Tenemos las claves (y los tratamientos) que te ayudarán a combatir las manchas de tu piel

by salud on 12/10/2017

in Estetica y Cuidado Personal,Piel,Salud

Tenemos las claves (y los tratamientos) que te ayudarán a combatir las manchas de tu piel

Tenemos las claves (y los tratamientos) que te ayudarán a combatir las manchas de tu piel

¿Funcionan los remedios caseros? ¿Qué tipo de ‘peeling’ funciona? Hemos consultado con expertos para ver el plan de acción que tienes que seguir frente a estas marcas

hola.com

Plan antimanchas en acción. El otoño es una de las épocas del año en la que, tras los excesos del sol, nos ponemos manos a la obra para intentar mitigar sus ‘daños colaterales’ que muchas veces se presentan en forma de manchas. Tienes ante ti una amplia oferta de tratamientos, ¿no sabes por dónde empezar? Vamos a intentar echarte una mano para que sepas por dónde empezar para afrontar este problema tan habitual.

Protección solar, tratamientos despigmentantes… Ocho claves para prevenirlas y tratarlas

1. El sol es el principal responsable de las alteraciones de la pigmentación. Por eso, el primer paso para evitar su aparición es aplicarnos un filtro solar de alta protección, cada dos horas de exposición solar.

2. Junto con las radiaciones solares, también influyen otros factores en la aparición de hiperpigmentaciones. “La predisposición genética también juega un papel determinante, además de las alteraciones hormonales, especialmente durante los embarazos y la menopausia, sin olvidar la ingesta de medicamentos fotosensibilizantes” explica la Dra. María Calvo, dermatóloga de Clínica Bioláser La Moraleja.

3. Existen distintos tipos de manchas según su origen y los factores implicados en su aparición. Esta es la razón por la que es importante acudir a un dermatólogo para que las diagnostique y prescriba un tratamiento personalizado.

4. ¿Y si ya han aparecido? Si vemos que son oscuras, y más definidas, es probable que se trate de un léntigo solar. Entonces es preferible acudir al dermatólogo. Aunque hay tratamientos tópicos, ahorraremos tiempo y dinero si en una o dos sesiones el dermatólogo las elimina. Tienen su origen en quemaduras solares previas, probablemente producidas durante la infancia o adolescencia. Son las manchas solares más frecuentes, que se manifiestan como “pecas” más grandes, que confluyen unas con otras y que van aumentando en cantidad, tamaño y color con el tiempo. “El pigmento se localiza en capas de la piel muy superficiales y se eliminan fácilmente con láser”, afirma la Dra. Calvo.

5. Sin embargo, muchas veces, aparecen manchas más claras y difusas, son los melasmas, que suelen aparecer en el mismo sitio, muchas veces cada año, son muy diferenciables. Con este tipo de manchas, para eliminarlas, lo básico es la paciencia y la constancia. Se trata de una mancha de origen hormonal (embarazo, anticonceptivos orales). Tiene una distribución más profunda y mas difusa, sobre todo en mejillas y labio superior. “Al ser más profunda, resulta algo más difícil de eliminar con láseres y prefiero aplicar peelings despigmentantes”, recomienda esta dermatóloga.

6. Es conveniente aplicar sérum o cremas despigmentantes diariamente, dependiendo lo antiguas que sean, entre uno y tres meses seguidos. Es probable, dependiendo del tipo de crema que vayamos a usar, que se irrite algo la piel. Si se irrita demasiado, es preferible detener el tratamiento y volver a empezar cuando la piel esté mejor y reparada.

7. Esta irritación nos indica que es importantísimo que no nos dé el sol cuando estamos en medio de un tratamiento. Los tratamientos despigmentantes han de aplicarse con la piel limpia y, además, justo después de limpiarla, no después de las cremas hidratantes. Si es muy potente, Meritxell Martí nos aconseja usarla durante la noche, y durante el día una crema hidratante con color y filtro solar.

8. Hay otro caso, menos conocido, que recibe el nombre de hiperpigmentación postinflamatoria, una causa muy frecuente de mancha solar en verano. Aparecen como consecuencia de procesos inflamatorios en la piel como heridas, dermatitis, quemadura, lesiones de acné o traumatismo postdepilación con cera o láser, etc, cuando se exponen al sol, lo que
provoca un aumento de la producción de melanina y, como consecuencia, la aparición de este tipo de manchas. Su color varía de rosa a rojo, a pardas o negras, en función del tono cutáneo y la profundidad del cambio de color, con bordes difusos, que aparecen en la zona donde ha habido inflamación previa. “Durante la exposición solar, es fundamental protegerlas con sticks minerales específicos, algunos de ellos también llevan tratamiento despigmentante incluido”, alerta esta experta.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas