Un joven con epilepsia crea una ‘app’ para Apple Watch que avisa en caso de ataque

by salud on 26/06/2015

in Epilepsia,Neurologia,Salud

 

 

Un joven con epilepsia crea una ‘app’ para Apple Watch que avisa en caso de ataque

SeizAlarm permite que el usuario pida ayuda si cree que está a punto de sufrir un episodio epiléptico. Por desgracia, Apple no permite de momento que la aplicación pueda detectar los ataques sola'app' para Apple Watch que avisa en caso de ataque

elconfidencial.com

A Greg Pabst le diagnosticaron epilepsia en 2006. Desde entonces ha tenido auras (sensaciones que preceden a un ataque fuerte, aunque no siempre acaben así) cada semana. Este joven de 38 años deseaba que hubiera alguna forma de avisar a alguien si comenzaba a sufrir uno de estos episodios. Su neurólogo le explicó que sería cuestión de tiempo que alguien desarrollara algo así para el Apple Watch, y Pabst decidió que para qué esperar si podía hacerlo él.

Así nació SeizAlarm, una app para el wearable de Apple que avisa ante este tipo de crisis. “He tenido epilepsia desde hace 9 años y quería encontrar una forma de que aquellos que sufren este tipo de ataques pudieran pedir ayuda”, explica a Teknautas Pabst. La utilidad de un sistema así es evidente, ya que sólo en España existen más de 270.000 personas que conviven con esta enfermedad, según el estudio Epiberia.

Tras investigar un poco, el joven descubrió que existían servicios similares para otras plataformas, pero ninguno para los dispositivos de la manzana. De hecho la mayoría requería comprar una pieza de hardware, como el reloj Embrace financiado recientemente en Indiegogo. Pabst no quería que la gente tuviera que adquirir gadgets adicionales, especialmente cuando se puede tener uno multitarea. Dicho y hecho: este desarrollador web diseñó la aplicación, mientras que un amigo desarrollador de apps se encargaba del resto. Tres meses después SeizAlarm se convertía en la primera app de este estilo compatible con el Apple Watch.

La aplicación permite hacer una solicitud de ayuda inmediata o con retraso. Este último tipo de petición es la más útil para pacientes como Pabst, que reciben avisos por parte de su organismo cada semana, aunque luego estos no se traduzcan en un verdadero ataque. Según el joven, “sólo se pide ayuda cuando se cumple un plazo de tiempo de entre 45 y 60 segundos, a menos que el usuario cancele antes. Si por el contrario este deja de responder por culpa de las convulsiones, puede tener la tranquilidad de que alguien llegará para socorrerle”. Y si al final todo queda en un susto, no hay más que darle al botón de cancelar.

SeizAlarm aprovecha la condición wearable del Apple Watch, su accesibilidad (ni siquiera hay que sacarlo del bolsillo) y sobre todo su GPS. Gracias a él es posible llegar hasta el paciente, ya que los contactos de emergencia guardados en la app recibirán, junto con el aviso, las coordenadas del paciente.

En cuanto al medio de contacto, existen tres: llamada, mensaje de texto y email. Pabst aclara que fuera de Norteamérica sólo funciona la opción del correo electrónico, pero que en el futuro esperan ofrecer todos los servicios internacionalmente. Además, aunque la aplicación es actualmente gratuita, el objetivo final es cobrar una tasa “justa” al mes por ella: mientras que los usuarios gratuitos podrán seguir registrando sus ataques, sólo los que paguen podrán enviar las peticiones de ayuda.

Detectar los ataques, con la venia de Apple

De momento la app sirve para pedir ayuda, pero ¿podría detectar un ataque por sí misma? Si se aprovechara el acelerómetro del smartwatch para ello, la utilidad de SeizAlarm sin duda se multiplicaría. Por desgracia, esto es de momento imposible: “Apple no permite que los desarrolladores accedan al sensor de movimiento, aunque sabemos que eso va a cambiar en el futuro”. Esta función, que se emplea por ejemplo para contar pasos, podría detectar sin problemas los espasmos propios de un ataque para que la aplicación avisara por sí sola.

Apple ya ha anunciado que los desarrolladores podrán hacer uso del acelerómetro en sus apps tras la actualización de este otoño (Watch OS 2), pero Pabst no esperó a que otra persona creara algo como SeizAlarm y tampoco va a hacerlo en este caso. El joven ha encontrado una solución intermedia, en la que ya trabaja: detectar los ataques a través del sensor de movimiento del iPhone. “No será tan preciso como el reloj, ya que el smartphone no se mueve tanto en un bolsillo comparado con los brazos, aunque soluciona este problema y permite que aquellas personas sin Apple Watch también puedan utilizar la aplicación.

Según Pabst, la gran meta ahora es lograr que su app pueda funcionar en segundo plano y monitorizar el movimiento durante el sueño. De esta forma sería también útil en caso de ataque nocturno, cuando el usuario no es capaz de prever el ataque y avisar con antelación.

SeizAlarm funciona en Apple Watch y en iPhone, pero Pabst adelanta que pretende llevar su aplicación a Android y probablemente a Windows Phone. Eso sí, primero quiere perfeccionarla en el smartwatch de los de Cupertino antes de dar el salto. Gracias a esta app, muchos usuarios tienen ahora un motivo más para hacerse con este dispositivo.

 

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas