliento y reflujo porque su diafragma está elevado, presionando pulmones y estómago. También deben orinar más durante la noche, situaciones que afectan el sueño.

Estos son conflictos normales durante el embarazo, pero hay otros problemas de sueño que sí podrían ser un desorden y pueden ser tratados.

Existen muchos factores que aumentan las posibilidades de apnea de sueño en mujeres embarazadas.

La apnea es la interrupción completa del flujo nasobucal, lo que provoca que la persona haga pausas en la respiración.

No todo gira en torno al aumento de peso, aunque la obesidad pre-gestacional aumenta significativamente el riesgo de padecer apnea obstructiva de sueño, pues un estudio concluyó que cerca del 40% de las pacientes obesas y embarazadas desarrollaron apnea obstructiva en el tercer trimestre.

Los cambios hormonales en el embarazo crean el escenario perfecto para la apnea obstructiva de sueño. Mientras que la progesterona aumenta la inflamación en los tejidos de la garganta, el estrógeno relaja los vasos sanguíneos, lo que propicia una mayor inflamación. Incluso se libera una hormona sólo durante el embarazo, llamada relaxina, y como muestra su nombre, relaja los músculos.

La apnea de sueño sin tratamiento durante el embarazo ha sido asociada al aumento del riesgo de padecer presión sanguínea alta, preeclampsia y bajo peso en el recién nacido, así como malos resultados en la prueba de APGAR (que evalúa la salud de recién nacidos).

Un estudio interesante publicó que el movimiento fetal en las mujeres que tenían apnea obstructiva del sueño disminuyó 50% durante el sueño no-REM y en 65% durante el sueño REM (etapa del sueño donde hay relajación muscular casi total). Los movimientos fetales aumentaron significativamente cuando la respiración de las mujeres se normalizaba con una máquina de ventilación a presión.

Algunos estudios sugieren que la apnea obstructiva sin tratamiento en una madre pone al niño en riesgo cardiovascular y metabólico. Se necesita una mayor investigación sobre la prevalencia de la apnea obstructiva en mujeres embarazadas y sobre las consecuencias que podría tener para ellas y sus hijos.

Por ahora, las mujeres con factores de riesgo de apnea obstructiva de sueño gestacional deberían relizarse una prueba de sueño. Entre los factores de riesgo se encuentran la obesidad pregestacional, aumento excesivo de peso durante el embarazo, cuello largo, garganta pequeña, ronquidos, fatiga y sueño durante el día, alta presión sanguínea y desarrollo de preeclampsia.

La apnea obstructiva de sueño es uno de los pocos desórdenes que, si se diagnostican en mujeres embarazadas, pueden aprovechar tratamientos seguros para ellas y para el bebé. Dos terapias principales, el CPAP y las terapias orales, son sin medicamentos y seguras en el embarazo. Dado que la apnea obstructiva de sueño gestacional se resuelve por sí sola después del nacimiento del bebé, la mayoría de las mujeres no quieren gastar miles de dólares en tratamientos.

El CPAP, la terapia más veloz para cualquiera con este padecimiento, es quizás el mejor tratamiento para la apnea obstructiva de sueño durante el embarazo. La terapia puede comenzar justo después de que se interprete la prueba de sueño y la máquina puede ser regresada en caso de que la apnea obstructiva de sueño de las mujeres se resuelva después del parto.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas